Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Los periódicos que más se leen en cada comunidad autónoma

Emilio Ruiz

Más de 11,2 millones de españoles leen cada día un periódico de papel, según pone de manifiesto el Estudio General de Medios en su 1ª ola de 2016. El periódico de pago de información general que más se lee en nuestro país es El País, que tiene 1.419.000 lectores, seguido de El Mundo y La Vanguardia. Esto, a nivel nacional, pero, ¿cuál es el periódico que más se lee en cada comunidad autónoma? Veámoslo en diez de ellas (para una mejor lectura pinche sobre los gráficos):

Andalucía

Andalucía. Durante muchos años El País ha sido el periódico más leído en Andalucía. Ese lugar de honor en este momento lo ocupa el diario granadino Ideal, que centra su difusión además en las provincias de Jaén y Almería. Ideal tiene cada día 180.000 lectores -12.000 menos que en la anterior oleada-, mientras el periódico de Prisa tiene 174.000 lectores, 4.000 menos. El tercer periódico más leído es Abc, con 163.000 lectores, 16.000 menos.

Cataluña

Cataluña. Un clásico, La Vanguardia, es el periódico más leído en Cataluña, con 606.000 lectores. El Periódico de Catalunya, con 444.000 lectores, ocupa el segundo puesto. El primer periódico nacional no gratuito es El País, con 142.000 lectores, sumada también la difusión de Baleares.

Madrid

Madrid. El diario de pago con más lectores en la Comunidad de Madrid es El País, que tiene 453.000 lectores. El Mundo ocupa el segundo puesto, con 267.000 lectores, mientras el tercero es para Abc, con 151.000 lectores.

País Vasco

País Vasco. El diario más leído en el País Vasco es El Correo, que tiene 390.000 lectores, seguido de El Diario Vasco, con 232.000 lectores. El primer diario de ámbito nacional en el País Vasco es El País, con 51.000 lectores.

Comunidad Valenciana

Comunidad Valenciana. Un periódico regional, Levante, es el diario con mayor audiencia en la Comunidad Valenciana. Tiene 268.000 lectores. Información acumula 202.000 lectores, mientras el tercer lugar es para El País, con 126.000 lectores.

Galicia

Galicia. Una cabecera histórica, La Voz de Galicia, es el periódico que más se lee en esta comunidad autónoma. Tiene 582.000 lectores. Le sigue Faro de Vigo, con 262.000 lectores diarios, y El Progreso, con 101.000 lectores. A mucha distancia se encuentra el diario El País, que contabiliza en Galicia 86.000 lectores diarios.

Castilla y León

Castilla y León. El Norte de Castilla, con 186.000 lectores, es el periódico más leído de la comunidad castellano-leonesa, seguido de Diario de León, con 136.000 lectores. En Castilla y León el periódico nacional más leído no es El País, sino El Mundo, que tiene 120.000 lectores, 24.000 más que su rival madrileño.

Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha. Un diario de tirada nacional, El País, es el periódico que más se lee en Castilla-La Mancha, con 76.000 lectores. Otro diario nacional, El Mundo, ocupa el segundo lugar, con 53.000 lectores. El tercer puesto lo ocupa un periódico de la comunidad, Tribuna de Albacete, que tiene 38.000 lectores.

Canarias

Canarias. El periódico que más se lee en Canarias es La Provincia, con 163.000 lectores, seguido de El Día Canarias 7, con 144.000 y 119.000 lectores, respectivamente. El País vuelve a ser el periódico nacional más leído con 51.000 lectores.

Navarra

Navarra. Diario de Navarra, con 164.000 lectores, es el periódico más leído de la comunidad, seguido de Diario de Noticias, con 76.000 lectores. El tercer puesto lo ocupa El País, con 11.000 lectores.

Mi bandera es el gallardete de Almería

Javier Salvador
Editor de Teleprensa


Una bandera no es un invento que cualquiera con aspiraciones políticas se puede sacar de debajo de la manga. La enseña propia de una tierra tiene que ser un elemento de unión y orgullo para aquellos a los que representa, pero no puede ser un invento de cuatro colegas que pase por un pleno de una Diputación para que los ex compañeros de partido lo aprueben con su mayoría absoluta.

El movimiento de almeriensistas, nacionalistas o independentistas de Almería es una historia que huele a pepé por los cuatro costados. Sólo hay que recordar que el mismo alcalde sustituto de la ciudad y muchos otros, siempre del mismo entorno político, son los que han ido deslizando de vez en cuando, en programas de radio y en su prensa amiga, la supuesta importancia que tomaba ese movimiento, las simpatías que les despertaba y esa gracia que les hacía.

Si finalmente se aprueba, ésta será la bandera de la provincia

Pero, claro, si te pones a mirar las fotos de quiénes son los que están en la jugada, primero te encuentras a Pedro Asensio, ex concejal del PP y uno de los tipos grises de las tripas del partido. A su alrededor están personas que en cualquier convocatoria electoral te vas a encontrar como apoderado o interventor del mismo partido, y si sigues deshaciendo la madeja a cada paso lo ves más claro.

La historia de la nueva bandera de la Diputación de Almería es el germen de un lío de índole política que no responde a otra teoría distinta de aquella del divide y vencerás. ¿Por qué no le preguntamos a esos políticos locales qué les parecería una provincia independiente, fuera de Andalucía? Les encantaría, y de hecho eso es lo que promueven los chicos de la bandera.

Claro que siempre dirán que no es lo mismo que apoyar la independencia en Cataluña porque no quieren a una Almería fuera de España, pero sí al margen de Andalucía. También dirán que hay que recordar que Almería votó no al estatuto de autonomía, pero no puedes utilizar ese argumento aquí y luego decir que tú tienes derecho, desde aquí, a decidir qué modelo necesita Cataluña, porque entonces habrá que preguntarles a los Cádiz, Huelva o Sevilla si Almería es Andalucía o se conforman con una comunidad más pequeña.

Estos neoestudiosos de las banderas que nos han salido en Almería se han pasado por alto un hecho de especial importancia y es que la actual enseña de la capital, de la que se copia para hacer la de la provincia, pues lo único que cambia es el escudo, tiene una antigüedad que apenas llega a los 20 años. Importante para una tierra de más de 1000 años de historia reciente, porque ésta no era sólo la ciudad que el rey Jairán hizo grande, sino que antes de ello fue el Portus Magnus de Roma por estos lugares. 

