Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Cajamar renueva su cúpula directiva con las miras puestas en la internacionalización

Juan Folío
@opinionalmeria

Juan de la Cruz Cárdenas Rodríguez, el hombre que durante 47 años se ha forjado profesionalmente en la plantilla de Cajamar hasta llegar a presidente de la entidad, ya tiene sustituto: Eduardo Baamonde Noche, un ingeniero agrónomo que hasta final del año pasado era director general de Cooperativas Agro-alimentarias de España.

J. de la Cruz
Cárdenas
El nuevo  Consejo Rector de Cajamar ha obtenido el respaldo del 97 por ciento de los más de 230 delegados que han votado en representación de los 1,3 millones de socios con los que cuenta la primera cooperativa de crédito de España. La asamblea, de la elección de cargos, ha probado las cuentas de 2015, que se cerraron con un resultado neto de 70,2 millones de euros.

La despedida de Juan de la Cruz Cárdenas ha sido muy emotiva. Primero, ha recordado las dificultades que Cajamar ha tenido que superar en los últimos tiempos, “consecuencia de la presión regulatoria, las mayores exigencias de provisiones y capital, la transformación digital y el nuevo modelo de relación con los clientes, el incremento de la competencia entre las entidades, la mínima rentabilidad del negocio bancario tradicional y la dificultad de obtener nuevos ingresos”.

Juan de la Cruz Cárdenas: "Las fusiones que se están produciendo en la banca cooperativa de países de nuestro entorno más cercano, unido a la escasa rentabilidad del negocio bancario, al desafío de la revolución digital y a las mayores exigencias regulatorias habrá de conducir en España al definitivo proceso de concentración del cooperativismo de crédito"

Pero, sobre todo, el discurso de Juan de la Cruz Cárdenas se ha pronunciado en clave de futuro. Y el futuro no pasa más que por la unidad del sector en torno de un grupo financiero. Es lo que se está haciendo en el resto de Europa. “En el caso de Holanda, todas las cooperativas de crédito se han fusionado y desde enero ya solo existe una sola entidad: Rabobank; en Alemania, los dos grandes bancos cooperativos, DZ Bank y WGZ Bank, han acordado también su fusión, que se materializará en agosto; y en Italia, se ha iniciado la reforma general del sector financiero cooperativo, que se concretará antes de final de año y habrá de concluir con un proceso de integración general del conjunto del sector”. 

El presidente saliente lo tiene claro: “Las fusiones e integraciones que se están produciendo en la banca cooperativa de países de nuestro entorno más cercano, unido a la escasa rentabilidad del negocio bancario en el actual escenario de bajos tipos de interés y fuerte competencia, al desafío de la revolución digital que ya ha llegado, y a las mayores exigencias regulatorias que se avecinan también para las entidades pequeñas, habrá de conducir en España, inexorablemente, más pronto que tarde, al definitivo proceso de concentración del cooperativismo de crédito”. La posición de Cajamar es la de seguir trabajando para conseguir, algún día, la unión de todas las cajas rurales españolas en torno a un grupo financiero común.

El nuevo presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde, considera que “el sector financiero se encuentra en una situación extremadamente compleja, ante una recuperación lenta de una crisis que podemos calificar como la más grave de la economía globalizada, que ha provocado una morosidad que lastra nuestro crecimiento, con unos tipos de interés en niveles de los que no hay antecedentes, lo que nos obligan a diversificar nuestra actividad y a reforzar nuestras economías de escala”. 

Ante esa situación, cabe la unidad nacional pero también la internacionalización, porque “la internacionalización de la economía en general y de nuestros clientes en particular, nos obliga a ello. Además es necesario buscar alianzas con nuestros colegas comunitarios en la defensa del cooperativismo de crédito, modelo que tiene su razón de ser y su espacio y que sin duda está suficientemente vivo para adaptarse a los nuevos tiempos”.

El nuevo Consejo Rector de Cajamar que encabeza el nuevo presidente Eduardo Baamonde Noche lo componen como vicepresidente primero Francisco Lorente Brox, empresario agrícola murciano; vicepresidente segundo José Luis Heredia Celdrán, hasta ahora director general de Cajamar; secretaria general María Luisa Trinidad García, profesora de Derecho Internacional de la Universidad de Almería; y como vocales Francisco Martínez-Cosentino Justo, presidente del Grupo Cosentino;  Francisco Góngora Cañizares, presidente de la Organización Interprofesional Española de Frutas y Hortalizas (HORTIESPAÑA); Jesús Martínez de Salinas, abogado de Valladolid; María de los Ángeles Pérez Paracuellos, abogada y procuradora de Tribunales en Valencia; Juan Colomina Figueredo, consejero delegado de la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (COEXPHAL), y Bartolomé Viúdez Zurano, actual director de Negocio de Cajamar.