Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Juan de Dios Mellado, medalla de Andalucía

Antonio Torres
Director de Canal Sur en Almería

Los periodistas no deben ser protagonistas. Ayer, Día de Andalucía, lo fueron de forma involuntaria dos grandes, comprometidos con Almería. Con Juan de Dios Mellado ocupó un merecido y respetado espacio Pilar del Río, periodista sevillana de origen familiar en Castril de la Peña, localidad granadina de la que Saramago es hijo adoptivo.

Juan de Dios Mellado
Del Río es una de las mujeres pioneras en realizar información de carácter político en los albores de la Transición y conoce la crónica triste de la provincia almeriense por los  sucesos racistas de El Ejido. Escribió el prólogo y presentó en Sevilla mi libro Mujeres de palabra, sobre las pioneras del periodismo audiovisual en la que ella es protagonista. Fue la primera en hablar en andaluz ante un micrófono en una época en la que para opositar a RNE tenías que tener un castellano de Valladolid, por lo menos.

Pilar del Río, volcada siempre por las causas de la libertad y la igualdad, destacó  por su labor en la extinta Radiocadena y en TVE. Colabora con Hora 25, de la Cadena SER, y en la tertulia de Tom Martín Benítez La hora de Andalucía, en Canal Sur. Es coautora de Memoria de la Transición Democrática en Andalucía (1973-1983), publicada por nuestro talento de hoy, Juan de Dios Mellado Morales (Chauchina, Granada, 1942), fundador y director de C&T Editores.

Mellado es  hijo de quien le dio el nombre, uno de los pioneros de la corresponsalía de Ideal, y padre de Juande Mellado, director de La Opinión de Málaga, y de  Sergio, redactor de El País.

El 4 de diciembre de 1977 lo lleva sellado en su cabeza este periodista que hizo de todo en Cambio 16 y fue director de una de las primeras ediciones de Diario16, un primer intento desde los periódicos de vertebrar Andalucía, dado que en esa época Joly no estaba implantado en toda Andalucía e Ideal se ocupaba de las provinciales orientales. Aquel 4 de diciembre los andaluces salieron a la calle para reclamar libertad y se encontraron con la muerte de García Caparrós. Esa muerte le llevó a escribir, junto a otro compañero, Morir por Andalucía.

Las dificultades para que se asentara la democracia eran conocidas duramente por este periodista de vocación. Meses antes informó sobre el cruel asesinato de otro joven, Francisco Javier Verdejo, en la playa almeriense de San Miguel. Almería ha contado siempre. Se le recuerda con  la imagen poderosa de Camarón de la Isla y Rafael Escuredo en Almería, que también retrató el director de La isla mínima, Alberto Rodríguez, cuando la distancia entre las dos provincias costeras era de más de cuatro horas. Ahora Almería sigue siendo una isla por tren.

Conversar con Mellado es iluminar el pasado y abrir el camino para que los jóvenes se doten de memoria. Juan de Dios recibió un  mazazo emocional con  la muerte de su hermano Víctor (Chauchina, 1946-Málaga, 2001)  que fue redactor del diario Sur, y con el que tuve oportunidad de compartir mucho trabajo en diferentes ediciones de Fitur.

El pasado jueves pedí en Sevilla al curtido Manuel Gómez Cardeña, presidente de los productores andaluces, que definiera en una palabra a Mellado, con el que colaboró en Crónica de un sueño y en Algarabía, proyecto para  poner orden a los gritones. “Emprendedor”, fue su respuesta..