En años de Juan Megino, siendo alcalde por el PP y antes de sus andanzas con Gial como partido bisagra formado por descontentos de los populares, se inventó lo de la cruz colorada tal y como la conocemos hoy. Por aquellos años surgió el problema de que la verdadera bandera de Almería, que era un gallardete con la cruz de San Jordi, no estaba registrada en ninguna parte y cuando iniciaron los trámites para oficializar la enseña les dijeron que no se podía porque otras ciudades ya tenían registrado el banderín o gallardete como estandarte local.

Aquella bandera que vagamente recuerdo verla colgada en los mástiles del viejo Club de Mar que se ubicaba frente a la iglesia de San Roque, en Pescadería, tenía un algo especial, una elegancia propia que la hacía distinta y le daba, esa sí, un hecho diferencial como gonfalón de la ciudad. En el escudo del club náutico aún se conserva esa bandera tal cual era originariamente. Pero hablamos de la ciudad, de la capital, no de la provincia.

Hoy todos los pueblos o casi todos tienen su propio pabellón, pero la guerra de trapitos que han emprendido un grupo de llamémosles pijoindependentistas almerienses tiene otras connotaciones que distan mucho de un sentimiento de tierra, honor o patria. Y la verdad, con la de cosas que hay por hacer en esta provincia andaluza, andar ahora con historias de cruzados pues no es muy normal ni productivo.

Nunca fue la bandera de la provincia de Almería

Rafael M. Martos
Director de Noticias de Almería

Basta echar un vistazo al informe con el que se ha querido justificar la nueva bandera de la provincia de Almería para llegar a una conclusión evidente: nunca lo fue. Es sorprendente que teniendo un Instituto de Estudios Almerienses, dependiente orgánica y económicamente de la Diputación, ésta prescinda de él para establecer una propuesta de bandera provincial, y acuda a una historiadora externa. Como también lo que es que en ningún sitio se repare en que es la enseña de la capital, y por tanto eso las hace incompatibles técnicamente, además de suponer un gesto de centralismo capitalino difícilmente aceptable por los pueblos de Almería.

La bandera aprobada

Pero si la primera duda que surge es si realmente era necesario meterse a aprobar una nueva enseña provincial, la segunda es el procedimiento seguido. No parece coherente que el Partido Popular, que pretende gobernar en Andalucía, se acoja a la propuesta presentada por una entidad cuyo objetivo declarado es separar de ella a Almería. Y decimos que no es coherente precisamente por lo anterior… si se quería una nueva bandera ¿por qué no pedir informes al IEA, a la Academia de la Historia, a vexilólogos de prestigio…? ¿Por qué la propuesta de Acción por Almería y sólo esa?

Y es que la memoria justificativa es para echarse a reír desde la primera línea a la última, cuando asegura que “urge la necesidad de definir oficialmente una bandera que represente a toda la provincia” ¿En serio? ¿De verdad que “urge”? ¿Había vidas en peligro, subvenciones, libertades civiles?

Comencemos por su inicio. Se indica que ha de aportarse un “informe perito”, y vaya, resulta que dicho “informe perito” es una fotocopia del detalle de inscripción ¡de la bandera de la ciudad de Almería! en el registro de la Junta de Andalucía. Eso sí, han hecho un montaje, ya que sobre dicha página han colocado el escudo de la Diputación, que no viene en el documento original de la Consejería de Gobernación. ¿Eso es un “informe perito” para la bandera de la provincia de Almería? ¿Un corta-pega manipulado?

Pero sigamos, y es que dice la historiadora en cuestión que “el único símbolo oficial de nuestra provincia es el escudo de la Diputación que representa al escudo de la capital orlado por 9 cuarteles con los municipios “representativos de la provincia”. Es decir, que según el informe, la bandera, esa que cuelga de la fachada del Palacio de Navarro Rodrigo, esa a la que se rinden honores el Día de la Provincia ¡no es más que un trapajo verde!

Pues bien, más adelante la autora del estudio dice que “siguiendo la misma tónica del escudo, se diseña una bandera donde en un fondo verde se implanta el escudo provincial en su centro”, por lo que habría que entenderse que si “sigue la misma tónica” será la de la de la “representatividad” que es en lo que se basó el escudo, ¿no? Y luego añade: “Esta bandera realmente nunca ha tenido una oficialización”, para afirmar en la línea siguiente “Sin embargo en la Sociedad Española de Vexilología se recoge esta bandera como la oficial de la provincia”.

O sea, se hace siguiendo la misma línea del escudo, es considerada por los expertos como la bandera oficial de la provincia, y ahora la vienen a enmendar, ya que “nunca ha tenido oficialización”. Pues para llevar más de seis décadas colgada ya está bien. Y es que de lo que se trata no es tanto de quitar como de poner. De poner una bandera que nunca fue de la de la provincia de Almería, entre otras razones porque la provincia se crea en 1833, por lo que difícilmente tendría bandera desde antes, ya que no existía, ni como concepto, ni como sujeto administrativo.

Volvamos a la “urgencia” con la que se apremia a crear ahora la bandera. Resulta que la provincia se constituye en 1833, y no es hasta 1952 cuando se establece el escudo. Sin duda, los almerienses debían estar en un sinvivir por no tener símbolos provinciales, cuando tardaron un siglo en aprobarlos.

Puestos a buscar excusas –de eso se trata, nada más, la decisión ya estaba- se recaba que en 1845 se crea la provincia marítima de Almería, y entonces se usa como enseña una cruz roja sobre fondo blanco. Eso sí, no explica la historiadora cual es el territorio de la provincia marítima –que está perfectamente delimitado por coordenadas y no es ni mucho menos todo el territorio provincial-, ni dice la razón por la que fue escogido ese símbolo.

No lo dice, porque de lo que se trata es de que esa cruz, y no otra cosa, sea la bandera de la provincia, y todo vale. Si hace falta, se muestran mapas en los que se ve la bandera en el mar, frente a la costa almeriense, pero en el mar… y en uno –solo uno- pone “bandera de la provincia”, pues claro, de la provincia marítima… o se enseña un cuadro con una torre con una bandera que tiene una “cruz” y los atacantes llegan en un barco bajo enseñas con el cuarto creciente… ¡cristianos identificados con una cruz! ¡increíble hallazgo!

Pero si acudimos a la historia, el asunto puede adquirir aspectos tragicómicos, aunque vamos a obviar el daño que hicieron los genoveses a los almerienses, y no por cuestiones religiosas, no, lo hicieron por que teníamos el principal puerto del Mediterráneo, y la Chanca acogía los más refinados telares de seda de toda la cuenca, siendo su principal competencia. Por eso vinieron, arrasaron y se fueron… tal como dicen hasta las crónicas de la Diócesis de Almería.

