Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Los concejales de Mena en Albox están despertando del sueño

Juan Torrijos
Periodista

Era algo que tenía que ocurrir. Uno puede entender que Rogelio Mena se mantenga en sus trece y no dimita, diga la justicia lo que diga, pero cuesta trabajo creer que los ocho concejales que le acompañan en la aventura mantengan sin fisuras su defensa. Aceptaron irse del Partido Socialista con el alcalde a la espera de que llegara la sentencia, esta llegó y Rogelio les volvió a convencer de que había que recurrir, y ellos volvieron a apostar por su alcalde. Ha caído otra confirmación en el zurrón del señor Mena junto a la investigación de sus famosos viajes y dietas, y las carnes de los ediles se ablandan.

Rogelio Mena
¿A quién están defendiendo? ¿No se estarán condenando con él, sin tener culpa de nada? Son las lógicas preguntas de un grupo de personas que le han demostrado lealtad al señor Mena, pero que ven que se le acumulan las causas en contra y las investigaciones. Delante del alcalde guardaran silencio, pero cuando estén solos, ¿qué se dirán entre ellos?

"La situación que vive el Ayuntamiento es compleja y el deterioro democrático les puede salpicar a unas personas que lo único que han hecho es apoyar a un hombre en el que creían"

Como en todo colectivo la unanimidad, me cuentan, no es total. Los hay más proclives a seguir la inquebrantable adhesión a Rogelio y los que estarían dispuestos a pedirle que se marche cuanto antes. Son conscientes de que se han jugado su futuro político en la defensa de Rogelio y ya han surgido las suspicacias entre el equipo. Lo de convencer a todos todo el tiempo tarde o temprano tenía que caer.

Sería interesante saber lo que piensan y dicen cuando está con gente de su confianza ediles como Francisco Carrillo, Sonia Cerdán, Pérez Conchillo, José Simeón, Mario Torregrosa, Ana Belén y Aurora Cerdán. No sé si me dejo algunos, pido disculpas por ello.

La situación que vive el Ayuntamiento de Albox es compleja y el deterioro democrático les puede salpicar a unas personas que lo único que han hecho es apoyar a un hombre en el que creían. Pero mantener esa fe cuesta más trabajo cada vez, cuando la justicia va confirmando sentencias y Rogelio se sigue agarrando el sillón de la Alcaldía.

Sillón que no perdería el grupo ex del PSOE, sino que pasaría a las manos de uno de los compañeros, lo que nos lleva a pensar que Rogelio Mena no está pensando ni en el grupo de compañeros que le apoyan ni en el pueblo de Albox que le votó en su momento, está pensando solamente en él y en su interés más perentorio. ¿A quién está perjudicando? Eso.