Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Tereixa Constenla, corazón de periodista

Antonio Torres
Director de Canal Sur en Almería

Tereixa Constenla  (Arca, A Estrada, Pontevedra, 1968) pisoteó calles y pueblos de Almería antes de incorporarse a la sección de Cultura de El País. Tiene una mirada que denota franqueza y energía. Forma parte de la élite del periodismo  y ha visto cómo la crisis se ha llevado por delante a grandes talentos. Su trayectoria indica que ya no es una periodista periférica.

Ha ganado el XXXI Premio Unicaja de Artículos Periodísticos por  Leer era cosa de hombres. Pone en valor la figura de la investigadora Antonia Gutiérrez, que en 1837 se rebeló contra la prohibición de la Biblioteca Nacional de aceptar a investigadoras y lectoras.  El artículo está muy bien escrito y aúna todo lo que se le puede pedir a un reportaje. El estilo literario del texto, que equilibra muy bien los relámpagos poéticos y mantiene la austeridad que requiere el valor documental de un artículo, al incluir declaraciones que enriquecen el texto.

Tereixa Constenla
Tereixa Constenla se asoma por Almería, donde tiene amigos y  familia. Enamorada, como el gallego añorado José Ángel Valente, del Cabo de Gata y de pueblos como Mojácar, Antas o Los Gallardos, hija de  trabajadores del campo, de la ganadería, trabaja en El País, en Madrid,  desde 2008, en la sección de Cultura.

Ya se sabe que las personas que leen son las más exigentes y cultas.  “En un mundo de ruido, editar, comprobar datos, acertar realmente importa”, señaló el otro día el presidente del Post, Stephen P.Hills. Y  esta periodista también sabe de la edición de grandes temas. O ser la primera que definió a doña Letizia como la primera reina de clase media, titular que le han tomado prestado muchos escritores.

Cuida de los temas relacionados con Andalucía sobre Memoria; Segunda República, vista sin pasiones; Emilio Lledó, el filósofo andaluz;  Goytisolo y Valente. Sus últimas  primicias han tenido especial repercusión en otros medios,  como  las cartas relacionadas con el asesinato de  García Lorca, un crimen político. Todo ello en amplios y detallados reportajes.  O el  viaje digital a la Prehistoria  gracias a la recuperación de la obra de Luis Siret y Cuevas del Almanzora con aportaciones del editor de Arráez, Juan Grima.

Antes de llegar a Madrid se ocupó de temas sociales como inmigración, menores, violencia de género, etc.,  en la delegación de Andalucía de El País. Tiene el premio Meridiana, del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM).  Comenzó su carrera profesional en el diario Ideal, en Almería, en 1990.

Sabe de dónde viene y qué quiere hacer en un ambiente de  rancia plutocracia española, expresión de  Enric González.  Considera que no hay periodismo de género sino bueno o mal periodismo: “No hay diferencias a la hora de hacer periodismo. Se puede hacer bien o mal, en Madrid o en Almería. Me he encontrado maestros periodistas en provincias y desastrosos profesionales en grandes medios. Por buscar algunas diferencias, diría que lograr un acceso cercano y directo a las fuentes es más laborioso en una gran ciudad”.

Su vitalidad y rotunda bondad le ha llevado a estar con sus compañeros que salieron de la nómina por la crisis de la empresa periodística. En los sucesos racistas de El Ejido,  Tereixa nos salvó la vida a un equipo de Canal Sur, formado por Mabel Angulo, Paco Flores, el cámara Salva Muñoz y este autor, gracias a su fuerza mental. Unos salvajes, minutos antes de quemar la sede de Almería Acoge, nos insultaron e intentaron volcar el vehículo de producción de RTVA que conducía Juanjo Mondéjar. Constenla, que se percató de la gravedad de los hechos, entretuvo a esos cafres y gritó con habilidad inventada para que se apartaran: “¡Viene una ambulancia con mi hermano y tenéis que dejar la calle libre!”. No es exagerado decir que nos salvó la vida una mujer con personalidad de oro legal.