Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El apretón y el esfuerzo

Antonio Felipe Rubio
Periodista

Una de las cualidades de la Junta de Andalucía es hacer de la costumbres leyes. El precedente del Convenio para la Rehabilitación del Ayuntamiento y Plaza Vieja ha conocido un periplo estratosférico (fase, inter fase, sub fase…) hasta endilgar al Ayuntamiento el compromiso económico de adelantar los pagos que la Junta jamás afrontó.

Ahora, utilizando el nefasto precedente, el PSOE pretende que el consistorio adelante el dinero para la ejecución de proyectos que son responsabilidad exclusiva de la Junta. Así lo pretende el portavoz socialista municipal, Pérez Navas, instando al Ayuntamiento a adelantar el dinero para la rehabilitación de la Casa del Mar. Incluso, se permiten desviar y manipular la atención de los vecinos de Pescadería señalando al Gobierno municipal como culpable del desamparo sanitario a todo un barrio.

Andalucía, imparable

No nos engañemos. Las competencias en materia de Salud son de la Junta de Andalucía. La Junta del PSOE es quien decide si se rehabilita o no la Casa del Mar; y las competencias del Ayuntamiento se remiten a la observancia de los preceptos urbanísticos, sanitarios, de seguridad, agua, recogida de basuras y poco más.

En Roquetas de Mar sucede otro tanto con el Hospital de Alta Resolución, cuyos terrenos están cedidos por el Ayuntamiento y quedó establecido un convenio de colaboración para afrontar la construcción de la infraestructura con cargo municipal, aliviando a la Junta de ese compromiso económico en aras de una rápida y fluida puesta en marcha de tan importante servicio para el municipio.

Cuando la Junta ha anunciado la puesta en marcha de nuevas infraestructuras han sido los Ayuntamientos los que han dado el primer paso aportando el suelo con rapidez y sin pedir nada a cambio. Valgan algunos ejemplos: Materno-Infantil, Facultad de Medicina, IES El Toyo, Hospital de Roquetas…
"Cuando la Junta del PSOE ha tenido que cumplir los compromisos con la provincia de Almería se ha destacado por infames retrasos, clamorosos incumplimientos de convenios y notorios fiascos"
Muy al contrario, cuando la Junta del PSOE ha tenido que cumplir los compromisos con la provincia de Almería se ha destacado por infames retrasos, clamorosos incumplimientos de convenios y notorios fiascos. Valgan otros ejemplos. Primero, los de infausto y añejo recuerdo (10 años de retraso en la A-92, Trasvase del Ebro, Redia del Almanzora) y los actuales de Plaza Vieja, Materno-Infantil, Facultad de Medicina, Cable Inglés, Variante de Roquetas… sin olvidar la “operación” de Plaza Carabineros por la que la Junta nos cobra a los almerienses nada menos que 600.000 euros.

Con este panorama no es de extrañar que el PSOE en el Ayuntamiento se afane en forzar argumentos que solapen los incumplimientos de sus “señoritos” de Sevilla. Así, aunque sea usurpando la autoría, cogen el documento de ASAFAL y lo utilizan -sin la gentileza de reconocer la autoría- para elevar el tono de la polémica de la deficiente línea férrea en sede municipal. Y esto no es otra cosa que intentar tapar las vergüenzas en asuntos tan vergonzantes como el IES El Toyo.

Recordemos que los vecinos de Retamar-Toyo se concentran periódicamente para exigir la eliminación de los barracones (caracolas) y la construcción de un centro educativo con la mínima dignidad exigible de esta Andalucía “de Lujo e Imparable”. Eso sí, ningún concejal del PSOE que se desvela por los intereses de los almerienses se une a los manifestantes. “No incomodemos a nuestra querida presidente que nos lleva a todos en el corazón”.

Y, además, Díaz acaba de decir que hará un “esfuerzo” presupuestario para eliminar las tercermundistas caracolas. Y eso del “esfuerzo”, en política, es tan determinante y concluyente como un apretón de esfínter sin resultados evacuatorios. Doloroso y frustrante.