Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Unidad política y social por el ferrocarril

Simón Ruiz
Redactor-Jefe de La Voz de Almería

Con la vieja estación de tren como testigo, cientos de almerienses se concentraron ayer en la capital almeriense para reclamar la mejora de las conexiones y los servicios ferroviarios en esta provincia. Lo de menos son las cifras. La Mesa en Defensa del Ferrocarril en la provincia de Almería calculó que unas 800 personas se dieron cita en la concentración. La Policía Local dijo que unas 500. Lo de más, la reivindicación. La Mesa ha conseguido que organizaciones sociales, sindicales, empresariales y políticas se unan en torno a la demanda de mejores prestaciones ferroviarias. Una demanda que exige actuaciones inmediatas para acortar los tiempos de viaje en tren y otras a largo plazo -así lo reconocen- como la llegada del AVE desde la vecina Región de Murcia.

Al margen del test al que se sometía a la Mesa sobre una mayor o menor presencia de almerienses en la jornada reivindicativa -un jueves por la tarde-, el interés se situó en si acudirían a la cita representantes del partido en el Gobierno central, el PP. Sí acudieron, aunque no de forma tan mayoritaria como lo hicieron dirigentes y militantes de PSOE, IU, Podemos, Ciudadanos y UPyD.

Se concentraron entre 500 y 800 personas

A principios de esta semana, el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP), desveló que su intención era la de respaldar el manifiesto de la Mesa y acudir a la concentración en el Parque. Para ello tenía que acabar el Pleno extraordinario a tiempo. Y así fue. A las siete menos diez se dio por finalizada la sesión plenaria y el alcalde y concejales marcharon hacia el Parque. Junto al alcalde se situó el portavoz y senador socialista, Juan Carlos Pérez Navas. 

Entre el público estaba el portavoz de IU, Rafael Esteban. Y detrás de la pancarta (la organización no quería a políticos en primera o segunda fila) se puso Miguel Cazorla, portavoz de Ciudadanos, y otros miembros de la formación naranja. Así las cosas, la Mesa consiguió que sobre el asfalto se escenificara la unidad de la sociedad civil con la esfera política con un objetivo común: la defensa del tren.

Dentro de cuatro semanas se ha convocado una manifestación por las calles del centro. Allí pasará la Mesa otro test, en plena recta final de la precampaña electoral de las generales. Por ese motivo, Asempal y Cámara de Comercio decidieron no secundar la concentración ni la manifestación a nivel institucional, aunque dieron libertad a sus asociados. Ayer, la presencia empresarial fue escasa, más bien nula.

A continuación se reproduce el manifiesto leido ayer por el periodista Miguel Cárceles, del diario Ideal:

"Resulta paradójico pensar que a finales del siglo XX, teníamos mejores servicios que en el siglo XXI"

"El servicio ferroviario en Almería ha sufrido en lo que llevamos de siglo un notable deterioro que se puede ejemplificar en una disminución importante de la cantidad y la calidad de nuestros trenes: así, hoy disponemos de menos servicios y los que quedan son más lentos que hace quince años. Resulta paradójico pensar que a finales del siglo XX, teníamos mejores servicios que en el siglo XXI. Esto supone, en el contexto nacional, una tendencia opuesta a las continuas mejoras que se producen en otras zonas.

Esta dinámica regresiva  almeriense resulta doblemente alarmante, ya que, si no se toman medidas, el ferrocarril estará condenado a su desaparición en la provincia de Almería por su falta de utilidad. De otra parte la escasa disponibilidad supone un agravio importante para la economía almeriense, limitada a las comunicaciones por carretera. Diversos estudios señalan que un buen servicio ferroviario, tendría un impacto en positivo para nuestra provincia, en torno a un 7% del PIB.

El alcalde de Almería, en la concentración

Si no se produce una mejora en el corto plazo, Almería está condenada a una pérdida progresiva e inevitable de competitividad con respecto a otros territorios españoles. No se trata ya de lo que podemos o no ganar con un mejor servicio ferroviario, sino lo que podemos perder en materia de pérdida del PIB, crecimiento económico y empleo, con una repercusión directa entre otros, hacía los sectores de la agroindustria, el turismo y el mármol.

La Mesa en Defensa del Ferrocarril, se constituye con el claro objetivo de buscar vías de solución a las deficientes infraestructuras ferroviarias, que históricamente sufre la provincia de Almería. Nace con la intención de sumar voluntades y apoyos tanto de la Sociedad Civil, como de las Instituciones Públicas, huyendo de protagonismos que a ningún sitio llevan.

La Mesa cuenta en principio con la presencia de 40 Instituciones y Asociaciones que representan a un amplio espectro de la sociedad, pero que tiene la firme voluntad de seguir sumando a la misma, más colectivos que aporten su esfuerzo y trabajo, para poder generar una gran participación e implicación en un proyecto de interés general, como es el de dignificar y mejorar sustancialmente los transportes por ferrocarril de personas y mercancías. Sin olvidarse del aumento de las plantillas de trabajadores de Renfe y Adif  en la provincia de Almería.

Entendemos que la obligación del servicio público ferroviario tiene que ir acompañada de un Plan de actuaciones urgentes y de las necesarias inversiones presupuestarías para realizarlas. La Mesa del Ferrocarril, tendrá como misión impulsar todas aquellas actuaciones y movilizaciones que se consideren necesarias, para buscar vías de solución a los problemas que padece el ferrocarril almeriense".