Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Nicasio Marín: “Yo… sigo”

Juan Folío
La Opinión de Almería

Nicasio Marín, el concejal del Partido Popular del Ayuntamiento de Almería, que abandonó todas sus responsabilidades en el equipo de Gobierno de Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, para quedarse como un concejal raso, ni ha dejado su acta de concejal ni piensa dejarla.

En unas declaraciones realizadas al periódico digital en el que habitualmente publica sus artículos culinarios, noticiasdealmeria.com, el expresidentes del Sindicado Médico insiste en que “ni Luis Rogelio, ni nadie de su entorno, me ha sugerido en ningún momento que deje el acta de concejal”.

Nicasio Marín
Marín dice que con el único dirigente del PP que habló en su momento fue con el presidente provincial, Gabriel Amat, y éste, tras una hora de charla en la que puso a su disposición el acta de concejal, le pidió que siguiera “porque va a hacer falta mucha ayuda” ya que “la cosa está muy complicada”.

 “No soy tándem del alcalde, y si él decide irse, que se vaya…"

Según se ha publicado, Marín habría sido invitado de nuevo a dejar su acta de concejal coincidiendo con el momento en que lo haga Luis Rogelio. “No soy tándem del alcalde, y si él decide irse, que se vaya… a mi no me arrastra el efecto Luis Rogelio”, ha manifestado al periódico que dirige Rafael M. Martos. “La decisión es mía y el tiempo es mío. La legitimidad se tiene por las urnas, y la legitimidad la tengo yo con mi nombre y mis apellidos desde mayo, y yo no fui a pedirlo, que vinieron a buscarme para pedirme que fuera en la candidatura”.

“Debe haber algún grupo al que le resulto incómodo” 

Marín no se queda ahí. Parece que tenía ganas de hablar y ha hablado: “Debe haber algún grupo al que le resulto incómodo”. Asegura que es cierto que tiene algunas diferencias con ciertas personas “fundamentalmente porque no soy partidario de las imposiciones digitales, ni de pasar la mano por el lomo de nadie; mi actitud es observar rigurosamente los procedimientos democráticos y los principios, y soy partidario de tener un diálogo fluido con Ciudadanos, y con Izquierda Unida, y con el PSOE, y lo hago cada viernes en la Junta de Gobierno”.

Y remata: “No estoy en la inercia de quien gobierna con ocho años de mayorías absolutas, y es que la aritmética actual es la que es, y hay que dejarse de egos y de soberbia localista”.