Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Casi 500 almerienses renuncian a la herencia por los altos impuestos de la Junta

Simón Ruiz
Periodista

Casi 500 familias almerienses renunciaron el año pasado a recibir herencias al no poder hacer frente al Impuesto de Sucesiones que han de pagar a la Junta de Andalucía. Al menos esa es la interpretación que realizan desde las filas del Partido Popular, formación política que viene defendiendo de manera insistente la eliminación de ese impuesto autonómico. La parlamentaria almeriense Carmen Crespo considera que ese afán recaudatorio de la Administración andaluza ha llevado a renunciar a sus herencias a casi 6.000 andaluces, de los que 478 residen en la provincia de Almería. Este último dato ha sido corroborado desde el órgano colegial que agrupa a los notarios de toda España.

El impuesto de sucesiones es muy distinto
de unas comunidades autónomas a otras
Crespo Díaz ha concretado que la Junta ingresó en sus arcas 24,6 millones de euros por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones a lo largo del año 2013 y el año pasado, en 2014, esa cifra se acercó a los 28 millones. En lo que respecta a la provincia de Almería, se ha producido un progresivo aumento de renuncias de herencias coincidiendo en plena época de crisis económica. En el año 2010, las renuncias contabilizadas en la provincia fueron 162. El año siguiente la cifra llegó hasta las 186 y se alcanzaron las 247 en 2012. En 2013 hubo 358 renuncias y en 2014, 478.

Desde el Consejo General del Notariado se recuerda que tanto en el caso de la herencia como de la donación, la persona que recibe los bienes gratuitamente está obligada a pagar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, si bien hay comunidades que han optado por eliminarlo o han ido reduciendo las tasas que se pagan de manera progresiva.

¿Qué motivos hay para renunciar a una herencia? Los profesionales apuntan, además del no poder pagar el citado impuesto, las actuales circunstancias de crisis económica y las posibles deudas del fallecido que tienen que asumir los herederos. Con datos referidos al año 2013, el diario ‘El País’ informa de un aumento del 21 por ciento en las renuncias a herencias. Andalucía es una de las comunidades donde más incrementos se han registrado en los últimos años. La demanda del PP andaluz de eliminar el impuesto en la comunidad llegó hace unos días hasta la mesa del Consejo de Gobierno.

El pasado 4 de agosto, el Ejecutivo que preside Susana Díaz acordó mostrar su criterio contrario a la toma en consideración y a la tramitación de la proposición de Ley de Medidas Tributarias en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en Andalucía, presentada por el grupo del PP-A, ya que supondría de facto la eliminación de este impuesto en la comunidad y conllevaría la disminución de los ingresos presupuestarios.

“El objetivo del Ejecutivo andaluz es garantizar un sistema tributario justo, en el que todos contribuyan en función de su capacidad económica. Por ello, y en el caso concreto del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, desde 2002 se han aprobado diversos beneficios fiscales dirigidos a las rentas bajas. El programa de Gobierno para la actual legislatura incluye medidas de reforma de este impuesto, dirigidas a mejorar su equidad sin perder progresividad”, se señaló.