Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Nerea Martínez, futbolista de la A. D. Alhama

Antonio Torres
Director de Canal Sur en Almería

Es el tiempo de las mujeres deportistas. El palmarés es elocuente. 11 de las 17 medallas de los Juegos Olímpicos de Londres fueron de nuestras mujeres. En Almería, el fútbol femenino se abre camino de forma cautelosa. La sociedad avanza por la Igualdad y persigue los insultos de los que siguen varados en la caverna.

La  selección de fútbol femenina  debutó en el Mundial de Fútbol Femenino que se disputa en Canadá. El fútbol femenino ha avanzado con dificultades en todas partes, pero mayores aún en España. Aquí hay una jugadora profesional por cada 89 hombres. La primera futbolista que triunfó en España fue Conchi Sánchez Freire (Madrid, 1957) conocida por Conchi Amancio, apelativo con el que le tildó el diario Marca al coincidir en el tiempo con la figura de Amancio, gran jugador del Real Madrid. Era la época de la dictadura de Franco y desde los despachos y la televisión se fomentaba que “el fútbol es cosa de hombres, como el coñac”.

Nerea Martínez
Conchi marcó un hito y fue la primera capitana de la selección española, en la década de los 70. Fue la primera mujer en jugar fuera de España y la cuarta futbolista en hacerlo en Italia, tras Luis Suárez, Del Sol y Peiró. Conchi se retiró en el Arsenal. Esta pionera no tuvo el reconocimiento que se merece porque el fútbol es un mundo de impunidad como se demuestra con los casos de corrupción en la FIFA que dirige un cuestionado Sepp Blatter y en España un triste y oscuro Ángel M. Villar.

Es la sociedad hiperconectada la que contribuye al fomento del fútbol femenino. Hay futbolistas muy modestas en Almería. Un ejemplo lo representa Nerea Martínez Leiva (Alhama de Almería, 1994). No es  jugadora  profesional. Milita en la modesta  AD Alhama de Almería  desde 2010. Nadie en su familia  ha  apostado por el fútbol y desde que ella disputa partidos le siguen por toda Andalucía.

Su abuelo José  Leiva, conocido por Pepe Banda, y la abuela Lola Mesas le adoran. “Lo del apodo de mi abuelo es porque en los invernaderos había  muchos pepes y le distinguían con un nombre distinto”. “Me encanta”, subraya esta jugadora de la segunda Andaluza, “ir a entrenar a los niños más pequeños del colegio para que aprendan a trabajar en equipo desde la Igualdad y la tolerancia”.

Recuerda que todo empezó para ella en el mundo del fútbol gracias a la profesora Nieves Miralles que impulsó el fútbol femenino. “Para todas las niñas es clave la ayuda de Antonio Mazo, coordinador deportivo, que representa el punto de encuentro como entrenador, amigo, padre y consejero, una de las mejores personas que tengo en mi vida”.

Vive cerca de la casa donde nació el presidente de la República Nicolás Salmerón. “El ser de Alhama, el pueblo de don Nicolás Salmerón, el hijo más grande de la provincia de Almería, nos marca carácter a todos los vecinos de la zona. Cuando visito la biblioteca que lleva su nombre hago siempre un recorrido sobre la memoria y lo inteligente que debió ser ese hombre tan grande”.

Sobre sus colaboraciones en el programa La Jugada que presenta Joaquín Amérigo se siente una privilegiada. “La radio me causa mucho respeto y me impone. Poder dialogar con mis ídolos Corona o Soriano es un privilegio”, afirma. Xabi Alonso es el tipo de futbolista al que intenta imitar por su posición de mediocentro. “De nuestras internacionales sigo a
 Verónica Boquete y a Ruth García”.

En Alhama notan  el calor y afecto de unos aficionados crecientes: “Regresamos de Málaga, el otro día, donde pese a perder la final la gente comprendió nuestro esfuerzo. Especialmente mi familia es feliz porque el fútbol permite desahogarse de graves momentos por los que hemos pasado”, afirma esta estudiante de Agencias de viajes y gestión de eventos en el Instituto Almeraya de Almería.

Se le nota que quiere y admira a sus amigas de fútbol y travesuras, Ana Gómez, Toñi Rivas, Irene García o Tamara Navarro, de Los Gallardos. “En los campos predomina el apoyo aunque siempre existe el tonto que intenta herir con el manual de campanario de que nos vayamos a fregar, pero esto es anecdótico, porque notamos que la educación es un valor en alza ante el fútbol femenino”.

Esa teoría de crecimiento del fútbol femenino la apunta el  ayudante de producción de Canal Sur, y del IES Albaida,  Jonathan Ribet (Caniles, 1994): Las mujeres futbolistas españolas  tendrán espacio incluso en los juegos que diseña EA Sports para el video juego FIFA16.