En fin, dejemos esa parte trágica y acudamos a la cómica, que es el propio texto de la historiadora que comienza hablando de la creación de la taifa de Almería, pero elude pronunciarse sobre si la bandera –o al menos los colores- que entonces ondeaba en la Alcazaba debían ser tenidos en cuenta para la nueva enseña, y eso que de eso sí tenemos documento por escrito, en verso, y firmado por un almeriense de la época… pero no, eso no se tiene en cuenta. Es decir, el momento en que Almería se convierte en “independiente” de Córdoba, y de lo que hemos celebrado recientemente el milenario, es un hecho irrelevante a estos efectos, frente a los escasos diez años que estuvo la bandera de la República de Génova en estas tierras como potencia conquistadora.

¿Y qué pasó luego? Ah… “Es evidente que nos movemos en el campo de la hipótesis, pues no hay testimonios documenta¬les que lo atestigüen” por eso se inventa que debió seguir vigente hasta la conquista de los Reyes Católicos… hipotéticamente, claro… sólido argumento…

Pero vueltas a la incoherencia: “habría que considerar la falta de concordancia entre el territorio y toponimia de la actual provincia de Almería durante los siglos que se indican. Sería un error el buscar en unos siglos concretos un símbolo de una provincia que no existía como tal, ya que todo su territorio estaba integrado en el Reino de Granada. Sin embargo, la ciudad como tal y su propio territorio, si tenían su simbología y por ende se po¬dría hacer extensivo a lo almeriense”.

Como hemos señalado en párrafos anteriores, y ahora la autora lo confirma, Almería como provincia no existía, ni como concepto, ni como ente administrativo, por lo que carecía de símbolos no ya oficiales, si no de cualquier otro tipo. Pero de nuevo, al final, tiene que justificar lo injustificable: la ciudad sí tenía símbolos… así que los extendemos y ya está.

Pero no se pierdan el capítulo de conclusiones. Después de todo el sesudo análisis… ¿por qué razón la bandera de los genoveses debe ser la de la provincia de Almería? Pues porque está en en “la antigua fachada del aeropuerto” que por cierto, está en la capital, pasado por estar colgada “en uno de los más importantes centros comerciales provinciales fuera de la capital” en uno de entre todos los que hay… en fin, muy serio todo, “sin obviar el rojiblanco del equipo de fútbol más representativo de nuestra provincia” ¿se refiere al Granada CF, al Athletic de Bilbao, al Atlético de Madrid…?

O sea, la bandera cruzada está tan arraigada en la provincia que como argumento de autoridad se dice que está en la fachada de un centro comercial y en el aeropuerto… la repera. ¡Si hasta se le olvida que está en la antigua estación del ferrocarril... de la capital, claro.

Y en el informe del técnico de la Diputación, de apenas un folio, dice que “De alguna manera –aunque no hay mucha luz según los expertos sobre el asunto- el caso es que la Cruz de San Jorge queda reconocida como enseña de la ciudad en la bandera sobre fondo blanco que ha llegado hasta nuestros días”. “No hay mucha luz según los expertos” pero da igual, se trata de decir que esa tiene que ser la bandera y punto.

Se concluye esta última parte afirmando que “Esta identificación del “territorio Almería” más allá de la capital simbolizado por la Cruz de San Jorge ha sido reivindicada como bandera provincial por algunos colectivos sociales ante la so¬ciedad almeriense”. Obsérvese que escribe “territorio” ya que objetivamente no puede hablar de “provincia”, y que el argumento de base es que lo han pedido “algunos colectivos sociales” ¿Cuántos? ¿Cuáles? ¿A quién representan? Que se sepa sólo lo ha pedido uno.

Añadan a eso un detalle no menor, y es que la bandera de la provincia es la misma que la de la capital, lo que cual es del género absurdo, y contradice cualquier lógica. Y dejado en evidencia que carece del más mínimo rigor la propuesta, la pregunta es por qué ahora este cambio.

Un día histórico para Acción por Almería

Jesús Muñoz
Presidente de Acción por Almería

El viernes 29 de abril es un día histórico para todos aquellos que amamos la recuperación de la cultura y las tradiciones de Almería. La Diputación Provincial ha hecho justicia con nuestra historia y con nuestros orígenes iniciando los trámites para oficializar el uso de nuestra enseña histórica: la conocida como cruz de San Jorge. Este símbolo heráldico luce en todas las representaciones oficiales almerienses desde que en el siglo XV le fuera otorgado oficialmente en el Fuero Nuevo a la ciudad de Almería y su tierra. Y a partir de hoy lo hará en nuestra bandera provincial, tal y como lució con oficiosidad desde la creación de la provincia de Almería en el siglo XIX hasta la nefasta Guerra Civil que acabó con la Almería eterna y tras la cual el franquismo la sustituyó por una enseña impersonal y de serie en su intento por uniformar y eliminar cualquier símbolo identitario de las regiones españolas.

La anterior y la nueva bandera


Como presidente de Acción por Almería, asociación que presentó hace dos años esta propuesta junto con un estudio que ha sido clave en la aceptación del mismo por su rigurosidad, debo agradecer a los diputados que han  tenido la valentía de aprobar este símbolo para que se convierta en el representativo de todos los almerienses con independencia de sus ideologías o creencias. Igualmente nos impacta la actitud del grupo del Partido Socialista e Izquierda Unida que con el sentido de su voto se han posicionado en el mantenimiento de un símbolo franquista debido a las presiones de grupos residuales del nacionalismo andaluz que carecen de representación real en la sociedad almeriense.

A veces un gesto gratuito como éste supone un hito en la democracia y en la evolución de los pueblos y en uno tan falto de amor propio como el almeriense tiene una doble importancia al conseguir que mucha gente perciba en estas decisiones un nexo de unión y de proyecto en común de todos los ciudadanos independientemente de sus convicciones políticas.

Este mismo es el espíritu de la asociación que presido desde el año 2013. Almerienses plurales, de diferentes orígenes y comarcas, contrapuestos en muchos de sus planteamientos y creencias personales, pero que dejan de lado ese egoísmo individual en su firme creencia de que debe prevalecer el objetivo de una Almería y unos almerienses orgullosos de su pasado, preocupados por su patrimonio histórico, cultural y etnográfico como única vía de autoconocimiento y convencimiento de que juntos podemos conseguir un futuro mejor para todos los que habitamos y amamos esta maravillosa tierra del sureste español.

