Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Pardillos

Elena Torres
Directora de Teleprensa

El nuevo Gobierno municipal de Almería capital, tras la marcha de Luis Rogelio Rodríguez -Comendador que dejó en herencia una ‘patata caliente’ a un joven ‘sobradamente preparado’, va a tener que ponerse las pilas si no quiere quedar como un pardillo y quien sabe si por ello perder la presidencia. De sobra son conocidas en Almería las disputas entre Administraciones de distinto signo político. Cada cual hasta ahora ha defendido su posición en el Gobierno que coincidía también con la expresada vía partido y que nos llevaba a no ponernos nunca de acuerdo y en consonancia se dejaban morir asuntos que eran de interés para la ciudad.

Ramón Fernández-Pacheco,
alcalde de Almería
Con la llegada de Ramón Fernández-Pacheco a la alcaldía se ha producido una ruptura porque una cosa es lo que dice el partido y otra muy diferente la que él expresa. El problema es que existe una distorsión entre lo que dice y lo que transmiten sus comunicados y, por supuesto, los del partido en el que milita, el PP. Así, nada más tomar posesión del cargo, Fernández-Pacheco solicitó entrevista con la presidenta de la Junta de Andalucía para hablar de Almería y sus urgencias y la necesidad de ‘ir de la mano’ en algunas cuestiones.

"Existe una distorsión entre lo que dice Fernández-Pacheco y lo que transmiten sus comunicados y, por supuesto, los del partido en el que milita, el PP"

Eso creíamos, pero en realidad ahora nos ha confesado que su único interés es que Susana Díaz ‘le ponga cara’ al alcalde de Almería porque él, en realidad, está ‘encantado’ de tener que tratar con la delegada de la Junta en esta provincia, Gracia Fernández, y sus delegados, de los que dio a entender que la cordialidad era la marca del trato entre unos y otros. Atrás quedaron días y días reclamando una entrevista con la presidenta regional y las lamentaciones del propio Partido Popular, a través de su portavoz, Carmen Crespo, sobre el poco interés que Almería tenía para el Gobierno con sede en Sevilla.

Pero como la ‘guerra’ tiene que continuar, hace unos días se daba una nueva paradoja. La entrega de unas ayudas a la rehabilitación de viviendas en la que estuvieron presentes el delegado de Fomento, Joaquín Jiménez, y el concejal de Desarrollo Urbano, Miguel Ángel Castellón -otro joven al que han ascendido meteóricamente-, daba lugar a otro intento de rifirrafe que no se vivió en el cara a cara de ambos mandatarios pero sí fue motivo de una ‘dura’ nota de prensa recriminando a la Junta su falta de diligencia a la hora de resolver convocatorias de ayuda.

Estas contradicciones entre lo que uno hace y lo que dice que hace y estos ‘falsos malestares’ que se tratan de trasladar a la población a través de comunicados, pero que no se corresponden con lo que uno transmite por su boca cuando tiene a su lado a quien debe hacer las reclamaciones, más pronto que tarde pueden hacer mella en quien de ellos se vale para buscar titulares.