Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


La roquetera Carmen Martín vuelve hoy con ‘Las Guerreras’

Jorge Dargel Amigo

La roquetera Carmen Martín, jugadora de la selección española de balonmano femenino, vuelve hoy a la cancha en el Campeonato del Mundo, que se celebra en Dinamarca hasta el 20 de diciembre. Martín ha recibido una vez más la confianza de Jorge Dueñas, seleccionador español, que la ha incluido en su lista de 16 para representar a España.

‘Las Guerreras’ debutan hoy ante Kazajistán, a las 18.15 horas. Reproducimos a continuación el interesante artículo publicado por el periodista especialista en balonmano Jorge Dargel en el diario Marca:

No ilusionarse con la selección española femenina de balonmano parece una misión imposible, porque motivos hay de sobra para ello. Su calificativo de ‘Guerreras’ les viene como anillo al dedo, pues representan unos valores deportivos que las hacen únicas, con la humildad, el compañerismo, el trabajo, la amistad y la ilusión como algunas de sus grandes señas de identidad.

Carmen Martín
Como es habitual antes de cada gran campeonato, el combinado nacional se despidió formalmente de los aficionados, medios de comunicación, patrocinadores e instituciones en un abarrotado Consejo Superior de Deportes, muestra del enorme tirón que tiene este equipo, que cada torneo gana adeptos por su capacidad de atracción dentro y fuera de la pista. Ahora se les presenta una nueva empresa, nada fácil por cierto, ya que del 5 al 20 de diciembre disputarán el Mundial de Dinamarca con el objetivo de luchar por un metal y con el sueño de lograr un billete directo para los próximos Juegos Olímpicos de Río 2016.

Como diría la canción del grupo ‘Presuntos Implicados’, ¡cómo hemos cambiado! Y es que este nivel de exigencia parecía impensable hace poco más de siete años. Pero desde entonces, el crecimiento y el rendimiento del balonmano femenino ha sufrido una tremenda transformación al cosechar números éxitos para el deporte español casi de forma consecutiva.

Todo comenzó en el Europeo de 2008, donde se logró una sorprendente plata, lo que supuso el primer metal para el combinado nacional y que mostró el inicio de un exitoso camino de la mejor generación de jugadoras españolas. En 2009 se rozó la primera presea en un Mundial, algo que no tardaría en llegar, pues en el siguiente campeonato del Mundo de 2011 se consiguió una histórica tercera plaza. Pero el éxtasis y punto de inflexión para la Selección se produjo en los JJ.OO. de Londres 2012, donde el agónico bronce logrado sirvió como acicate para muchos aficionados, que terminaron rendidos a sus encantos deportivos. El último triunfo en forma de plata en el pasado Europeo de 2014 volvió a confirmar su gran momento.

Las claves del éxito de las ‘Guerreras’ no son ni mucho menos secretas. La apuesta en el trabajo del seleccionador Jorge Dueñas y la confianza de éste en un grupo de jugadoras que han llevado a la Selección a lo más alto del panorama internacional de este deporte, y en un peculiar estilo de juego debido a las condiciones antropométricas de las jugadoras españolas son varios de los ingredientes esenciales de los mencionados títulos.

A Garra y corazón a esta roquetera no hay quien le gane /Indalofm.com

Para el Mundial de Dinamarca, el técnico vasco seguirá apostando por una columna vertebral con muy pocos cambios respecto a los anteriores campeonatos, con internacionales (12 de las 16 en clubes extranjeros) que se han convertido en pilares del combinado nacional, como son Silvia Navarro, Marta Mangué, Macarena Aguilar, Carmen Martín, Eli Pinedo, Eli Chávez, Nely Carla Alberto, Nerea Pena, Patricia Elorza, Marta López, Shandy Barbosa, Lara González, María Núñez o Naiara Egozkue. Tan sólo dos internacionales debutarán en Dinamarca en un gran torneo: Ainhoa Hernández y Darly Zoqbi.

Afortunadamente para los intereses de la Selección, el miedo inicial tras la retirada de Verónica Cuadrado y Begoña Fernández, las ‘torres gemelas’ del combinado nacional, se disipó de un plumazo al ver que las últimas internacionales en arribar a las ‘Guerreras’ han sabido mantener el excelente rendimiento de España en las citas importantes, amoldándose rápidamente a una forma de jugar que las hace únicas, donde la defensa, la portería y la riqueza en el juego ofensivo con enorme verticalidad, rapidez y continuidad en la circulación del balón, son sus principales rasgos a pesar de no ser ni las más altas ni las más grandes y de no tener un llamativo lanzamiento exterior.

La selección española, vigente subcampeona de Europa, buscará repetir medalla en el Mundial de Dinamarca, y de este modo, lograr su segundo metal en este campeonato. Pero para lograr tal menester, tendrá que superar en primer lugar la primera fase tras caer en el exigente grupo D, junto a Noruega, Rusia, Rumanía, Puerto Rico y Kazajistán, esta última, rival el próximo sábado de las ‘Guerreras’. Como en anteriores Mundiales y dando por hecho que España será una de las cuatro selecciones en pasar a la siguiente eliminatoria, resultará vital acabar en un buen puesto de grupo para, a priori, tener un cruce en octavos menos exigente con los clasificados del grupo C, donde residen adversarios de enorme nivel como Brasil, vigente campeona del Mundo, Francia, Alemania o Corea del Sur.

Dado el formato de este campeonato, desde octavos no habrá lugar para segundas oportunidades, así que cada partido supondrá una final para los participantes. España parte, por su reciente bagaje, como una de las favoritas al podio, con Brasil, Noruega, Montenegro o Dinamarca como algunos de los principales contrincantes para la lucha por el oro, un premio que daría además un pasaporte directo a los JJ.OO. de 2016, algo que ya tienen en su poder el combinado brasileño, como anfitrión, y el equipo noruego, como vigente campeón de Europa.

Siempre humildes, siempre sonrientes, siempre luchadoras y siempre amigas. Así son las irreductibles e ilusionantes ‘Guerreras’ que harán de nuevo vibrar a todo un país en busca de otro triunfo para el balonmano español.