El lamentable estado del canal de remo de Cuevas del Almanzora

Baltasar Haro Collado
Local Media

El Canal de Cuevas del Almanzora, donde se disputó la competición de remo y piragüismo de los Juegos Mediterráneos de 2005 y costó 12,2 millones de euros, donde la Junta de Andalucía anunció en 2012 que iba a convertir el municipio de Cuevas del Almanzora en un referente para deportistas de élite apostando por inversiones millonarias y no sé cuántas fantasmadas, una más de los que nos tienen acostumbrados los “fantasmas” de nuestros representantes públicos, al final se fue al garete.

Canal de remo de Cuevas

Más tarde se anunció que el canal se convertirá en el mayor plató de Europa – pasará como en Valencia- y se vuelven a anunciar inversiones millonarias, pero la verdad está en el presente. Las imágenes que ilustran este artículo muestran el lamentable estado de abandono de las instalaciones, que, además, están siendo saqueadas en los últimos meses. Se están llevando todo a lo bestia, arrancan a tirones lo que les interesa destrozando todo. Cristales rotos, arbustos, puertas destrozadas, cables y sanitarios sustraídos… actos vandálicos que, parece ser, nadie remedia. ¿Tanto cuesta poner vigilancia si hoy en día la tecnología permite vigilar sin estar presente?


No sé si a los ciudadanos les preocupa lo que ocurre en este sitio, donde se invirtieron tantos euros públicos y que nos endeudaron por muchos años a los españoles, pero al menos lo hago público… por si acaso a alguien le interesa que este paraje de Cuevas del Almanzora no se quede solo en el olvido viendo un edificio esquelético de la historia de nuestra España del despilfarro.

Lamentable estado


La ilegal toma de posesión de la alcaldesa de Albox, Sonia Cerdán

Juan Torrijos
Periodista

Las malditas prisas, los tontos asesores y los listos dirigentes se han llevado un rapapolvo de la justicia ante la toma de posesión de la alcaldesa socialista de Albox, Sonia Cerdán. Acertaban con la estrategia en La Mojonera. ¿Qué les pasó para no darse cuenta de que en Albox el caso podía tener parecidas circunstancias?

Sonia Cerdán
Las malditas prisas suelen ser siempre malas consejeras, pero si encima los asesores no dan la talla, y en Albox no parece que la dieran, la toma de posesión de la señora alcaldesa se convierte en el hazmerreir político de la provincia y en la constatación de que el PSOE de Almería no siempre tiene despiertos a sus máximos dirigentes. Si es que era de cajón, si te habías ido de un partido y creado un grupo independiente, no podías tomar posesión como miembro del partido.

Hasta los niños de primaria lo saben. Ellos no. Ellos se metieron con todos los que les dijeron que se equivocaban, que estaban en un error, que les estaban tomando el pelo a los electores y a los votantes. No hay peor ciego que el que no quiere ver, y en Albox los concejales escindidos del PSOE y los dirigentes de este partido no quisieron ver una evidente realidad, la que ahora viene a poner la justicia sobre el despacho del Ayuntamiento albojense.

La historia va camino de los tribunales y estos pueden poner en solfa no sólo la toma de posesión, también, y es lo más grave, las medidas que la alcaldesa y su equipo de Gobierno han tomado y tomarán durante un tiempo que se entiende mantiene a una alcaldesa que tomó posesión ilegalmente. Y si tomó posesión de una forma ilegal, estaremos ante una alcaldesa ilegal. ¿O no? Lo mismo se creen que no. ¡Madre, en qué manos estamos!

Los vecinos de Albox no se merecen estar en los tribunales y en las páginas de la prensa por culpa de unos políticos que sólo han jugado en defensa de sus propios intereses, ni siquiera en los de su partido, el PSOE. El colmo de la historia: La  alcaldesa ve confusiones en la fiscalía, que está muy tranquila. Los concejales de Albox, dice, nunca se fueron del PSOE. ¿Cómo? ¿Que fue una patraña la que montaron entre concejales y partido? Lo está poniendo peor, señora alcaldesa. Ahora sabemos que ustedes y su partido mintieron a los vecinos, y cuando un político miente debe dimitir. ¿Cuándo se van a sus casas?

Emilio de Llera, la independencia de los jueces y Hitler

Antonio Felipe Rubio
Periodista

Emilio de Llera, doctor en Derecho, es fiscal desde 1979 y ha desarrollado su carrera en los juzgados de Bilbao y Badajoz, para trasladarse a Sevilla en 1983 donde desempeñaba el cargo de fiscal decano de la Fiscalía Provincial hasta su nombramiento como consejero de Justicia de la Junta de Andalucía. Recientemente, tras su visita a Huelva -desconozco si previo paso por La Palma del Condado- tuvo una avinagrada intervención televisiva en la que destiló efluvios insultantes hacia los jueces, la justicia y los votantes de Podemos.

Emilio de Llera
Sobre la formación podemita aseguró que si sube el voto para Iglesias (actualmente en torno a cinco millones) es síntoma de un “país enfermo”, olvidando que estuvo a punto de contagiarse de populismo si hubiese prosperado el pretendido pacto con Teresa Rodríguez, extremo que no culminó al evitar el PSOE agitadas experiencias de una inquieta izquierda radical que hiciese de la legislatura un incómodo tormento; progresista y reformador, pero tormento a la postre.

En cuanto a los jueces y la justicia, De Llera, sin tomar aire ni sorbo, lanzó una andanada contra la independencia de la Fiscalía que “siempre está a las órdenes del superior jerárquico (…) y color político”; todo un alegato a sus firmes convicciones, que se hubiesen reforzado tras una inmediata crítica a sus propias actuaciones como fiscal decano que, como él mismo orienta y revela, podría haber cometido presuntas prevaricaciones de haber seguido la pauta de obediencia a la jerarquía en ciertos intereses de parte.

De los jueces, dice De Llera que “actúan como reyes de taifa y hacen de su capa un sayo”. Además, dedica epítetos de impunidad a los de instrucción que “pueden meter el dedo en el ojo a alguien, y después ser irresponsables de sus actos”. El destilado de calificativos subió de graduación al decir de los jueces que son “independientes… tan independientes y tan irresponsables que hacen lo que les da la gana. Hitler era independiente, y mire la que montó”.

Distinguido doctor en Derecho:

Hitler no era independiente, dependía del nacionalsocialismo, que instrumentalizó como arma y excusa para exhibir su mayor dependencia: locura genocida. Estoy de acuerdo con usted en la dependencia de los jueces, como lo estoy con la de los albañiles, periodistas, fontaneros… Todos dependemos de algo, incluso más elevado que sus desafortunadas debilidades a la hora de comparar. Dependemos de nuestras ideas, familia, amigos, trabajo, orientaciones intelectuales y flaquezas materiales. Y esa dependencia nos hace ser responsables y consecuentes con nuestro proceder, más o menos acertado, pero menos sectario que el que usted exhibe. No pretendo acompasar la ola de denuestos que, con justicia, le propine la Oposición o la ofendida judicatura, y que espero silencie y parapete el corporativismo del Ejecutivo y allegados.

