Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El dedo de Manolo García

Jesús García Lozano
PSOE de Roquetas de Mar


Manolo García
Manolo García se presentó ante los militantes del PSOE en las elecciones para secretario general, y en la actualidad en los medios de comunicación,  como un agricultor que pretendía cambiar el Partido Socialista de Roquetas de Mar eliminando de una vez por todas las relaciones y vinculaciones  existentes entre la dirección del partido y la especulación urbanística y empresarial en nuestro municipio, prometiendo además a los militantes que si le apoyaban traería aires nuevos a la Agrupación desterrando tácticas anti-democráticas y dictatoriales de anteriores secretarios generales. Pues nada más lejos de la realidad. La mayoría que le apoyamos nos arrepentimos ya que consiguió ser secretario general con nuestro apoyo, pero de cambio, nada de nada.

A este señor le viene mal la transparencia del PSOE y quedó en evidencia con la presentación de la declaración de intereses exigida al ser candidato del PSOE y publicada en la web del partido donde se observa gran cantidad de viviendas de su propiedad y pertenencia a empresas con objeto social de construcciones inmobiliarias.

No cumple el primer objetivo, pero el segundo todavía menos: las tácticas anti-democráticas y dictatoriales presentes en el partido en Roquetas causantes de los malos resultados electorales se siguen produciendo y, por qué no decirlo, corregidas y aumentadas llegando a hacer buenos a anteriores secretarios generales.

Su dedo decidió la composición de la totalidad de la lista electoral: no hubo debate alguno en la ejecutiva. Presentó la lista cinco minutos antes de la ratificación por la asamblea sin posibilidad de modificación alguna. Y así ha seguido con su táctica dictatorial impropia de secretarios generales de partidos democráticos.

La Ejecutiva no participó con relación a los pactos para intentar acuerdos de gobernabilidad con las fuerzas políticas resultantes de las elecciones del 24 de mayo. Únicamente se informó una vez que se rompieron los contactos.

Su dedo quiere decidir todo incumpliendo reiteradamente los Estatutos del partido que dice representar, decidiendo cuestiones que cualquier persona con convicciones democráticas entendería que se deben decidir con la aprobación de los órganos del partido.

El colofón a esta  actitud caciquil lo pretende realizar en el nombramiento de un Asesor-administrativo como apoyo al Grupo Municipal del PSOE. No se ha producido el pleno donde se aprobará, en su caso, esta cuestión, y el Sr. García, sin contar con nadie, ya tiene candidato, y es más, así se lo ha comunicado.

Al respecto, miembros de la ejecutiva entre los que me incluyo, al oír tal despropósito, propusimos con firmeza y convicción que los puestos de trabajo se deben cubrir siguiendo criterios de capacidad y mérito y no de amiguismo y que se debería abrir un proceso donde pudiesen participar todos los militantes de nuestro pueblo que así lo deseasen, y como apoyo a nuestra petición presentamos nuestros Estatutos que así lo contemplan.

En los Estatutos se especifica, como no podría ser de otra forma, que “todos los militantes tenemos los mismos derechos”  así como que todos los militantes tenemos  “el derecho a concursar en cuantas ocasiones se produzcan para cubrir puestos de trabajo remunerados de la Organización, que evitará la libre designación de personas colaboradoras, funcionarias o empleadas”.

Sr. García, el dedo sobra. En cualquier lugar hay que consultar y en su caso aprobar cualquier cuestión de forma democrática. Es deseable hasta incluso en el mundo empresarial  que se acceda al puesto de trabajo por mérito y capacidad y no por enchufe o amiguismo. Si es aceptado en éstos lugares ¿cómo usted pretende realizar una contratación a dedo en una organización democrática?
(www.lagacetadealmeria.com)