Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Grupo Cooperativo Cajamar se queda a las puertas de duplicar su beneficio

Luis A. Torralba

Grupo Cooperativo Cajamar se quedó a las puertas de duplicar su beneficio el pasado año, al presentar un beneficio neto de 70,21 millones de euros frente a los 33,10 millones conseguidos en 2014. Todo ello en un entorno de simbólicos tipos de interés -el precio oficial del dinero en la Eurozona sigue al 0,05%- y caídas de márgenes aunque el de explotación del negocio típicamente bancario se elevó un 18,9% hasta los 261,81 millones.

Las menores provisiones permitieron al gigante cooperativista español, cuya cabecera es el Banco de Crédito Cooperativo (BCC), tuvieron buena culpa de tamaño incremento como consecuencia de la adecuada cobertura de los activos irregulares, un 70,7% menos que el año anterior.


Unos activos que incluyen el 100% de su participación en el capital del llamado 'banco malo' (Sareb) de la que es accionista pero a la que no ha transferido activos al no haber recibido ningún tipo de ayudas públicas. Asimismo, la tasa de morosidad se redujo un 1,81% gracias a la minoración en 676 millones de los activos dudosos, lo que supone una disminución del 11,6%, mientras que la tasa de cobertura superó el 47%.

El grupo presidido por Luis Rodríguez, que aumentó un 11,8% la concesión de crédito nuevo hasta los 10.451 millones -especialmente en sus sectores estratégicos como son el agroalimentario y las pymes-, elevó su posición de solvencia y liquidez superando de manera holgada los requerimientos supervisores. Así, el coeficiente de solvencia medido con los criterios de Basilea III phased in -en vigor en este momento- se sitúo en el 11,6%, mientras el fully loaded -aplicando todas las disposiciones que se irán materializando en los próximos años- en el 10,8%.

Mientras tanto, los activos totales en balance han aumentado un 12,3% hasta los 40.461 millones de euros y el volumen de negocio gestionado se situó en 68.419 millones de euros, gracias al incremento del 12,2% de los recursos fuera de balance, es decir, fondos de inversión, seguros de ahorro y planes de pensiones. Algo lógico teniendo en cuenta la menor rentabilidad de productos como los depósitos tradicionales. Este aumento se sustenta sobre todo en la elevada contratación de fondos de inversión, un 41,4% más de volumen respecto al ejercicio precedente.

Al hilo de esto no hay que olvidar, tal y como avanzó Valencia Plaza a mediados de diciembre pasado, que Trea Capital, socio de BCC, lanzó cinco fondos de inversión de Cajamar: Trea Cajamar Flexible, Trea Cajamar Renta Fija, Trea Cajamar Renta Variable España, Trea Cajamar Renta Variable Europa y Trea Cajamar Renta Variable Internacional.

La primera cooperativa española amplió su presencia territorial con 14 nuevas sucursales, que sitúan en 1.1257 oficinas su red a lo largo de 41 provincias. Conviene recordar, tal y como avanzó este diario hace un mes, el grupo tiene previsto abrir una decena de oficinas más a lo largo del presente ejercicio, que se centrarán en Andalucía, Baleares, Canarias, Castilla La Mancha, Cataluña y Extremadura.

En otro orden de cosas, el grupo mantiene una cómoda posición de liquidez, con vencimientos cubiertos durante los próximos años, alta capacidad de emisión de cédulas (con dos emisiones de 750 millones realizadas en 2015) y altos volúmenes de títulos descontables ante el BCE. Esto permite un cumplimiento holgado de los nuevos ratios de liquidez, situando la ratio de cobertura de liquidez (LCR) en el 642,01% y la ratio de financiación estable neta (NSFR) en el 112,24%.

Por último, Grupo Cooperativo Cajamar se ha unido como socio a la Asociación para el Desarrollo de la Experiencia de Cliente (DEC), la primera organización profesional que promueve en nuestro país el desarrollo e implementación de las mejores prácticas y la búsqueda de la excelencia en la experiencia de cliente.

Como primer grupo cooperativo de crédito español pretende con esta unión contribuir a desarrollar el concepto de experiencia de cliente en toda la sociedad y potenciar su compromiso con los principios y valores de la banca cooperativa, basados en la vocación de servicio y atención a las personas.