Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Cajamar se prepara para pedir 1.500 millones al BCE al 0 % de interés

Emilio Ruiz

El Banco Central Europeo (BCE) ya no sabe qué hacer para reactivar la economía de la zona euro. Su presidente, Mario Draghi, sigue probando fórmulas para conseguirlo, y las tres últimas son cuando menos sorprendentes. Por un lado, se ha tomado la decisión de adquirir, por primera vez en la historia, títulos de deuda a empresas privadas no financieras. Por otro, las entidades que dejen el dinero en la caja fuerte del BCE tendrán que pagar por su custodia un 0,4 % de interés. Y, finalmente, el tipo de interés del dinero que el BCE presta a los bancos queda reducido al 0 %. El BCE quiere ver cómo los bancos prestan dinero a sus clientes a ver si de esa forma se reactiva la economía mediante el consumo y la inversión. Lo que aún no va a hacer el BCE es prestar dinero a los propios países, por lo que éstos tendrán que seguir obteniéndolo a través de intermediarios, los bancos y ‘los mercados’.

Oficinas centrales de Cajamar en Plaza Barcelona, de Almería

Cajamar quiere aprovecharse de esta política generosa de Mario Draghi y va a emitir 1.500 millones en cédulas hipotecarias que serán depositadas como garantía ante el BCE para conseguir dinero barato, según informa Valencia Plaza. La emisión se realizará en tres operaciones de 500 millones de euros cada una de ellas, con vencimientos en 2020, 2021 y 2022. Parte de este dinero será para cubrir el vencimiento de 500 millones que Cajamar tiene el 16 de mayo y otro por el mismo importe que vence el 20 de diciembre de este año. Los restantes 500 millones serán puestos a disposición de los clientes de Cajamar para incentivar la economía.

Las cédulas hipotecarias son activos financieros que emiten las entidades financieras que cuentan con la garantía de su cartera de préstamos hipotecarios.  Estas cédulas hipotecarias son las que se ponen en garantía ante el BCE para recibir dinero prestado sin interés alguno. Las cédulas hipotecarias son el activo de deuda bancaria más seguro, pues cuentan no solo con la garantía de la propia entidad, sino también con la garantía de los titulares de la hipoteca y las del propio inmueble.