Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Estreno de la sexta temporada de Juego de Tronos

Mariabella
Seriesadictos.com

Juego de Tronos emitió ayer noche The Red Woman, primer episodio de la sexta temporada que en España hemos podido ver en plena madrugada (hoy se repetirá en horario de prime time en Canal + Series), de modo que por fin sabemos qué ha pasado con los personajes que en el final de la quinta temporada quedaron en diversas situaciones, algunas más dramáticas que otras.

Nos queda claro que Juego de Tronos no es una serie ligera, pero sí es cierto que ante la costumbre de arranques de temporada que servían para plantar las “semillas” de lo que luego se iría desarrollando, el arranque de la sexta ha sido, como digo, una especie de continuación a donde se quedó todo hace diez meses, de modo que los fans no podrán sentirse defraudados, teniendo en cuenta grandes revelaciones, como una que afecta al personaje de Melisandre que nos ha dejado con la boca abierta.

Ya está aquí la sexta temporada

Nos tenemos que ir al final del episodio para descubrir que la Bruja Roja no es protagonista del título del episodio porque vaya a resucitar a Jon Snow (que está muerto y bien muerto), sino por la revelación de cómo es en realidad cuando se quita su collar de rubíes, que es el elemento que le proporciona sus poderes. Impactante y sobre todo, misterioso, tanto que ya no volveremos a ver al personaje de la misma manera nunca más.

Por otro lado, el episodio, como digo, se ha basado en ir narrando una a una la resolución al estado de los personajes tras el increíble final de la quinta temporada de modo que hemos visto como Sansa y Theon lograban escapar pero además se han encontrado con Brienne, de la que Sansa ha aceptado por fin sus servicios. En cuanto a la gran duda del episodio, Jon Snow, repito que el personaje está muerto y de hecho solo hemos podido ver como Ser Davos no dudaba en ir a por el cadáver y protegerlo de la amenaza de Ser Alliser Thorne.

Jaime Lannister, por su parte, llega a Desembarco del Rey y quizás su llegada sea la que nos ha permitido ver una escena en la que muchos fans habrán tenido sentimientos encontrados. Su reencuentro con Cersei, su hermana y amante, ha servido para que hablen de sus hijos muertos y para que ella, un personaje odiado por muchos, se muestre más vulnerable y derrotada que nunca, algo que ya veremos si le durará mucho o como se avanza para el próximo episodio le llevará a tomar algunas decisiones drásticas.

Por otro lado, ha sido precisamente en Desembarco del Rey donde hemos visto que se han producido las muertes de este episodio. No olvidemos que estamos en Juego de Tronos, y que la muerte es aquí un personaje recurrente. En esta ocasión, Doran Martell  y su hijo Trystane  han muerto debido al golpe de estado que ha perpetrado Ellaria Sand junto a las Serpientes de arena.Trystane ha muerto cuando una de las serpientes le ha atravesado la cabeza con una daga, mientras que Ellaria asesinó al rey de Dorne y no solo eso, sino que además, en la misma escena, vimos como Tyene Sand acuchillaba por la espalda a Areo Hotah, guardaespaldas de Doran.

Ellaria Sand es un personaje vengativo y así lo ha demostrado. De hecho ya mató a Myrcella en el final de la quinta temporada, motivo por el cuál Jaimeviaja hasta Desembarco del Rey con su cadáver, y ahora mata a Doran, algo que ya prometía hace tiempo tras la muerte de Oberyn Martell. Ahora la relación entre los Martell y los Lannister (que orquestaron la muerte de Oberyn) se verá afectada (mucho más) con estos acontecimientos, y el reino de Dorne queda sin líder.

Emilia Clarke, en la Alcazaba de Almería

La situación de Daenerys es algo que también se aborda en este estreno, en el que tal y como ya vimos en los avances del episodio, el personaje no lo pasa nada bien a manos de los Dothraki. No tiene escapatoria, pero no creo que deba preocuparse demasiado si tenemos en cuenta que Ser Jorah y Daario Naharis han salido a buscarla, mientras  Tyrion se queda al cargo de Meereen.

Como vemos ha sido un episodio construido a base de cerrar tramas a partir de lo sucedido en la despedida anterior, y aunque no hemos visto resoluciones satisfactorias para todos o que fueran espectaculares (incluso la sorprendente situación de una Arya ciega y con un duro “entrenamiento” nos ha dejado fríos), sí que podemos decir que ha sido un capítulo bastante satisfactorio (gracias sobre todo a la revelación de una Melisandre de unos 400 años), y que nos plantea una temporada como no podía ser de otra manera, prometedora.

Por cierto, el estreno no ha servido para ver el regreso de Bran como muchos prometían aunque no debemos estar impacientes, si bien ya se ha confirmado que el personaje sí aparecerá en el segundo episodio, llamado Home.