Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La oposición exige explicaciones por incluir en el PGOU una recalificación de suelos de Amat

Miguel Cárceles
Ideal

La semana política en Almería ha estado dominada por dos hechos que afectan al Partido Popular: uno, la renuncia a la alcaldía de Almería por parte de Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, y otro, la publicación por el diario El País de un presunto pelotazo urbanístico por parte de Gabriel Amat. Sobre este asunto reproducimos a continuación la que consideramos como mejor información publicada en la prensa de Almería. El artículo está firmado por Miguel Cárceles:


Cheques con los que se pagaron los terrenos

Una recalificación urbanística, aún en trámite, hizo temblar ayer los cimientos del Partido Popular en Almería. Lo publicaba el diario El País este viernes. El presidente del PP almeriense, de la Diputación y alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, y su esposa habrían adquirido, según este rotativo, en noviembre del año 2005 unos terrenos en la capital que, aún siendo rústicos, tendrán en el nuevo PGOU la calificación de uso terciario.

«El adjudicatario de la parcela fue el yerno del dirigente», publicó el diario, y el pago se habría realizado mediante 30.000 euros en metálico y dos cheques por valor, en total, de 1,7 millones de euros «procedentes de una cuenta común del matrimonio». Según este periódico madrileño, la decisión de cambiar el uso del suelo –que aún no está aprobada de forma definitiva– hizo que el precio de mercado pasara «de cinco euros por metro cuadrado a 200». La compra se habría efectuado, abunda el diario madrileño, a través de la sociedad Softtoll SA, de la que Amat y su esposa serían administradores desde el año 2008 según la base de datos mercantil Informa.

Gabriel Amat
Ayer, el líder provincial del PP prefirió no hacer declaraciones al respecto. Al diario madrileño le aclaró sin embargo, tal y como publicó ayer, que él sólo prestó dinero a su yerno para la compra de los terrenos y que la finalidad era la de ubicar en ellos un concesionario de vehículos. Según su registro de intereses, firmado para la Diputación de Almería en julio de este año, Amat tiene el 100% de la propiedad de la sociedad Sur Poniente S.L., que gestiona los concesionarios de Volkswagen en Huércal de Almería, Roquetas de Mar y Santa María del Águila (El Ejido). En dicho registro no aparece mención a la sociedad Softtoll.

Cabe recordar que el PGOUque recalificaría estos suelos está actualmente en aprobación inicial. Este nuevo documento de planeamiento está pendiente del visto bueno por parte de la Junta de Andalucía, razón por la cual dichos terrenos continúan a día de hoy teniendo un carácter no urbanizable, la calificación prevista en el planeamiento en vigor, el de 1998. Además, la compra se habría producido en noviembre de 2005, un mes después de que el avance del PGOU –que incluía un prediseño de las recalificaciones– fuera ya público.

Esta publicación, la de El País, sirvió a PSOE e Izquierda Unida para reclamar cabezas, dimisiones y explicaciones ante lo que consideraron un «pelotazo urbanístico», dijo ayer Sonia Ferrer Tesoro, candidata socialista al Congreso de los Diputados. «Tiene toda la pinta de ser un caso de pelotazo urbanístico, con dos actores principales: el ex alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, al que parece que, agradeciéndole los servicios prestados, le dan un retiro tranquilo en el Senado y Gabriel Amat, el jefe del PP de Almería, presidente de la Diputación, alcalde de Roquetas y presidente del Comité Electoral del PP andaluz, que es el que hace caja», aseveró Ferrer.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Almería, el también senador Juan Carlos Pérez Navas, ha solicitado la convocatoria de una comisión urgente extraordinaria para el próximo martes, con objeto de que el actual alcalde en funciones y concejal de Urbanismo, Ramón Fernández Pacheco (PP), informe sobre el asunto. «Queremos llegar hasta el fondo, y no descartamos que tengamos que solicitar una comisión de investigación para que todo se aclare», añadió.

La coordinadora provincial de Izquierda Unida en la provincia de Almería, Rosalía Martín, fue aún más lejos y pidió directamente la dimisión o el cese de Amat en sus cargos públicos «ante las nuevas informaciones aparecidas en prensa que de nuevo exponen ese maremágnum de empresas relacionadas con su familia, con sus socios y amigos que ponen de manifiesto el uso del cargo público para un interés particular». «Desde el PP», aseveró la líder de la coalición en Almería, «tienen que tomar medidas ya». «No se puede acabar el año con una especulación más. Gabriel Amat debe dimitir de todas sus responsabilidades políticas», exigió.

En IU pusieron el acento en la ausencia de la sociedad Softtoll de la declaración de intereses de Amat. «Hemos comprobado el registro de intereses [...] y esa empresa no aparece», dijo el concejal roquetero Juan Pablo Yakubiuk, «ni en la Diputación, ni en el Ayuntamiento». «Tenemos un informe que corrobora lo que se ha publicado: desde 2008 Gabriel Amat figura como administrador solidario de la empresa Softtoll SA, que compró las tierras cuyo valor se multiplicó por cinco tras la recalificación por parte del Ayuntamiento almeriense. Recordamos además que esa misma empresa está relacionada con el tema de los acantilados de Aguadulce», dijo el edil roquetero.

La formación va a solicitar a los secretarios de las corporaciones local y provincial un informe para corroborar si hay incumplimiento por parte de Amat en su declaración de bienes e intereses, obligatoria según la normativa estatal. Podemos también reclamó, en un comunicado publicado en Facebook, la dimisión de Amat. Ciudadanos fue el único partido político con representación institucional que ayer no se pronunció al respecto.

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, defendió ayer a su compañero de partido, Amat, y aseveró ante la prensa que el popular almeriense le había trasladado que no ha participado en «ningún tipo de pelotazo» urbanístico y que estudiaba acciones legales contra las informaciones que así lo recogen «porque dañan su imagen y la de su familia». Moreno habló personalmente con Amat y éste le garantizó que la información es «incorrecta», que el aludido terreno sigue siendo «de carácter rústico» y que «no ha habido ningún tipo de pelotazo, irregularidad ni trampa como se insinúa por parte de esa información».

Fuentes del Ayuntamiento de Almería aseveraron que Amat emprenderá acciones judiciales «contra quien haya difundido o contribuya a difundir la información maliciosa y falsa publicada».