Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Roquetas y la publicidad

Kayros
Periodista

Yo puedo entender que hay alguna relación matemática entre Roquetas y la lotería, sobre todo si sus gentes no paran de comprar décimos haciendo cola a la puerta de las administraciones. Si solo un número ya es de por sí mismo una posibilidad entre varios millones de ellas, parece lógico que al comprar muchos números aumenten las suertes.

Amat y la niña del Gordo
En los tiempos en que yo viajaba por el Norte de Africa, descubrí que los pescadores marroquíes tenían una teoría especial sobre el azar. Decían que metiendo más individuos en su barca de pesca, había más suerte entre los viajeros. No sé si esta doctrina la estarán explotando las mafias de las pateras. El caso es que en Roquetas ha caído el gordo dos veces en muy poco tiempo. Esto ha inspirado a los publicistas autóctonos para engendrar un eslogan originalísimo. Desde ahora Roquetas es la “ciudad la lotería”.

Veo desbandadas de españoles que se trasladan de vez en cuando a esta tierra por el antojo de que aquí la suerte es un invernadero. Es más, se le están haciendo homenajes a las autoridades por haber propiciado un clima social donde es posible el premio. No necesito ahora extenderme sobre el centenar de etnias que aquí se conglomeran por aquello del derecho a emigrar, etcétera.

Cuando apareció la serie de “Mar de plástico” la derecha tradicionalista y de las JONS se alarmó no poco creyendo que la película ponía a parir a los nativos. Dijeron: aquí no somos tan bestias y por estos contornos tampoco. Menos mal que poco a poco el problema se fue suavizando a medida que fuimos entendiendo que solo era una ficción. Cuando abrió sus puertas la feria del turismo, Fitur, lo primero que hizo nuestro alcalde fue retratarse solemnemente con todos los personajes de “Mar de plástico”.

Había que aprovechar la cometa publicitaria y valerse de cualquier cosa para poner en órbita la labor promotora de este ayuntamiento. Había que establecer la relación entre la lotería y el desarrollo socioeconó- mico de Roquetas de Mar, cuando no tiene nada que ver, si acaso la desesperación mortal de la gente que no encuentra otra esperanza ni otra salida que comprar lotería para hacerse rica.