Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Respuesta del colectivo antitaurino a Benjamín Hernández

Asociacion Liberación animal
y otros colectivos antitaurinos

La pasada semana, el presidente de la plaza de toros de Almería, Benjamín Hernández, en una entrevista publicada en la prensa local, realizaba unas declaraciones referentes a la necesidad de “fortalecer la defensa de un espectáculo que se enfrenta a detractores anti-sistema que emplean la violencia, ya sea física o verbal, para imponer un estilo de vida”.

Benjamín Hernández
Podemos entender la preocupación de Benjamín Hernández, al contemplar cómo se desmorona por momentos ese “espectáculo”, como él lo llama; y comprendemos su nerviosismo al ver peligrar su estatus como presidente de la plaza de toros de Almería. Pero, en ningún caso, esa preocupación, por legítima y humana que sea, puede justificar que se falte al rigor y a la verdad, mintiendo con el más absoluto descaro, e intentado de forma torticera equiparar el movimiento antitaurino a sectores anti-sistema que usan la violencia para conseguir sus objetivos.

Benjamín Hernández sabe perfectamente que el movimiento anti-sistema es un movimiento de base ideológica que lucha contra un determinado orden político y social. Y sabe igualmente que el movimiento antitaurino, a diferencia del anterior, es un movimiento plural y diverso, donde tienen cabida personas de todos los ámbitos, de todas las ideologías, de todas las clases sociales… Sólo nos une el rechazo a un espectáculo bárbaro y cruel, que resulta repugnante para la conciencia de cualquier persona con un mínimo de empatía y sensibilidad.

En ese sentido, habría que recordarle a Benjamín Hernández que peligrosos y violentos anti-sistema son, por estar en contra de los toros, la reina Sofía, Rosa Montero, Fernando Delgado, Maruja Torres, Silvia Marsó, Alex de la Iglesia, Fernando Tejero, Karmele Marchante, Rossy de Palma, Julia Otero, Lucía Etxebarría, Eduard Punset, Antonio Fraguas “Forges”, Juanma Bajo Ulloa, Gervasio Deffer,  etc.

Y entre los anti-sistema que ya nos dejaron, y también manifestaron su oposición a los toros, podemos citar a Pio Baroja, Antonio Machado, Miguel de Unamuno, Juan Ramón Jiménez, Lope de Vega, Francisco de Quevedo, José de Larra, Azorín, Jacinto Benavente, Miguel Delibes, Francisco Umbral, José Saramago, Félix Rodríguez de la Fuente, etc.

Respecto al uso de la violencia, el movimiento antitaurino es, en su inmensa mayoría, no violento; y sus acciones y reivindicaciones son siempre pacíficas. La presencia, de forma aislada, de comportamientos exaltados y agresivos es algo que se da en todos los colectivos y grupos humanos; y querer usarlos para establecer una regla general en base al hecho puntual, no deja de ser, nuevamente, un intento burdo de manipulación.

No obstante, no deja de sorprender que personas que disfrutan con la tortura sádica, hasta la muerte, de un ser vivo; y que vitorean y aplauden al torero mientras perpetra semejante monstruosidad, se escandalicen por la presunta violencia verbal de las consignas que suelen corearse en cualquier manifestación o acto reivindicativo. Algo que es una tradición irrelevante y jocosa en manifestaciones políticas y sindicales, de repente se torna en algo casi delictivo, si la manifestación es de corte antitaurino. En definitiva, otro intento infructuoso de retorcer la realidad con la más absoluta falta de pudor y honestidad.

En cualquier caso, entendemos la honda preocupación del presidente de la plaza del toros de Almería, y del resto de personas (toreros, ganaderos, empresarios…) que se enriquecen con el macabro “arte” de la tauromaquia, pues a la luz de las cifras y estadísticas actuales, su negocio tiene los días contados. Por poner algunos ejemplos, el número de festejos taurinos ha caído un 40% en los últimos 5 años, mientras que en diversos sondeos realizados por la empresa demoscópica Investiga (antes Gallup), es creciente el número de personas que muestra un nulo interés por los toros, estando próximo al 75%. Todo ello se está traduciendo en un aumento espectacular de regiones, provincias y ciudades antitaurinas en todo el territorio nacional, como ha puesto de manifiesto la reciente publicación del mapa de la tauromaquia en España, por el diario El País.
-------------------------------------------------------------------------------
Suscriben y apoyan el presente artículo los siguientes colectivos:

• Asociación Liberación Animal.
• Asociación de Vegetarianos de Almería.
• Grupo de facebook Veganos de El Ejido.
• Asociación LaRata (Reunión Almeriense de Tutela Animal).
• Asociación Antitaurina de Almería “La tortura no es cultura”.
• Asociación Animalistas en Acción Abolicionistas.
• Asociación Promar (Programa en Defensa de la Fauna Marina)