Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Incapaces de entender su cargo

José Fernández
Periodista


El embajador norteamericano en España, James Costos, ha estado recientemente en Almería visitando el set de rodaje de la serie Juego de Tronos. A pesar de no ser un acto enteramente oficial, el diplomático no ha sido visto luciendo una camiseta con la bandera confederada, ni ha portado en su atuendo ningún complemento o símbolo que pudiera ser interpretado como inapropiado para el máximo representante en nuestro país de la República de los Estados Unidos de Norteamérica.

La pulsera de Sonia Ferrer ¿es una bandera republicana o es una pulsera
con los mismos colores que la bandera republicana? No es lo mismo.

"Acabamos de ver a la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Sonia Ferrer, luciendo una llamativa pulsera con los colores de la II República en el acto oficial con el que la Guardia Civil conmemoraba la Fiesta Nacional"

Pongo el ejemplo de esta visita informal porque no cabe imaginar a un representante de la administración norteamericana participando en un acto oficial luciendo un emblema o distintivo que pudiera poner en entredicho su profesionalidad y su buen juicio. Y no sólo eso. En el improbable caso de que este cargo público hubiera tenido el error (no hablo ya de incurrir deliberadamente en algún postureo infantiloide) de no respetar el cargo representativo por el que cobra, habría sido severamente reprendido y probablemente destituido.

Sonia Ferrer Tesoro

Así funcionan las cosas en los países serios y en donde las cosas se hacen razonablemente bien. Pero España es otra cosa. Sin ir más lejos, en Almería acabamos de ver a la Delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Sonia Ferrer, luciendo una llamativa pulsera con los colores de la II República en el acto oficial con el que la Guardia Civil conmemoraba la Fiesta Nacional y el día de su Patrona.

No digo yo que en su casa o en la sede de su partido (cuyo secretario general hace mítines arropado en una gigantesca bandera de España) no pueda lucir doña Sonia los complementos o atavíos que más le plazcan, o significarse allí como partidaria de la fórmula de configuración estatal que considere mejor. Lo que vengo a decir es que alguna vez, alguien tendrá que explicar a los cargos socialistas que, antes que militantes del PSOE, son representantes públicos del conjunto de la ciudadanía. De todas y todos los ciudadanos y ciudadanas, para que ellas y ellos me entiendan.