Le ruego encarecidamente renueve su repertorio de remedos y referentes históricos que en nada se coligen con la acuñación propia de un pretendido socialista progresista. Sacar a pasear a Hitler podría tener un pase si lo hiciese en compañía de Otegi o cualquier otra basura semejante. Pero comparar a los jueces de este Estado de Derecho con uno de los mayores monstruos del genocidio, estandarte del odio y crisol de todas las miserias no tiene un pase. Hay comparaciones odiosas que, según quien las propicie, adquieren mayor repugnancia.

Le estaría muy agradecido me comparase con una mierda si le hacen llegar estas líneas; mierda de hiena si le place, pero cualquier cosa antes que con Hitler o cualesquiera criminales de la libertad. Sí, libertad que, como a algunos jueces y periodistas, nos ha llevado algún disgusto y desazón mantener, ejercer y defender.

Espero y deseo que en lo personal no le perjudique este desatino que, a buen seguro, disculpará lo antes posible. En cuanto a su permanencia en el cargo, lo tengo tan claro como que Stalin y Lenin fueron los peores criminales de la humanidad, aunque alguno de sus conmilitones los tenga en el cabecero de la cama, y perdone por la comparación.

Quisiese quedar a su disposición, y estar a su lado en la crítica si esto le hubiese acaecido a un ministro o consejero de Justicia de otro color político. Porque no dudo que si esto lo dice un oponente se le arrojaría al desuello; y ahí estaría yo, con su señoría. Son cosas que tiene la dependencia y la independencia.  

'Power to the Barrio', en el Museo Arqueológico de Almería

Alicia Amate
Prensa #ccALM

De nuevo, el arte más vanguardista ocupará el Museo Arqueológico de Almería gracias a la convocatoria lanzada por Almería Creative Commons Film Festival, #ccALM. El próximo sábado, 30 de abril, a partir de las 20 horas, se inaugura en este espacio museístico la exposición Power to the Barrio que pone fin a las actividades en torno a este festival que pretende dar a conocer las posibilidades que ofrecen las licencias Creative Commons, más flexibles que el extendido copyright. La muestra permanecerá en el Museo Arqueológico de Almería hasta el próximo 30 de mayo.

Cartel anunciador

La exposición colectiva cuenta con obras de una docena de autores de diferentes disciplinas que tienen en común su apuesta por este tipo de licencias que permiten al creador registrar su trabajo y, al mismo tiempo, compartirlo con el resto de sociedad. Los artistas seleccionados por el comisariado de Power to the Barrio han sido los almerienses Jesús Eloy, Aurora Rumí, Juan Andrés Amaya Torres, Consol Lupiá, Jesús Montoya, Cecilia García-Giralda Rodríguez, Marine Lecomte, Erik Hurtado Saura, Agnes Fong, Juan Valle (Colectivo Urban Sketcher), Elena Pérez-Ardá López (A Coruña),  Alberto Negredo (Barcelona), Alexis Astorga (Guadalajara, México), Mr. Fabbrik (Turín, Italia) y Enrique Demetrio (La Habana, Cuba).

El Museo Arqueológico de Almería repite con esta exposición la experiencia del pasado año en el que apostó por el arte más vanguardista que se hace en Almería. Entonces la muestra permaneció durante la celebración del festival #ccALM, pero tras el éxito obtenido se ha decidido aumentar tanto el espacio destinado a las obras como el tiempo que permanecerán expuestas. Una prueba de que, poco a poco, se está logrando que Almería se abra a un nuevo concepto de arte.

La inauguración está abierta al público en general y, además, permitirá a los asistentes degustar el vino ecológico de El cortijo del cura y la cerveza artesana de Los Filabres que, un año más, prestan su apoyo a esta actividad que congregó en su primera edición a alrededor de 300 personas.

Bisbal: "En Rosanna he encontrado a una mujer maravillosa"

Juan Folío
@opinionalmeria

Finalmente David Bisbal ha confirmado lo que ha sido un secreto a voces: que el hueco dejado en su corazón por Eugenia la China Suárez ya lo tiene cubierto. Se trata de la joven venezolana de 28 años Rosanna Zanetti, una modelo y actriz que estos últimos días ha estado en Almería, donde ha sido presentada por el cantante a su familia. Bisbal se encuentra ahora mismo en México y ha sido precisamente en este país donde ha confirmado oficialmente el noviazgo.

En palabras a la TV Azteca, el almeriense no ha podido ser más explícito: "Sí, he encontrado a una persona maravillosa, Rossana, y tengo que decir que estoy muy feliz, muy contento con mi pareja".


Quien también tiene información sobre la nueva pareja de David es la madre de su hija, Elena Tablada. Pero la información no la tiene directa del cantante, sino a través de Ella, la niña. Así lo ha comentado Elena Tablada: “David no me lo ha comentado, pero lo sé por Ella. Ya me lo chivo todo. Ella se lleva superbien con todo el mundo. Es amorosa y se lleva superbien”.

Victoria Salas, diseño almeriense en la Pasarela Costura España

Evaristo Martínez
Periodista

Una novia que huye de lo clásico, sensual pero sencilla, sofisticada y, al mismo tiempo, inocente. Esa es la propuesta de la primera colección nupcial de la diseñadora Victoria Salas (Tíjola, 1988) que ha presentado bajo el nombre Sophie et Julien en la Pasarela Costura España celebrada en Madrid la pasada semana. La joven creadora -establecida en Almería desde enero de 2015, cuando abrió su propio atelier- nunca había participado con su firma en una pasarela nacional. Un debut que ha recibido elogios en la prensa especializada: Vogue se ha hecho eco de sus propuestas y Hola ha destacado la sencillez y sensualidad de sus diseños como una de las tendencias del año, además de ensalzar la evolución “de la novia princesa a la novia ‘city” dentro de una misma colección.

Victoria Salas
Vestidos con suaves caídas y transparencias, tules sedosos fruncidos, drapeados y muselinas que encarnan feminidad y sofisticación... Sophie et Julien juega con la idea de la pureza del primer amor, una metáfora también de lo que ha significado este desfile para Victoria Salas. “Es mi primera colección y he querido que fuera sincera, sin tapujos, mostrando el estilo con el que me siento más cómoda. Cuando he hecho novias a medida me ajustaba a sus historias, a sus estilos, pero aquí presento mi filosofía de marca”, detalla la diseñadora.

