Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


¡Qué fastidio, María, si te quitan la Gerencia de Urbanismo!

Juan Torrijos
Periodista


María Muñiz no quería dejar la concejalía en el Ayuntamiento de Almería. La convencieron para que así fuera. ¿La moneda de cambio? El cargo de Gerente en el Área de Urbanismo. María ya estuvo como cargo político al frente del urbanismo almeriense, por lo que conoce y muy bien las muchas bendiciones que otorga el cargo. No le hizo ascos a la proposición. Enfrentarse a una negativa de Luis Rogelio podía ser más peligroso en lo político y en lo económico, por lo que el cargo de Gerente le venía como anillo al dedo. Y volver a tener poder dentro del urbanismo no era un mal premio. Y María se fue contenta camino de la Avenida Federico García Lorca. El nombramiento de María presentaba algún problema y no ha podido ejercer y firmar en estos tiempos como factótum, pero el sueldo llegaba puntual y con ello seguía la felicidad.

María Muñiz
Algo se trastocó en la vida de María cuando le manifestaron que su cargo, de confianza, tenía que pasar por algún tamiz más, el de la posibilidad de que fuera sacado a concurso y se decidiera entre los aspirantes presentados. ¡Qué putada, María, mira que si te quitan el cargo de Gerente!

"María, ¿cómo te llevas con Miguel Cazorla? De él puede depender tu alegría a fin de cada mes"

Dieciséis ciudadanos aspiran, entre ellos tú, a conseguir el puesto que tienes en el urbanismo del Ayuntamiento de la capital. Un buen sueldo y gran poder en el área más importante municipal que se te puede escapar. María, ¿cómo te llevas con Miguel Cazorla? De él puede depender tu alegría a fin de cada mes. Los tuyos andan un poco acomplejados. Ramón Fernández-Pacheco, el alcalde, no quiere poner en peligro políticamente su persona, por lo que si no tienes una mayoría apoyándote puede dejar que te caigas con todo el equipo. Vamos, que el puesto vaya a otro candidato para que no se le pueda acusar a él de tomar decisiones interesadas y a dedo que benefician a personas de su partido.

¡Qué putada, María, mira que si te quedas sin el cargo de Gerente! ¡Joder, joder, joder! Dieciséis candidatos han pasado la primera criba de los técnicos. Ahora llega el turno de los políticos. La decisión es complicada, no crean. Hace unos años seguro que se nombraba a María; hoy la cuestión es más complicada. Parece que se han puesto firmes los señores políticos, y que ya no sólo hay que serlo, sino parecerlo. ¡Qué putada, María, mira que si te quedas sin el cargo de Gerente!