Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

¿Ya no se agilizan los desahucios?

José Fernández
Periodista


La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, la misma que sigue manteniendo un carísimo y nebuloso entramado de agencias, observatorios, fundaciones y empresas paralelas a su administración oficial para el acomodo y manutención de familiares, compañeros y amigos del partido, no parece dispuesta a que la izquierda más radical le coma al PSOE la tostada de la “tolerancia cero” con los desahucios.

Desahucios
Para ello ha anunciado que pedirá la colaboración de Ayuntamientos y Diputaciones para cofinanciar la compra de viviendas libres que vayan a ser objeto de una ejecución hipotecaria. Para esto sí es importante contar con otras Administraciones. Hay que ver lo que han cambiado las cosas en el PSOE desde que en 2008 su compañera Carmen Chacón anunciase, como ministra de Vivienda, la creación de juzgados específicos para agilizar los desahucios.

El caso es que la señora Díaz está realizando estos días un “tour” por las diferentes capitales de provincia andaluza solicitando de los alcaldes la asunción “de su responsabilidad social” y que aflojen la pasta para que ella pueda hacerse fotos en la puerta de las viviendas rescatadas de las afiladas garras de los mismos que antes eran animados por el mismo PSOE a desahuciar más rápidamente.

En todo caso, cuando esta señora venga a Almería, no estaría de más que alguien le recordase que el primer y más conocido desahuciado de la capital no es otro que el propio alcalde, que lleva diez años con la Casa Consistorial cerrada, en ruinas y tapada con una lona para evitar a almerienses y visitantes la vergüenza del escombro y la cochambre que acumula el principal edificio civil de Almería capital, que continúa a la espera de que la Junta de Andalucía que preside doña Susana cumpla su compromiso de rehabilitación. Unos trabajos que, según los dirigentes socialistas de Sevilla, iban a estar concluidos para el inicio de los Juegos Mediterráneos de 2005, acontecimiento que cumple ahora una década en la memoria de todos los almerienses.