La Asociación Costura España, que lleva tres años promoviendo la pasarela del mismo nombre, es una plataforma que defiende, promueve y potencia el diseño de autor con su propio sello de identidad y la fabricación de moda nupcial, costura, fiesta y ceremonia cien por cien realizado en España. En esta edición, celebrada en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles ha ofrecido trece desfiles con la presencia de diecinueve firmas, tres de ellas argentinas, invitadas en el apartado International Designers.

“Contacté con ellos porque creo que encajo bien con su filosofía, con el lema made in Spain y, en mi caso concreto, con el made in Almería, muy presente en mis creaciones”, cuenta. Tras recibir el sí de los organizadores, se sumergió en Sophie et Julien: 24 creaciones en las que ha invertido seis meses de trabajo en su atelier, donde tiene empleada a una modista y cuenta con una colaboradora para labores de comunicación. “Todo para dieciocho minutos”, confiesa sonriendo. 

Pero mereció la pena. Gracias a un equipo creativo “perfectamente coordinado” que le transmitió “total seguridad”, la tijoleña cumplió lo que se había prometido en los preparativos:“No llorar y pasármelo bien”, dice. Formada en la casa de alta costura Hannibal Laguna, Victoria Salas vistió a la actriz Alba Bosch para la alfombra roja de Cannes en mayo de 2014. En diciembre de ese año hizo lo propio con la también actriz Gemma Giménez, quien lució una de sus creaciones para presentar la clausura de ‘Almería enCorto’. 

Foto de familia

Cajamar renueva su cúpula directiva con las miras puestas en la internacionalización

Juan Folío
@opinionalmeria

Juan de la Cruz Cárdenas Rodríguez, el hombre que durante 47 años se ha forjado profesionalmente en la plantilla de Cajamar hasta llegar a presidente de la entidad, ya tiene sustituto: Eduardo Baamonde Noche, un ingeniero agrónomo que hasta final del año pasado era director general de Cooperativas Agro-alimentarias de España.

J. de la Cruz
Cárdenas
El nuevo  Consejo Rector de Cajamar ha obtenido el respaldo del 97 por ciento de los más de 230 delegados que han votado en representación de los 1,3 millones de socios con los que cuenta la primera cooperativa de crédito de España. La asamblea, de la elección de cargos, ha probado las cuentas de 2015, que se cerraron con un resultado neto de 70,2 millones de euros.

La despedida de Juan de la Cruz Cárdenas ha sido muy emotiva. Primero, ha recordado las dificultades que Cajamar ha tenido que superar en los últimos tiempos, “consecuencia de la presión regulatoria, las mayores exigencias de provisiones y capital, la transformación digital y el nuevo modelo de relación con los clientes, el incremento de la competencia entre las entidades, la mínima rentabilidad del negocio bancario tradicional y la dificultad de obtener nuevos ingresos”.

Juan de la Cruz Cárdenas: "Las fusiones que se están produciendo en la banca cooperativa de países de nuestro entorno más cercano, unido a la escasa rentabilidad del negocio bancario, al desafío de la revolución digital y a las mayores exigencias regulatorias habrá de conducir en España al definitivo proceso de concentración del cooperativismo de crédito"

Pero, sobre todo, el discurso de Juan de la Cruz Cárdenas se ha pronunciado en clave de futuro. Y el futuro no pasa más que por la unidad del sector en torno de un grupo financiero. Es lo que se está haciendo en el resto de Europa. “En el caso de Holanda, todas las cooperativas de crédito se han fusionado y desde enero ya solo existe una sola entidad: Rabobank; en Alemania, los dos grandes bancos cooperativos, DZ Bank y WGZ Bank, han acordado también su fusión, que se materializará en agosto; y en Italia, se ha iniciado la reforma general del sector financiero cooperativo, que se concretará antes de final de año y habrá de concluir con un proceso de integración general del conjunto del sector”. 

El presidente saliente lo tiene claro: “Las fusiones e integraciones que se están produciendo en la banca cooperativa de países de nuestro entorno más cercano, unido a la escasa rentabilidad del negocio bancario en el actual escenario de bajos tipos de interés y fuerte competencia, al desafío de la revolución digital que ya ha llegado, y a las mayores exigencias regulatorias que se avecinan también para las entidades pequeñas, habrá de conducir en España, inexorablemente, más pronto que tarde, al definitivo proceso de concentración del cooperativismo de crédito”. La posición de Cajamar es la de seguir trabajando para conseguir, algún día, la unión de todas las cajas rurales españolas en torno a un grupo financiero común.

El nuevo presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde, considera que “el sector financiero se encuentra en una situación extremadamente compleja, ante una recuperación lenta de una crisis que podemos calificar como la más grave de la economía globalizada, que ha provocado una morosidad que lastra nuestro crecimiento, con unos tipos de interés en niveles de los que no hay antecedentes, lo que nos obligan a diversificar nuestra actividad y a reforzar nuestras economías de escala”. 

Ante esa situación, cabe la unidad nacional pero también la internacionalización, porque “la internacionalización de la economía en general y de nuestros clientes en particular, nos obliga a ello. Además es necesario buscar alianzas con nuestros colegas comunitarios en la defensa del cooperativismo de crédito, modelo que tiene su razón de ser y su espacio y que sin duda está suficientemente vivo para adaptarse a los nuevos tiempos”.

El nuevo Consejo Rector de Cajamar que encabeza el nuevo presidente Eduardo Baamonde Noche lo componen como vicepresidente primero Francisco Lorente Brox, empresario agrícola murciano; vicepresidente segundo José Luis Heredia Celdrán, hasta ahora director general de Cajamar; secretaria general María Luisa Trinidad García, profesora de Derecho Internacional de la Universidad de Almería; y como vocales Francisco Martínez-Cosentino Justo, presidente del Grupo Cosentino;  Francisco Góngora Cañizares, presidente de la Organización Interprofesional Española de Frutas y Hortalizas (HORTIESPAÑA); Jesús Martínez de Salinas, abogado de Valladolid; María de los Ángeles Pérez Paracuellos, abogada y procuradora de Tribunales en Valencia; Juan Colomina Figueredo, consejero delegado de la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (COEXPHAL), y Bartolomé Viúdez Zurano, actual director de Negocio de Cajamar.

OJD marzo 2016: los periódicos andaluces pierden 5.000 ejemplares de difusión en un año

Emilio Ruiz

El conjunto de los periódicos de papel de Andalucía siguen por encima de los 100.000 ejemplares diarios de difusión. Según los datos proporcionados por la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD), referidos al mes de marzo de 2016, pendientes de certificar, los periódicos andaluces tienen una difusión de 103.609, un 4,57 por ciento menos que en el mismo mes del año anterior. En marzo de 2015 la difusión de los periódicos andaluces era de 108.572 ejemplares diarios.

