Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Preocupación entre los almerienses residentes en Cataluña

Carmen López
Periodista

La hipotética separación de Cataluña del resto de España, tal y como pretenden los independentistas, encabezados por el actual presidente de la Generalitat de Catalunya, no convence y no gusta en general a los almerienses e hijos de almerienses afincados allí. El presidente de la Casa de Almería en Barcelona, Francisco Gutiérrez Latorre,  asegura que allí se vive “una situación de incertidumbre que afecta a todos los órdenes de la vida, especialmente a lo económico y empresarial. No hay certeza de las circunstancias que se avecinan. En rigor no se pueden planificar negocios ni iniciativas personales y profesionales más allá del corto plazo. Todos, deseamos que se logre una sociedad con seguridad y estabilidad para afianzar las economías personales, familiares y empresariales”, ha explicado.

El humor, que no falte

Para él, como para la mayoría de los encuestados, “los sucesos sociales y políticos son consecuencia del amplio margen de libertad (nunca agradecido al anterior monarca) que nos dimos los españoles al aprobar la Constitución de 1978”. Considera que “unos lo han aprovechado para laborar hacia la independencia de la región e instalar una futura república. Otros, más solidarios para fortalecer los lazos con el conjunto de la comunidad nacional española”.

Añade que, consecuencia de ello, se ha registrado ”una fractura social que ha conmovido incluso los cimientos de las familias”, a lo que se suma “la ignorancia de los políticos a la hora de efectuar los traspasos de las competencias del Estado a la Comunidad Autónoma (faltos de experiencia), permitió que competencias estatales que fortalecen la unidad de España fueran cedidas alegremente al ámbito autonómico, sin que el Estado disponga ahora de resortes para resolver los conflictos que se plantean”. Así, explica que esto sucede con Educación, Sanidad y Justicia.

Entiende que con las próximas elecciones “se ha llegado al tramo final, se diga lo que se diga”. “Necesitamos más que nunca el respeto de todos y a todos. Continuar con la convivencia constructiva y la confianza mutua. Y si tiene que haber diálogo, que lo haya, pero no para obtener  privilegios o beneficios económicos que nos distancien del conjunto nacional”, dice. Para él, el futuro “obligadamente ha de ser español y europeo. Lo catalán, lo andaluz, lo castellano o lo gallego, por citar algunas peculiaridades, están en el plano regional y autonómico, es decir, en ámbitos subsidiarios, guste o no guste”, concluye.

Juan Segura López  (natural de Sorbas y residente en Barcelona) fue funcionario judicial y siempre estuvo al margen de la política, “pero ahora que ya estamos en este camino” dice que le “preocupa”. Dice que con 71 años que tiene, sea cual sea el resultado del proceso que hay en marcha y de las elecciones, no le va a hacer “mucho daño”. “Si se pone la cosa fea siempre puedo regresar a Almería”, dice, como algunos otros.