Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Francisco Alonso, alcalde de Canjáyar, sustituye a Rafael Leopoldo Aguilera al frente del IEA

Noelia Lázaro
Periodista

En unos días el presidente de la Diputación de Almería, Gabriel Amat, firmará el nombramiento de Francisco Alonso como nuevo director del Instituto de Estudios Almerienses (IEA). Alonso toma el relevo de Rafael Leopoldo Aguilera y se convertirá en el décimo responsable de este organismo autónomo, pero dependiente de la Institución Provincial, encargado de   fomentar el desarrollo científico, cultural, social y económico almeriense.

Francisco Alonso
El nuevo director compatibilizará el cargo con su gestión al frente del Ayuntamiento de Canjáyar del que es regidor desde el año 2007, habiendo obtenido en los comicios del pasado mes de mayo un holgado respaldo por parte de sus paisanos (mayoría absoluta). Francisco Alonso conoce muy bien el funcionamiento interno del órgano provincial del que ha sido diputado en la opisición y también responsable de gestión de la mano de Gabriel Amat quien lo situó al frente del Instituto Almeriense de Tutela. Una experiencia que, según el propio Alonso declaraba en en una entrevista en La Voz el pasado mes de julio, “le había marcado muchísimo al ser el responsable de todos los tutelados, y por tanto, el último que firmaba los papeles”.  

Francisco Alonso nació en Baza en 1970 pero es canjilón de corazón pues está asentado en la comarca del Andarax desde hace 21 años. Allí llegó de la mano de su esposa, profesora de inglés, en el Instituto local. No le resultará difícil deslizarse por el mundo de la cultura pues es un terreno que conoce bien; fue profesor de piano del Conservatorio de Baza, El Ejido y también de Almería y un apasionado de su trabajo.

Su llegada a la vida política se produjo en el año 2003 con su entrada en la junta local de del Partido Popular. Lo hizo de la mano de todo un referente político en la zona, Eugenio Gonzálvez, alcalde del municipio de Gádor y senador, a quien asegura guardar “un gran cariño”.

Alonso ocupará durante los próximos cuatro años el sillón de la sede del IEA ubicada en un edificio historicista del siglo XIX, en pleno casco histórico de la capital, con el reto de seguir salvaguardando la cultura almeriense.