Como ya se ha hecho habitual, no se contabiliza la difusión de El Correo de Andalucía porque, como se sabe, su empresa editora, el grupo industrial Morera & Vallejo, no proporciona datos a la Oficina de Justificación de la Difusión desde hace varios meses.

Veamos, diario a diario y por provincias, la evolución de los periódicos de Andalucía en el periodo de tiempo comprendido entre el mes de marzo de  2015 y el mismo mes de 2016:

Evolución de la difusión

Almería. En la provincia de Almería se editan dos periódicos, La Voz de Almería y Diario de Almería. El primero de ellos está editado por el grupo de comunicación Novotécnica (que explota las licencias radiofónicas de Prisa en la provincia), mientras el segundo pertenece a Joly. El diario Ideal (Vocento) también edita una edición especial para Almería. Por lo que respecta a La Voz de Almería, la OJD le otorga una difusión de 4.872 (4.755 ejemplares en febrero), que son 438 menos que un año antes, cuando contabilizó 5.317 ejemplares. Porcentualmente la pérdida es del 8,24 por ciento. Por lo que respecta a Diario de Almería, tiene una difusión de 1.769 ejemplares (1.740 ejemplares el mes pasado), lejos de los 2.019 que contabilizaba un año antes. Pierde el 12,38 por ciento de difusión.

Cádiz. Diario de Cádiz pierde en un año 548 ejemplares de difusión al pasar de 13.659 a 13.111, un 4,01 por ciento menos. También de Joly es Diario de Jerez, que pasa de 4.468 ejemplares a 4.926, un 10,25 por ciento más. Por último, también de Joly es Europa Sur, el periódico del Campo de Gibraltar, que pierde el 9,62 por ciento de su difusión al pasar de 2.340 ejemplares a 2.115. La Voz de Cádiz (Vocento) no se considera como periódico de pago al distribuirse gratuitamente con otros periódicos del mismo grupo.

Gráfico de la evolución de la difusión

Córdoba. En Córdoba también se editan dos diarios: Córdoba (pertenece al Grupo Zeta, propietario de El Periódico) y El Día de Córdoba (de Joly). La baja de la difusión de Córdoba es del 8,05 por ciento al pasar de 7.996 a 7.352 ejemplares diarios. El periódico del grupo Joly, por su parte, está a punto de bajar del millar de ejemplares. Pierde el 7,90 por ciento de la difusión. Pasa de 1.088 ejemplares a 1.002. ¿Bajará del millar de ejemplares?

Granada. El histórico Ideal, de Vocento, también registra una pérdida de difusión, concretamente del 3,97 por ciento. Pasa de 19.708 ejemplares a 18.925. El diario granadino de Joly, Granada Hoy, pasa en un año de 2.271 ejemplares a 2.092, un 7,88 por ciento menos.

Huelva. El único diario que se edita en Huelva es de Joly: Huelva Información. Pierde en un año el 4,82 por ciento de la difusión al pasar de 4.892 ejemplares a 4.656 ejemplares.

Jaén. La provincia jiennense tiene un solo diario, Jaén, que no pertenece a ningún grupo editor con implantación en otras provincias andaluzas. Ideal también tiene una edición especial para Jaén. La crisis de la difusión de la prensa de papel también afecta al diario Jaén, que en un año pierde el 9,88 por ciento de la difusión, al descender de 4.192 ejemplares a tan solo 3.778.

Málaga. El periódico de Vocento Sur, el más importante de la provincia, baja de forma considerable su difusión entre marzo de 2015 y marzo de 2016. Pasa de 18.590 ejemplares a 17.174, un 7,62 por ciento menos. Otro diario malagueño, La Opinión de Málaga (Prensa Ibérica), sufre un serio correctivo del 15,88 por ciento. Pasa de 2.720 ejemplares a 2.288 ejemplares. Málaga Hoy (Joly) se suma a las fuertes bajadas de otros periódicos del grupo con la pérdida de un 12,81 por ciento. Su difusión se reduce de 6.485 ejemplares a 5.654 ejemplares diarios.

Sevilla. El histórico El Correo de Andalucía sigue sin proporcionar datos a la OJD, por lo que se desconoce la evolución de su difusión. El diario sevillano de Joly, Diario de Sevilla, es uno de los dos periódicos de Andalucía que aumentan su difusión, al pasar de 12.827 ejemplares a 13.888 ejemplares, un 8,27 por ciento más.

La propuesta como nueva bandera de Almería es un disparate histórico

Mariano Junco González
En nombre del CAP Javier Verdejo

Ante la propuesta del Partido Popular de llevar a la próxima sesión plenaria de la Diputación una moción para el cambio de bandera de la provincia de Almería, el Centro Andaluz del Pueblo Javier Verdejo, organización social y cultural almeriense, quiere expresar lo siguiente:

No creemos que este sea un asunto prioritario para la población almeriense. Y la propuesta sale de una asociación que no sabemos a quién representa y que se llama Acción por Almería y que tiene por único objetivo la separación de Almería de Andalucía. Y que curiosamente está contando con el apoyo institucional del Partido Popular.

La propuesta como nueva bandera de la provincia

El cambio no se sostiene para nada históricamente, como hemos demostrado con decenas de datos, en un informe que hemos realizado y que hemos entregado a los grupos políticos de la Diputación.

Es vergonzoso e indignante querer generalizar a toda la provincia almeriense un símbolo como la Cruz de San Jorge, que en realidad es la Cruz de Génova, enseña que llevaban las topas genovesas que junto a otros cruzados conquistaron y arrasaron Almería en 1147. Con el pretexto de guerra de religiones o de civilizaciones lo que de verdad se escondía con esta agresión genovesa no era nada más que un motivo económico. Almería era en ese momento el puerto más importante del Mediterráneo y le hacía la competencia comercial a Génova. Por eso vinieron, destrozaron Almería y acabaron con el esplendor económico de esta tierra que ya nunca volvería a recuperarse plenamente. Y como premio nuestra Diputación quiere que esa Cruz de Génova sea el emblema de nuestra provincia. ¡Demencial!

Por tanto, no hay razones históricas ni de urgencia para promover este cambio y la memoria justificativa que acompaña a dicho cambio está plagada de contradicciones, manipulaciones y falsedades. Y creemos que este es el primer paso para ir promoviendo la separación de Almería del resto de Andalucía por lo que desde el Centro Andaluz del Pueblo Javier Verdejo reclamamos y exigimos que no se lleve a cabo tal disparate.

