Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


El vestido de la Pedroche y las 12 uvas de Canal Sur

Emilio Ruiz

Los índices de audiencia de los últimos segundos televisivos del año no trastocan las cuentas de resultados de ninguna cadena. Pero todas sueñan con apuntarse el tanto de haber sido la televisión con más audiencia en las tradicionales campanadas de Nochevieja. Hasta hace unos años, ese espacio de honor estaba reservado para Televisión Española, pero cada año las cadenas privadas no dejan de echarle imaginación al asunto para intentar llevarse a la audiencia a su terreno.


Hasta esta mañana no conoceremos los datos de audiencia de esos minutos televisivos. Si nos dejamos llevar por los comentarios en las redes sociales, el codiciado ‘share’ será para Antena 3, a nivel nacional, y en Andalucía, para Canal Sur. Veremos. La cadena de Atresmedia ha recurrido por segundo año consecutivo a la atrevida Cristina Pedroche, acompañada por Carlos Sobera. Posiblemente nadie cayó en la cuenta de que, efectivamente, Sobera también estaba allí. Y es que la Pedroche apareció semidesnuda con un modelo diseñado por Pronovias que, dice la cadena, está hecho enteramente a mano tras más de 350 horas de trabajo. El vestido sugería un torrente de imaginación. Pedroche enseñaba mucho –para algunos, demasiado-, y no solo las bragas, como el año pasado. Todo sea por la audiencia.

Cristina Pedroche
También Telecinco hizo uso del atrevimiento al dar el encargo al equipo de 'Cámbiame'. Marta Torné, Pelayo Díaz, Natalia Ferviú y Cristina Rodríguez se quedaron en lencería fina roja con el cambio de año. Cuatro compartió señal con su hermana mayor de Mediaset y TVE evitó riesgos con los prudentes Ramón García y su típica capa y una Anne Igartiburu que parecía –o estaba o está- embarazada.  La Sexta, anodina: echó mano del ‘amigo’ de las hortalizas de Almería, Alberto Chicote, y una Andrea Ropero que, definitivamente, no está cultivada para estas labores.

"El telespectador de Canal Sur no apreció resultado alguno a tanto despliegue técnico y humano"

¿Y ‘la nuestra’? Canal Sur ha echado la casa por la ventana con las campanadas de este año. Muchos de los que no pudieron disfrutar en directo de la juerga del año pasado querían que este año se repitiera la jugada. Nunca se ha planteado Canal Sur insistir en el traspiés, pero a mejor no habría hecho mal negocio en pifiarla otra vez. Para que todo saliera bien, dice la cadena que ha hecho un esfuerzo sin precedentes.

Primero, de tipo técnico. Más de 40 profesionales desplazados hasta Almería, a los que se han unido los del centro territorial de aquí, una unidad móvil de cinco cámaras, una grúa "cabeza caliente", dos unidades móviles de transmisión de señal vía satélite -una de ellas con dos cámaras adicionales de seguridad-, un equipo de iluminación para el set de presentadores, un grupo electrógeno para el suministro eléctrico de la unidad móvil, otro grupo electrógeno de reserva, proyectores adiciones de iluminación para reforzar el alumbrado de la Plaza de la Catedral, un equipo de ambientación musical de 40.000 watios para amenizar los momentos anteriores y posteriores a la retransmisión…

Y luego, de promoción. Hasta los mismos Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera, Fátima Báñez y Alberto Garzón han anunciado que "este año sí, nos tomamos las uvas con Canal Sur". También nos hubiera gustado tomarlas con Mariano Rajoy, que tan accesible está últimamente, pero desconocemos si es que la RTVA no le ha cursado invitación o es que él ha preferido la TVG, que al fin y al cabo es la tele de su tierra.

¿Y la retransmisión? Pues ni fu ni fa. El telespectador no apreció resultado alguno a tanto despliegue técnico y humano. El público, los almerienses, respondió acudiendo masivamente a la Plaza de la Catedral. Para evitar otro disgusto se eliminaron los anuncios previos a las campanadas y éstas no se ilustraron con anuncio alguno. Demasiada precaución. Modesto Barragán y Manolo Casal se ganaron el puesto de presentadores tras el programa de disculpas que protagonizaron el año pasado. Pusieron voluntad, pero tal vez hubiera sido mejor recurrir a alguna pareja con más frescura. Y conste que no hablamos de frescura tipo Pedroche. En fin, pues eso, que feliz año nuevo.

Una imagen de las campanadas ofrecidas por A-3, T-5, TVE y la 6 (Vertele)