Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Todos al tren

Antonio Felipe Rubio
Periodista

Durante la maratoniana sesión plenaria del pasado lunes el alcalde, justificando sus gestiones en el Senado, indicó que hay abiertas negociaciones con ADIF y el ministerio de Fomento para modernizar y acortar el tramo ferroviario Almería-Madrid. Además, argumentó que una de las posibles acciones, en tanto llega el AVE desde Murcia, sería lanzar un bus directo para enlazar con Granada sincronizando con el AVE, cuando llegue. Así, con este enlace intermodal, podría acortarse el trayecto en casi dos horas; lo cual no es para despreciar.

Obras del AVE en Almería
La respuesta no se ha hecho esperar. IU, PSOE y el consejero de Fomento se han subido ¡todos al tren! Descalificando los argumentos del alcalde como una “broma”, “chapuza” y “ocurrencia” que no soluciona los problemas de una vetusta línea férrea que data de principio del S. XX.

Ciertamente, los diferentes gobiernos no se han prodigado en aplicar mejoras en una línea férrea francamente obsoleta que se ha mantenido en pésimas condiciones y, de no ser por intereses de la minería, jamás se hubiese electrificado redundando en el antropomorfismo almeriense de la legaña generada por la carbonilla.

Cuando la política se radicaliza y el sectarismo se acrecienta al olor de las próximas elecciones nada es solución aceptable. O sea, que para donde tires te estrellas y cualquier propuesta intermedia o de compromiso se interpreta como desprecio y humillación.

Nada me satisfacen las iniciativas de provisionalidad. Lo provisional en Almeria es un límite que tiende hacia el infinito. Ya me gustaría contar con el verdadero AVE, devenido en un “altas prestaciones” o “velocidad alta”; eufemismos para consuelo aproximativo de los que sueñan con lo inalcanzable. Lo que resulta insultante es que partidos, sindicatos y autoridades “progresistas” califiquen de “broma” y “humillación” lo que ellos mismos han venido practicando durante decenios en Almería.
"El PSOE liquidó la línea Guadix-Almendricos arguyendo baja rentabilidad de la línea"
Y, por citar. El PSOE liquidó la línea Guadix-Almendricos arguyendo baja rentabilidad de la línea. Esta decisión se tomó cuando no disponíamos de un solo metro de autovía ni se previó mejora alguna con línea Almería-Granada. Gobernaba el POSE en España, Andalucía, Diputación de Almería, Ayuntamiento de la capital y en el 80% de los pueblos de la provincia. La alternativa a la eliminación de Guadix-Almendricos llegó más tarde y se llamó Redia del Almanzora. Esta obra se plantó por falta de pago de la Junta de Andalucía y aún está en ejecución por espacio de más de 10 años.

El PSOE apostó y celebró el diseño de la autovía del Levante que nos uniría con Murcia y que discurría por los Vélez, sin pasar por la capital. En aquel momento los camiones del Poniente (agricultura) tenían que pasar por el Cañarete y el puente de Rioja. Aparece la campaña “Almería sin salidas” y se modifica a regañadientes el trazado.

“Andalucía junta voluntades”. Es la A-92, la vertebración de Andalucía. Pero Almería tiene que hacer uso de una peculiar “lanzadera” de 124 Km. Desde la capital hasta Guadix hubimos de circular por una infame carretera hasta saborear la modernización imparable; y eso nos costó once años de retraso, espera y pérdida de oportunidades. ¿Sigo?

Y ahora vienen a decirnos que el transporte intermodal, tan moderno y progresista, es una ocurrencia, chapuza y humillante. La Junta y los colaboradores necesarios para su gobierno han sido nefastos tanto para soluciones intermedias como soluciones definitivas que nos han demorado en el progreso y sumido en una sectaria confrontación que evidencia la miseria de ciertos políticos rendidos al servilismo partidista.