La nueva bandera
Manuel León
Periodista

Almería, la provincia que oficializó Javier de Burgos en 1833, estrenará una nueva bandera que estará presidida por la cruz genovesa de San Jorge. 103 municipios desde Pulpí hasta Adra, desde Los Vélez hasta Níjar  quedarán representados por este nuevo pendón que será llevado a pleno de la corporación por el equipo de Gobierno provincial en una próxima sesión. La propuesta está consensuada por los grupos políticos mayoritarios en la corporación provincial y en breve se iniciarán los trámites administrativos para poder inscribirla en el Registro Andaluz de Entidades Locales.

La actual bandera de la provincia no es oficial

Al tiempo que se templa este nuevo gallardete, la Corporación abordará también la inscripción del escudo de la provincia, que se creó en 1952 sin que jamás se haya registrado. El vicepresidente de la Diputación, Javier Aureliano García, ha destacado el calado de este proyecto que ha contado con el apoyo pericial de la historiadora María Dolores Durán. Este informe detalla que la bandera actual de la Diputación, con un fondo verde, “nunca se ha oficializado, por lo que su difusión es mínima y no tiene representatividad alguna y no hay constancia, ni obra en el archivo expediente alguno sobre su creación”.

La nueva bandera que propone el gobierno provincial reúne dos elementos representativos de la provincia a lo largo de su historia: la Cruz de San Jorge y el Escudo de la provincia de Almería. “Almería, sin diferenciación de capital o provincia, ha sido identificada con la Cruz de San Jorge en mapas e iconografías, respondiendo a la Provincia Marítima de Almería, de acuerdo con la real orden de 30 de julio de 1845 por la que se crean las provincias marítimas de España".

La Cruz de San Jorge es el símbolo de la república de Génova que ayudó, a la llamada del papa, a las fuerzas de Alfonso VII. De alguna manera –aunque no hay mucha luz según los expertos sobre el asunto- el caso es que la Cruz de San Jorge queda reconocida como enseña de la ciudad en la bandera sobre fondo blanco que ha llegado hasta nuestros días”, recoge el informe del proyecto de la nueva bandera.

Javier A. García ha destacado el compromiso de la Diputación de crear y consolidar uno de los objetos de identificación y representación  permanente que va a tener la Institución Provincial. “La actual bandera no está registrada ni homologada ni siquiera por la propia Diputación. Queremos que todos los almerienses se sientan representados por una bandera que se ha realizado en base a la historia de la provincia de Almería”, ha asegurado.

Asimismo, Javier A. García ha asegurado que la importancia de este punto del orden del día es de carácter histórico: “Es el símbolo que va a representar a la provincia de ahora en adelante”.

El procedimiento para establecer la nueva bandera como símbolo oficial de la Diputación va mucho más allá del acuerdo plenario. Acto seguido, se publicará y se pondrá en información pública; se remitirá a la Junta de Andalucía para que emita un informe; y una vez publicada una resolución se solicitará la inscripción en el Registro Andaluz de Entidades Locales.

En el año 2014, la Asociación 'Acción por Almería' solicitó a la Diputación que estudiara, en base a una fundamentación y un estudio que presentaron, la creación de una nueva bandera en la que se incluyeran símbolos vinculados a la historia de la provincia como la Cruz de San Jorge.

En este sentido, Jesús Muñoz, representantes de ‘Acción por Almería’, expresó ayer a la Cadena Ser que “el hecho de que Almería recupere uno de sus símbolos históricos es una magnífica noticia para todos los almerienses, algo que llevábamos años reclamando”.

El Consejo Audiovisual de Andalucía considera que Radio Ejido margina a la oposición

Juan José Callejón
Concejal del PSOE en El Ejido

El Grupo Socialista del Ayuntamiento de El Ejido ha dado a conocer una resolución del Consejo Audiovisual de Andalucía que dictamina que Radio Ejido excluye a los grupos municipales de la oposición. El Grupo Socialista registró una queja en el Consejo Audiovisual de Andalucía el pasado 18 de enero, y fue admitida a trámite el 3 de febrero. Unos días después, el 8 de febrero, el Consejo solicitó a Radio Ejido copias completas de diferentes ediciones de sus informativos, y al analizarlas, comprobó que el 66,96 % del tiempo de esos informativos se ha destinado a miembros del equipo de Gobierno, sin presencia de la oposición municipal. En cuanto a los partidos políticos, hay un 5,39 % de presencia, aunque es exclusiva de un partido, el PP.

Reunión del Consejo Audiovisual de Andalucía

Según este documento, todos los actores políticos que aparecen en los informativos analizados en la muestra, sean o no del Ayuntamiento, pertenecen al PP. Esta es la forma que tienen este partido y este equipo de Gobierno de entender la democracia. Utilizan de forma descarada y vergonzante un medio de comunicación público, pagado por todos los ciudadanos, como si se tratase de un boletín del PP.

En este Ayuntamiento no hay ningún órgano de control plural sobre las emisiones de la radio municipal, como en los tiempos predemocráticos. El PP confunde, como casi siempre, las instituciones públicas con su cortijo particular, despreciando la democracia y a los representantes de los ciudadanos que forman parte de la oposición.

Las emisiones de la radio municipal son una burla al pluralismo político y a la libertad de expresión, que en ningún caso es atribuible a los trabajadores de dicha emisora, ya que está claro que está sometida a un férreo control político y sectario por parte de quien gobierna este Ayuntamiento.

Vamos a trasladar al resto de los grupos de la oposición esta resolución para que se puedan emprender acciones políticas conjuntas encaminadas a hacer de la radio municipal el servicio público que debería ser, un medio en el que se escuchen las voces de todos los representantes legítimos del pueblo de El Ejido, y no solo de unos, y se acabe de una vez con esta dictadura informativa desde un medio público.

El Consejo Audiovisual de Andalucía ha considerado que existe un tratamiento tan desequilibrado y falto de pluralidad en la radio municipal de El Ejido, que excluye a los grupos municipales de la oposición, dado que en la muestra analizada no obtienen tiempo de voz alguno ni declaraciones indirectas en ninguna de las noticias. Así, el 92,54 % del tiempo de voz destinado a actores políticos corresponde a representantes del equipo de gobierno del PP, quedando el tiempo restante para una representante del Gobierno de España, también del PP.

El Consejo Audiovisual de Andalucía advierte a Radio Ejido de que sus informativos faltan al pluralismo y a la imparcialidad informativa, principios básicos de los medios de comunicación de titularidad municipal. E insta al prestador a que adopte las medidas necesarias para corregir estos desequilibrios en el futuro.