Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Cosas de aquí

Kayros
Periodista

Un lugareño avaro, ruín y miserable trataba así a su hijo: “Nene, ¿qué prefieres?¿Una peseta para el cine o un bocadillo de atún?” El chiquillo saltaba de alegría. “Cine, cine, papá”. Al rato el pequeño tenía hambre y entonces exigía el bocadillo. El lugareño, personaje de Quevedo, respondía: “Bien, pues ahora me tienes que devolver la peseta”.

Me recuerda esta anécdota el tragín que los almerienses nos traemos con el AVE. Ahora dice Rafael Hernando que si el PP sigue en el Gobierno, el AVE avanzará; si no, habrá dificultades. O sea que nos están haciendo electoralismo hasta con aquello que nunca hicieron. Hace cuatro años, Almería les votó precisamente para que llevaran adelante la obra.

Sin PP no hay AVE, según
Rafael Hernando
Ante los recortes del “austericidio” y las exigencias teutonas de la Merkel, Rajoy creyó que los almerienses estamos acostumbrados al sufrimiento y por tanto podíamos tirar unos cuantos años más maldiciendo las comunicaciones africanas. Pararon la obra, recogieron los aperos de la construcción, tabicaron los túneles (la única inversión que han hecho en cuatro años) y dijeron adiós muy buenas al sueño de empresarios y promotores.

Ah, amigo, pero ahora estamos en vísperas de elecciones. Todo sea por seguir cuatro años más en el poder. Son capaces hasta de bajar la luz, que ya es decir. Ahora hasta han librado unos millones en los presupuestos para la Línea de Alta Velocidad Almería-Murcia. ¡Son de previsores que emocionan hasta las piedras!

¿Cual será la reacción almeriense antes las urnas? Nadie lo sabe. Puede ocurrir que el PP, con ayuda de Ciudadanos, logre una mayoría suficiente para gobernar. Si esto es así tenemos otro problema a la vista. Y es que la formación de Albert Rivera no es partidaria de crear AVES a voleo. Según su economista de cabecera, la Alta Velocidad es un despilfarro mayúsculo que no podemos permitirnos los hijos del Indalo.

Ya sabemos que el PP antes de perder el poder es capaz hasta de pactar de nuevo con los Cuarenta de Ayete. Veo a algunos alcaldes y presidentes de las Diputaciones gritando por las esquinas aquello de los “Intereses creados”: “Mi dinero, Dios, mi dinero”.