Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


El Pozo tiene pozo

Armando García
Director de AG Comunicación


La solicitud presentada por Grupo Fuertes (El Pozo) para recalificar 59 hectáreas y crear una nueva zona de invernaderos al sur del PITA me sorprendió enormemente debido a la falta de agua que padece toda la zona, porque sin agua no hay vida, y que yo sepa la agricultura es vida en forma de plantas y frutos que son la fuente de nuestra alimentación. Es muy positivo que salgan a la luz y cuajen nuevos proyectos empresariales que puedan crear riqueza y empleo, pero cuando a diario se escucha la necesidad de ordenar y planificar sabiamente los recursos disponibles es lógico pensar que un proyecto de esta envergadura se sostiene por sí solo y no contradice el sentido común ni la coherencia.

Agua
Al preguntar cómo era posible regar a corto plazo esos terrenos para hacer posible el cultivo de frutas y hortalizas me informan que la clave de esta operación inmobiliaria hay que buscarla en que Grupo Fuertes ha decidido recalificar sólo el número de hectáreas a las que puede asegurar el riego mediante el caudal de su propiedad en el conocido pozo Carablanca de Viator. Con unas necesidades en torno a 7.000 metros cúbicos de agua por hectárea y año, las nuevas fincas tienen garantizado su futuro, siempre y cuando al pozo en cuestión no le flaqueen las fuerzas, porque hablar en la provincia de Almería de acuíferos subterráneos es hablar de acuíferos sobreexplotados.

"Sin el pozo Carablanca, de Viator, el proyecto de Grupo Fuertes sería en este momento inviable porque aún no existen en esa zona tuberías que le hagan llegar el agua de la desaladora de Carboneras"

Al parecer, sin ese pozo, el proyecto de Grupo Fuertes sería en este momento inviable porque aún no existen en esa zona tuberías que le hagan llegar el agua de la desaladora de Carboneras y, por otra parte, tampoco estaría garantizado el abastecimiento con aguas regeneradas por las dificultades para atender la demanda actual.

"La necesidad de agua es una realidad constante en la mayoría de zonas de producción de Almería y son muchos los agricultores que se enfrentan al futuro con bastante incertidumbre, sin saber si tendrán agua y, en caso de que la tengan, sin saber cuánto les costará"

No todo el mundo tiene la suerte de El Pozo. La necesidad de agua es una realidad constante en la mayoría de zonas de producción de Almería y son muchos los agricultores que se enfrentan al futuro con bastante incertidumbre, sin saber si tendrán agua y, en caso de que la tengan, sin saber cuánto les costará. Una incertidumbre sobre la disponibilidad de agua que viene sustentada, además, por la falta de datos actualizados y fiables sobre el estado de las masas de agua que hay en el subsuelo.

Junto con el déficit de agua, la agricultura de esta provincia tiene el otro déficit de no conseguir ajustar su oferta hortofrutícola a la demanda real del mercado. Cada vez hay más hectáreas, cada vez se producen más kilos, y cada vez los precios son más bajos. Agua y mercado son dos importantes factores limitantes que deben ser tenidos en cuenta para evitar que siga cayendo aún más la competitividad de nuestros productos.