Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Los orientadores laborales de Andalucía, preocupados por el recorte presupuestario

Ana Herrera Moreno
Orientadora Laboral

De “bochorno, mazazo y auténtica tomadura de pelo” han calificado los orientadores laborales la convocatoria 2015 de Andalucía Orienta que acaba de ser publicada por la Consejería de Empleo y que desarrollará el Programa de Orientación Profesional  Y Acompañamiento  a la inserción laboral de los parados andaluces. Según  la Asociación de Profesionales de Orientación Laboral de Andalucía (APAO), la actual convocatoria “ha terminado por hundir el ánimo de los orientadores laborales ante el brutal recorte presupuestario–el peor hasta la fecha- del que van a ser víctimas tanto los profesionales como los parados andaluces”.

Manifestación de los orientadores laborales andaluces

Para el año 2015 el presupuesto total  para  toda  Andalucía se establece en  13  millones de euros,  lo que supone una reducción del  57% con respecto a 2014 que fue de 30 millones (40 millones en 2013). También la reducción de personal es más que drástica –de un 68%- pasando de 1.122 orientadores laborales en 2014 a 334 técnicos para 2015.   Esto significa que numerosas zonas de Andalucía se quedarán sin la posibilidad de solicitar unidades de orientación. En concreto serán 19 zonas menos en Jaén, otras tantas en Cádiz , seis menos en Almería y así en otras  provincias. A las capitales  de  provincia  y  poblaciones   con 70.000  y 150.000  habitantes  también se  les  niega  la posibilidad de  solicitar  unidades  de orientación,  a pesar de contar con entidades  con una  larga trayectoria   en su   desarrollo desde 2003.

APAO, considera “inconcebible que en Cádiz, una de las provincias con  más  paro de Europa,  no se contemple en esta convocatoria a ninguna  localidad  como  prioritaria. Tampoco se comprende que a poblaciones como Jerez o Algeciras se les vaya a negar la posibilidad de contar con oficinas de orientación”. Precisamente algunas poblaciones gaditanas como Trebujena, con una amplia trayectoria en orientación laboral, ha reaccionado de inmediato convocando movilizaciones para el próximo lunes al verse privada de la continuidad del programa de orientación.

Las expectativas de los orientadores laborales eran muy malas ante la progresiva degradación del servicio en los últimos años y  la interrupción del mismo desde el pasado 28 de julio, fecha en que se cerraron todas las oficinas de Andalucía Orienta en Andalucía. Pero a pesar de todo, la actual convocatoria ha rebasado todas las predicciones negativas y ha hecho que cunda el “desánimo más absoluto”.

"Los profesionales han venido soportando en los últimos años una precariedad laboral total y han denunciado continuos recortes,  interrupciones, falta de planificación y una progresiva degradación en la calidad del servicio"

Los profesionales han venido soportando en los últimos años una precariedad laboral total y han denunciado continuos recortes,  interrupciones, falta de planificación y una progresiva degradación en la calidad del servicio desde el 2011. Por todo ello, el pasado 30 de septiembre se concentraron  cientos de orientadores laborales ante San Telmo exigiendo un compromiso por parte de la Junta con los parados andaluces para que el servicio recupere la buena calidad de la que gozó en sus comienzos en los que se llegó a contar con  cerca de 2000 profesionales para el asesoramiento y orientación profesional de los desempleados andaluces.

Para los orientadores laborales, “el consejero de Empleo saca una convocatoria de  urgencia  para salvar la cara ante la presión recibida por la caótica gestión y el cierre de las oficinas de Andalucía Orienta,  pero que en absoluto responde a las necesidades reales de los desempleados andaluces, carece de planificación y no va a dar respuesta  a la situación de paro que vive Andalucía”. 

Los orientadores laborales piensan que la Junta “está tomando el pelo a los andaluces  cuando considera que el servicio tiene una continuidad por el simple hecho de que todos  los años   se  lleva a  cabo  la convocatoria, aunque ésta se realice tarde, mal, con recortes y tras  largos  meses de interrupción del  Servicio”.

"Los orientadores consideran que la Junta “engaña a los andaluces cuando niega que existen vacíos entre  una convocatoria  y  otra"

Los orientadores consideran que la Junta “engaña a los andaluces cuando niega que existen vacíos entre  una convocatoria  y  otra, alegando  que  los centros de referencia del SAE desarrollan su labor de orientación para cubrir la atención a los desempleados”. A este respecto argumentan que la función de estos centros  de referencia  ubicados  en las  capitales es la de coordinar al resto de unidades de orientación de toda  Andalucía  y  que  las  atenciones que  prestan a los  usuarios es  muy  puntual.  Los  200  profesionales de unidades  internas  del SAE, entre  los  que se  incluye los 8  centros de referencia,   que  afirma  la Consejería  que  están  prestando  la  orientación  a  los desempleados,  se limitan  en su  mayoría  a  tareas  de pseudo-orientación, tales como  sesiones  grupales estándares y   mensuales  con los  beneficiarios del Plan Prepara,  obligatorias y de trámite  para   que  puedan  cobrar  una   ayuda económica durante 6  meses”.

 Los orientadores laborales niegan que la  mayoría de estas unidades internas del SAE estén realizando itinerarios  personalizados de inserción laboral y aseguran que de hecho los más de 200.000  expedientes  de orientación  que  quedaron interrumpidos con el cierre de oficinas el   28 de  Julio,  siguen  a  la espera  de ser atendidos.

Por últimos, los orientadores laborales de Andalucía Orienta denuncian “la falta de cualificación para la orientación de los profesionales que el SAE ha  incorporado y pretende seguir incorporando  en sus  oficinas, ya que proceden   de  ámbitos  que  nada  tienen que  ver con la  orientación,  sin  experiencia alguna y a los  que se habilita   con  un   curso de 30  o 45 horas. Todo ello en detrimento de la calidad del servicio y dejando en el paro a profesionales especializados  con   hasta  15 años de experiencia  en orientación”.