Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Tres alcaldes de Albox en tres años

Emilio Ruiz

Dentro de unos días se producirá, si es que no se ha producido ya, la renuncia de Rogelio Mena como alcalde de Albox, obligado por la Audiencia Provincial, que ha confirmado la pena de dos años y seis meses de inhabilitación especial para empleo y cargo público a la que fue condenado en junio de 2015 por negar de manera reiterada información a la oposición "con utilización abusiva de sus facultades de gobierno" y "entorpeciendo la transparencia de la gestión pública del Ayuntamiento que presidía".

Con la elección del nuevo alcalde o la nueva alcaldesa Albox habrá tenido tres alcaldes en tres años. El 31 de enero de 2013, José García dejó el cargo, abrumado por los problemas de un municipio que siempre se ha mostrado muy ‘dinámico’, en todos los sentidos. Le sucedió Rogelio Mena, que compatibilizaba el cargo de concejal con el de diputado  provincial. La gestión del alcalde Mena fue bien valorada por el electorado, que en las elecciones del 24 de mayo de 2015 dio a su candidatura la mayoría absoluta.

"Nunca nadie ha entendido la obstinación de Rogelio Mena por negar al portavoz del PP, Juan Pedro Pérez Quiles, la documentación solicitada"

La condena a Rogelio Mena se produjo en los preparativos de su toma de posesión. Hasta ese momento, el PSOE había mostrado con él una templanza inusual por la razón de que la imputación no se debía a causas de corrupción. El partido le apartó ‘de forma temporal’ –algo inusual- de la secretaría regional de Ideas y Programas, pero no puso obstáculo para ratificar su candidatura. La condena cayó como un jarro de agua fría en el PSOE, que se vio obligado a pedir a Mena que renunciara a tomar posesión y dejara su puesto a otro compañero. El recién elegido alcalde prefirió arrastrar a todo su grupo fuera de la disciplina socialista antes de verse apeado del cargo.

Nunca nadie ha entendido la obstinación de Rogelio Mena por negar al portavoz del PP, Juan Pedro Pérez Quiles, la documentación solicitada. Por temor a ser ‘pillado’ en alguna ‘negligencia’ no podía ser, pues los expedientes requeridos se referían al anterior alcalde, y Mena, aunque era concejal, apenas participaba entonces en la gestión municipal, al estar más volcado con su labor sindical en UGT. Nadie entendía tanta obstinación, digo, porque lo que sí entiende todo el mundo es que la justicia se ha vuelto implacable contra el oscurantismo municipal y en defensa de los derechos de la oposición.

Mena deja la alcaldía y Albox pierde a un alcalde que siempre será recordado como quien resolvió el ancestral problema del agua. Para sucederle suena con fuerza el nombre de la teniente de alcalde Sonia Cerdán. En el PSOE acogerían con agrado la vuelta a la alcaldía de Albox de Paco Pérez Conchillo, una persona experimentada y templada, que es lo que el pueblo necesita ahora. Con Conchillo de alcalde el grupo podría volver a la disciplina socialista.