Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Alguna cabeza pensante se la ha jugado a Pepe Cara

Juan Torrijos
Periodista

La estrategia le ha salido de perlas al alcalde, pero habrá que ver lo que en su día tenga que decir la justicia sobre la cuestión. Cada concejal solo puede firmar una moción de censura en los cuatro años, dice la ley. El señor Navarro firmó una moción como edil del PSOE que se presentó en su momento en el Ayuntamiento. Entiende el alcalde que al ser éste expulsado del grupo socialista la moción no se podía debatir, pero se entiende como firmada, por lo tanto el exedil del PSOE no podrá firmar y por lo tanto no presentar otra ni como concejal independiente o no adscrito. ¡Menuda jugada!

José Cara
Si la posición de los socialistas es la legal (lo he consultado con algunos juristas y te dicen que hay que estudiar el tema en profundidad) los populares se pueden encontrar en la misma situación, que no puedan firmar otra moción contra el alcalde de La Mojonera. Es la primera vez que se produce una situación como esta en la política municipal almeriense, por lo que tendrá que ser la justicia la que diga la última palabra sobre la cuestión. Cara y Navarro salieron a cazar y parece que no llevaban la munición adecuada, por lo que ahora todo indica que han sido ellos los cazados. ¡Qué putada!

"¿Lo que hizo Rogelio Mena y compañeros con ustedes no fue otra fechoría política, doña Adela?"

Me ha gustado la contundencia de Adela Segura. No solo le pide a su exedil el acta de concejal, exige la mujer que la dejen también los concejales del PP por la fechoría política que querían cometer. Está en su derecho y es libre de hacerlo. El problema es cuando no se la oímos pedir en Albox a los concejales que se fueron de su partido. ¿Lo que hizo Rogelio Mena y compañeros con ustedes no fue otra fechoría política, doña Adela? Claro que como votan junto a ellos en todo lo que haga falta en la comarca, es de imaginar que la señora Segura no quiere poner en peligro esos votos. ¡Siempre andan por enmedio los intereses partidarios y partidistas en nuestros políticos! ¡Siempre mueren por la boca! ¡Con lo bonicos que están callados! Y en bocas cerradas, ya se sabe, no suelen entrar moscas.

Lo que no tengo muy claro, ya veremos lo que dicen los jueces, es que la jugada del señor Hernández haya sido todo lo legal que debería. Ha ganado la primera batalla pero no tengo muy claro que haya ganado la guerra, que no le cacen al final y con peores consecuencias para él. Se puede jugar una inhabilitación.