Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Los Prior: Involuntariamente famosos y ahora también robados

Lenox Napier
Un británico de Mojácar

Lástima para la Familia Prior. Helen y Len Prior se hicieron involuntariamente famosos en enero de 2008 cuando su casa, levantada en una zona tranquila a las afueras de Vera (Almería), fue demolida por los agentes de la Junta de Andalucía. Su vivienda no estaba en la playa, o en la costa, o en un parque natural o en una zona de inundaciones (como por ejemplo, el muy protegido Puerto Rey, a escasos kilómetros, o su vecino, el a veces subacuático Pueblo Laguna). La casa, insistimos, no estaba en una carretera principal y no había planes corporativos por la parcela. Su casa estaba rodeada por otras casas (incluyendo casas de propiedad española) en un zona de poca población a dos o tres kilómetros de la ciudad de Vera.

Familia Prior (Foto: Diario de Almería)
La demolición, ignorado en su momento por los medios de comunicación españoles, fue publicitada en la televisión británica y en la prensa extranjera. Potenciales compradores británicos estaban consternados y decidieron no invertir en Andalucía y España. Para los jubilados europeos –buscando sol, vino y precios bajos– siempre hay un Portugal, Italia, Croacia, Florida y Francia. La reacción negativa de los británicos y otros europeos del norte a la noticia del derrumbe de los Prior habrá costado a Almería y a Andalucía miles de millones de euros en ingresos perdidos, por no hablar de puestos de trabajo (en una región con la mayor tasa de desempleo en Europa).

"Unos ladrones entraron en lo que quedaba de su casa y se llevaron sus joyas personales"

La Junta de Andalucía, por aquel tiempo, había "descubierto" 300.000 "viviendas ilegales" en la región (alrededor del mismo número de viviendas como hay en toda la ciudad de Málaga) y se dedicó a atormentar a los habitantes de esas casas -cortar su agua o luz, negándose papeleo (haciendo la casa esencialmente sin valor),  y así sucesivamente.

Los Prior, sin la protección contra las inclemencias del tiempo, también conocido vulgarmente como "casa", se mudaron a su garaje, que se había escapado de demolición, y han permanecido allí desde entonces. Sin agua corriente ni electricidad, ocho años llevarán llegado el próximo enero.

Pero mira, unos ladrones entraron en su lugar el otro día, en lo que quedaba de su casa. Se rompió y se llevaron sus joyas personales, computadoras y otros elementos útiles. Vaya miseria.