Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Diego Hermosilla Fernández estudia las vivencias del Río Aguas

Antonio Torres
Director de Canal Sur en Almería

El Río Aguas es objeto de un amplio, detallado y riguroso trabajo del farmacéutico Diego Hermosilla Fernández (Sorbas 1956) que recoge el relato y las vivencias aportadas por su tía Francisca Hermosilla Ramírez (Sorbas, 1931), guardiana de la memoria de los molinos de Sorbas.

El Río Aguas se muere y habrá consecuencias económicas, sociales y un ataque mortal al medio ambiente y a las plantas endémicas. Un trabajo de investigación que se publicará en los próximos días dentro de  la Revista Cultural de Sorbas El Afa, que dirige Andrés Pérez Pérez (Cariatiz, 1968), entra en la génesis de los molinos y en la labor innovadora de los residentes de esa zona tan singular de la provincia.

Francisca Hermosilla Ramírez
Hermosilla narra la historia del siglo XX en un reportaje riguroso y con un lenguaje directo y pedagógico. El documento encuentra  la génesis de sus primeros pasos en la vida  de sus familiares que levantaron y desarrollaron una de las zonas que forman parte del patrimonio de Sorbas.

El Río Aguas, debido a la sobreexplotación de acuíferos, se ve amenazado y esa sequedad se manifiesta en las zonas de las lagunas de Alfaix y Mojácar o en  la cimbra de Los Gallardos. El Molino de las Canales es una vivienda centenaria, próxima al barrio de las Alfarerías de Sorbas.

La guerra y la represión acabaron con un hombre que aglutinaba a todo el vecindario. Un tribunal militar, formado por personas que con escaso rigor y profesionalidad dictaban sentencias totalmente injustas para demasiadas personas inocentes,  condenó, en 1940, a Diego Hermosilla Balastegui a varios años de privación de libertad, según el trabajo sobre caciquismo y represión elaborado por el investigador Eusebio Rodríguez, miembro del equipo Estudios del Tiempo Presente de la Universidad de Almería.

Como consecuencia de la dureza del sistema penitenciario de la época y los malos tratos sufridos,  falleció a pocos años de ser excarcelado. María Ramírez García y sus hijos Antonio y Miguel mantuvieron el funcionamiento de los molinos. Hubo una verdadera diáspora familiar a lugares como Barcelona, Estados Unidos y Argentina. Para algunos fue un viaje sin retorno. Las hermanas Ángeles y Francisca asumieron la responsabilidad de acompañar y cuidar  a su madre en el último periodo de su vida.

En el año 1970,  Miguel, junto con su esposa Filomena Fernández adquirieron en propiedad el Molino las Canales consiguiendo que aún permanezca en poder de la familia Hermosilla. En la actualidad se conservan los dos molinos. La primera planta se restauró y está dedicada exclusivamente a vivienda.

“Los  siete hijos que tuvieron Diego y María nacieron en el Molino las Canales. Actualmente vive la menor, Francisca Hermosilla Ramírez, mi tía Paquita, que con su gran lucidez y ordenando perfectamente sus recuerdos ha sido la principal fuente de los datos que se han reflejado en estas líneas. Atrapado en las emociones que surgen cuando haces un recorrido por tu historia, quiero dedicarle este relato y que sirva como un gran homenaje. Se lo merece”, remarca su sobrino, exfarmacéutico de Fines y que en la actualidad trabaja para la Junta de Andalucía.

Desde la antigua carretera de Los Gallardos a Turre  se aprecian las consecuencias de la falta de cuidados del Río Aguas. Aquí  reside la exitosa  escritora Christiane Gohl Sarah Lark, rodeada de naturaleza y caballos. Ecologistas exigen medidas urgentes contra la sobreexplotación del acuífero del Río Aguas. Diego Hermosilla Fernández, como su tía Paquita, no hace otra cosa que cuidar a la familia, a los amigos de verdad y aportar conocimiento a la sociedad científica.