Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Caja Rural del Sur pide respeto legal para su modelo frente al de Cajamar

Carlos Pizá de Silva
Redactor jefe de Economía en grupo Publicaciones del Sur

El presidente de la caja Rural del Sur y del Banco Cooperativo español, el directivo onubense José Luis García Palacios, ha sacado pecho del modelo de entidad financiera que defiende para su caja y el resto del sector rural en el foro económico organizado por Rural del Sur en el palacio de congresos de Sevilla (Fibes). Sustenta su defensa en que las rurales “no han costado un céntimo al erario público”, desarrollan un modelo de banca de proximidad que aspira a cubrir los huecos que han dejado las cajas de ahorro desaparecidas, no han concentrado riesgos en el sector inmobiliario y mantienen una trayectoria de prudencia.

Oficinas de Cajamar
García Palacios ha señalado, en relación a las nuevas demandas del Banco Central Europeo y del Banco de España de que el sector bancario español vaya hacia una mayor concentración, que rechaza el modelo que defienden ante estas demandas algunas cajas rurales, en concreto el líder español, Cajamar (con sede en Almería). “Frente a las pretensiones de algunos de desnaturalizar nuestro modelo para acabar siendo sólo una entidad, nosotros defendemos un modelo diferente al que precisamente no ha dado los mejores resultados”.

Se refería, pero sin citarla expresamente, a la estrategia desde hace años de Cajamar de unir a la mayor cantidad de rurales posible bajo su marca y caminar hacia la bancarización de las rurales e incluso la salida a bolsa de esa entidad mayor. Cajamar agrupa actualmente al 50% del sector, ha creado el Banco de Crédito Social Cooperativo (es su primer accionista), va a dar entrada a socios externos en él (la aseguradora Generali) y no descarta sacar a Bolsa ese banco a medio plazo.

El invitado estrella de este evento, el ministro de Economía Luis de Guindos, sin embargo no se ha alineado totalmente con Palacios ya que advirtió al sector de las cooperativas de crédito: “Hay que ir adaptándose mejorando los instrumentos de capital y de gobierno corporativo, esto es fundamental”. Guindos dijo en 2014 en el Congrreso que, tras la reforma de las cajas de ahorro que ha hecho que queden 2 de 46 (el resto se ha fusionado y bancarizado), tocaba el turno a las rurales. “Esto nos puso los pelos como escarpias”, reconoció García Palacios, quien de todas formas lamentó que el Ejecutivo central "haya perdido la oportunidad de crear un nuevo marco normativo para las cooperativas de crédito".

Finalmente, esa regulación efectivamente no ha visto la luz. “El presidente de Rural del Sur sabe que, en ese momento, no apoyamos los planteamientos de fusiones obligatorias”, ha recordado el ministro. Sí reconoció el nulo coste para las arcas públicas que ha supuesto el sector de cooperativas de crédito para el Estado y que, por ello, “no hay necesidad de intervenir en él como se hizo con las cajas de ahorro”.

Cara al medio plazo, Guindos ha pedido mantener un diálogo “imaginativo” entre legislador y legislado. García Palacios apuntó antes de la intervención del ministro, en la inauguración del foro, que las rurales más afines a su modelo (el otro 50% del sector) deberían crear un Fondo de Garantía, Liquidez y Solvencia propio por si alguna caja tiene problemas a futuro. Y recordó la importancia que las rurales tienen en Holanda o Francia históricamente, con entidades como Rabobank o Crédit Agricole, que tienen en torno al 40% de cuota en el mercado bancario de esos países frente al 5-7% en España.

Para leer el artículo íntegro pincha en este enlace: