Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

No tiene fácil Amat hacer las listas para el 20-D

Juan Torrijos
Periodista

Los cambios y renovación que ha pedido Juanma Moreno dentro del partido y de las listas para el veinte de diciembre están encontrando en Almería más de un inconveniente. Dos importantes gallos de pelea del partido quieren el puesto número uno de la lista del congreso: Javier Arenas y Rafael Hernando. El primero se sienta en las reuniones de Génova a la izquierda de Mariano, el segundo es el portavoz del partido en el Congreso, nombrado en su día por el mismo Mariano.

Los dos quieren el uno
Rafa viene siendo el número uno desde hace años. Ésta podría haber sido su última legislatura, pero su nombramiento de portavoz le pone de nuevo en las quinielas y si cabe con mejor posición. Arenas ha sido hasta el momento el hombre clave del PP en Andalucía, y su llegada a las distintas listas de Almería no se ha visto mal dentro del partido que preside Gabriel Amat.

"Las encuestas no le son favorables a los populares almerienses. Las que se conocen hablan de la pérdida de un diputado"

Dos importantes gallos del PP disputándose el puesto número uno de la provincia. Conseguir un puesto de salida en Madrid, que es lo que les gustaría, no es posible, por lo que les han dicho que se busquen puestos en provincias. Rafa lo tiene, Arenas lo tiene  que luchar. ¿Y su hermano mayor qué dice a esto?

Las encuestas no le son favorables a los populares almerienses. Las que se conocen hablan de la pérdida de un diputado, las que no de que pueden ser dos. El número tres de las generales, puesto que normalmente viene ocupando el señor Matarí, está considerado muerto, que no sale. Si es así, se entiende que nadie se quiera arriesgar a ocupar ese lugar. ¿Se despide el señor Matarí de la política en el congreso? ¿Se le intentará salvar en el senado?

Si le sale humo de la cabeza a don Gabriel es que está pensando una solución a tan complicada situación. Podría darse, me cuentan, que Javier y Rafa “se jueguen a los chinos el que” vayan de uno y de dos en la lista, dejando el tercero y cuarto para dos mujeres. Pero la “ley cremallera” se lo pone complicado. Y las críticas que le lloverían a cántaros desde el bando femenino.

Dicen que estamos ante unas elecciones históricas. No sé si lo serán, pero para algunos políticos pueden ser las de la despedida de unos años felices, pletóricos de poder y fuerza, de pavoneo y buena vida, años de mirar por encima del hombre a los pobres y mortales votantes. Pues algunos van a volver a ser eso: mortales.