Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El fresco caudal de la hemeroteca

Jose Fernández
Periodista

Hace dos mil años, el romano de Córdoba Lucio Anneo Séneca escribió que “Mejor es precaver lo venidero que disputar sobre lo pasado”, y todo iba bien hasta que algún periodista ocioso decidió darle utilidad a eso de archivar papeles y desenfundó la hemeroteca como arma de futuro cargada de pasado. Y desde entonces, todos vivimos pendientes del cortante filo de las palabras que un día dijimos colgando sobre nuestras cabezas.

Martín Soler
Y aunque está claro que nadie sale indemne de ese trance, en Almería hay asuntos muy trillados en donde abrir la boca es más temerario que hacer pis sobre una toma de corriente. Por ejemplo, si eres secretario general del PSOE, no debes venir a Almería a prometer la solución definitiva del tema del agua si no sabes o no te han dicho que, antes que tú, ya ha habido secretarios provinciales de tu mismo partido que han asegurado a los almerienses que el agua había dejado de ser un problema.

"Pedro Sánchez volvió a prometer el fin del problema del agua, y lo dijo sin que nadie le recordase que antes que él muchos otros socialistas ya lo habían prometido"

Lo digo porque Pedro Sánchez volvió a prometer el fin del problema del agua el pasado sábado en un animado mitin en Viator, y lo dijo sin que nadie le recordase que antes que él, muchos otros socialistas ya lo habían prometido.

Acompáñenme a marzo de 2008. Un sonriente secretario provincial del PSOE, Martín Soler, posa en la terraza del Gran Hotel y dice: “Estamos en condiciones de decir que el agua ya no es un problema para Almería, de manera que en la provincia se puede garantizar agua para un millón de habitantes” (sic.).

Era el momento en que el PSOE intentaba tapar la derogación del Plan Hidrológico que había ordenado Zapatero obedeciendo a sus socios independentistas catalanes. Las desaladoras iban a ser la solución. Siete años después de aquello -y con los problemas de suministro agravados por la ineficacia ya avisada de las mismas- el máximo dirigente de los socialistas vuelve a prometernos agua. Usted es muy libre de creérselo.