Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


El PP de Almería pierde dos diputados que se reparten Podemos y Ciudadanos

Simón Ruiz
Periodista

El Partido Popular ha perdido la mitad de los diputados almerienses que tenía en Madrid, pasando de cuatro escaños a dos en las elecciones a Cortes Generales celebradas ayer domingo. Por su parte, el PSOE resiste y mantiene sus dos parlamentarios y se estrenan en la Cámara Baja dos formaciones emergentes, Ciudadanos y Podemos, con un representante cada uno. Es la primera vez en la historia de la democracia española que la provincia de Almería tendrá a diputados de cuatro partidos políticos en Madrid. En el Senado, el bipartidismo se mantiene con tres escaños para el PP y uno para el PSOE.

Los cuatro nuevos diputados por Almería (Foto: Teleprensa)

Pasaban pocos minutos de las diez de la noche cuando el escrutinio ya estaba avanzado y a partir de ese momento las expectativas de los populares de perder solo un diputado se difuminaron. Era una aventura imposible conforme pasaban los minutos. A las once menos cinco minutos de la noche, al PP le faltaban aún unos 2.200 votos para asegurarse el escaño en juego en detrimento de Podemos. Los populares arrojaron la toalla.

Resultados en Almería (Gráfico: Ideal)

A falta de un análisis minucioso, la primera lectura que se realizó de los datos electorales de ayer es que el Partido Popular ha perdido en estos cuatro años alrededor de 63.000 votos. Una cifra que nunca imaginaron sus dirigentes, encerrados durante varias horas de la noche en el Hotel AC Almería. Como siempre, el presidente provincial, Gabriel Amat, llegó cuando estaba avanzado el escrutinio. En términos porcentuales, la caída del PP en Almería también es brusca. Nada menos que unos 20 puntos ha perdido la formación política desde las pasadas elecciones generales, cuando casi 6 de cada 10 votantes almerienses depositaron su confianza en Mariano Rajoy.

Otra lectura que se extrae de las elecciones generales en Almería es que el PSOE, después del batacazo de hace cuatro años, ha conseguido demostrar en las urnas su resistencia a la aparición de fuerzas emergentes como Ciudadanos y Podemos. En los cuarteles generales de los socialistas almerienses siempre se confió en mantener los dos escaños obtenidos el 20N de 2011. El principal trofeo que quería entregar el secretario provincial del PSOE, José Luis Sánchez Teruel, a la líder andaluza, Susana Díaz, era mantener el tipo en Almería. Y lo ha entregado. Apenas 4.000 votos se han dejado en el camino los socialistas en estos cuatro años de oposición a Rajoy. Y en términos porcentuales, el descenso es insignificante, de apenas un punto.

En el caso de Ciudadanos, las distintas encuestas publicadas a lo largo de las últimas semanas acertaron con la formación naranja en Almería. En todas se les asignaba el diputado que ayer obtuvieron en las urnas. Ciudadanos, que tendrá como representante en Madrid al arquitecto Diego Clemente, es la tercera fuerza política, con casi un 15 por ciento de los votos depositados ayer. La formación que preside Pablo Iglesias, Podemos, también se estrena en el Congreso con un diputado por Almería, el abogado sevillano David Bravo. Sin apenas presencia en la campaña -anoche no estaba en Almería-, Bravo llevará al Congreso “las demandas” de los círculos almerienses.