Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Esos trenes que nunca pasan

José Fernández
Periodista

Para esta mañana bien temprano se anuncia la salida de una expedición combinada tren-bus en dirección Sevilla y organizada por la Mesa de Defensa del Ferrocarril, para trasladar en carne propia a la Comisión de Fomento del Parlamento de Andalucía los padecimientos, agravios y otras miserias que supone en la actualidad viajar en tren desde o hacia Almería.

Tren a Sevilla
En esta iniciativa reivindicativa participan, además de los miembros de la mencionada Mesa, enviados de medios de comunicación y representantes de todos los grupos del Ayuntamiento de Almería. Destaco aquí la unanimidad política, porque luego volveré a ella. Felicito a los organizadores, al tiempo que traslado a todos los expedicionarios mi admiración por su coraje renal exponiéndose, de modo tan animoso, a un amplio catálogo de penalidades derivadas de las limitadas velocidades y de los bochornosos transbordos. Una espiral de calamidades de ida y vuelta que va a tener hoy un amplio eco en las redes sociales y mañana en la prensa.

"¿Ustedes creen que alguna vez veremos a concejales del PSOE centelleando en alguna manifestación en la que se denuncie ante la Junta de Andalucía una carencia tan incontestable como nuestros bochornosos trenes?"

Pero regreso a lo de la unanimidad para lanzar al aire una pregunta, que es como la incómoda carbonilla de los trenes que hace un siglo le hacía escribir a Machado camino de Soria: “El tren camina y camina, y la máquina resuella, y tose con tos ferina. Vamos en una centella”. ¿Ustedes creen que alguna vez veremos a concejales del PSOE centelleando en alguna manifestación en la que se denuncie ante la Junta de Andalucía una carencia tan incontestable como nuestros bochornosos trenes?

"No pasa nada por organizar otro tour similar, por ejemplo, al solar del inexistente materno-infantil, pero me temo que hay trenes que nunca pasan por según qué estaciones"

¿No les dará un poco de regomello enarbolar la defensa de “lo almeriense” para ejercerla sólo cuando no perjudica a su partido? Bueno, pues tienen por delante un montón de horas para convencerles de que no pasa nada por organizar otro tour similar, por ejemplo, al solar del inexistente materno-infantil. Pero me temo que hay trenes que nunca pasan por según qué estaciones.