Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Se estrena 'Resucitado', también rodada en Almería

Evaristo Martínez
Jefe de la Sección de Cultura de La Voz de Almería

Tras su buena acogida en Estados Unidos -donde ha cosechado buenas críticas y ha recaudado más de 34 millones de dólares sobre un presupuesto de 20 desde su estreno el 19 de febrero-, Resucitado llega hoy, Miércoles Santo, a la cartelera española. Una fecha idónea para una película que explora los días posteriores a la muerte de Cristo desde una óptica de cine policíaco y con un peculiar investigador: un centurión romano que no cree y que responde al nombre de Clavius (así se tituló esta producción durante su rodaje en tierras almerienses en el último trimestre de 2014).

“Es una historia que todos conocemos pero que por primera vez se cuenta a través de un no creyente. A través de sus ojos vemos un proceso milagroso que marcó el devenir de la humanidad más allá de las creencias de cada uno”, cuenta Mario Tardón (Madrid, 1980), uno de los actores españoles que participó en el largometraje, dirigido por Kevin Reynolds (Robin Hood: príncipe de los ladrones, Waterworld).


Resucitado (vea el trailer el vídeo de arriba), el cuarto mejor estreno de una cinta religiosa en Norteamérica, comenzó a rodarse en Malta y después se trasladó a la provincia de Almería, cuyo paisaje tiene un protagonismo en la historia: el metraje mostrará la Alcazaba y una fortaleza construida en La Hoya, el desierto de Tabernas y las playas de San José. “Almería tiene un paisaje muy extremo para los que somos foráneos: impresiona cuando lo ves porque la naturaleza se expresa de forma brutal y maravillosa y a la par durísima y peligrosa. No es cómodo en ocasiones estar en ciertos paisajes así como de otros, como San José, no quieres escapar nunca”.

Resucitado
De hecho, Kevin Reynolds ha expresado que los escenarios almerienses son “convincentes e intensos” y que el tercer acto servirá para poner al espectador “en contacto con la naturaleza”. Al respecto, Joseph Fiennes, quien encarna al protagonista, Clavius, ha dicho que el director ha sabido captar en Almería “la huella de Dios”. “Sí que se notaba, sentíamos esa espiritualidad”, apunta Tardón. Y aunque destaca que los actores no eran creyentes sí que trabajaron “en unidad”.

“Éramos un grupo de amigos que sentíamos esa espiritualidad;no con Dios sino con el compromiso de lo que estábamos haciendo. Y cuando estás en una playa que han cerrado para ti, te escapas quince minutos y te quedas a solas en ese paraíso en la tierra, las baterías se te cargaban rápidamente”, recuerda el actor, que en la película da vida al apóstol Andrés. “Es el hermano de Pedro y el que le convence para que conozca tanto a Yeshúa [al igual que en La pasión de Cristo, en el filme se llama a Jesús por su nombre hebreo] como a María Magdalena. Él es el detonante para que se produzca esa unión”, explica.

Según Tardón, los apóstoles eran “seres puros” que no tenían necesidad de creer en milagros porque los veían. “Su fe no era ciega sino real, estaban bajo el asombro de mirar el mundo como niños estando al lado de Yeshúa”. Por eso, se ha acercado a Andrés trabajando las “emociones infantiles”.

Un asombro que el actor, que aparecerá en otras producciones internacionales como Wild Oats y The promise, sintió al ponerse a las órdenes de Kevin Reynolds. “Marcó toda una época en los noventa, con Robin Hood, Rapa Nui y Waterworld. Fue un estandarte de ese cine de aventuras que mezclaba tragedia y comedia. Ha sido un orgullo trabajar aquí la lado de actores como Joseph Fiennes, Tom Felton o Cliff Curtis y estar en una película que distribuye Sony por todo el mundo pero la magia era Kevin”.