Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Llega la batalla por tener un sillón en Diputación

Juan Torrijos
Periodista


Antes de la toma de posesión de los municipios llegó la noticia de que dos concejalas electas del PSOE (Almería y Berja) eran cesadas como delegadas de la Junta, Isabel Arévalo, número uno por Berja, Adriana Valverde, en el seis por Almería. Cesar de un cargo como el de delegada de la Junta y no conseguir la victoria en las elecciones municipales supone de entrada perder un buen sueldo cada mes. Hacerlo voluntariamente cuando esa responsabilidad lleva aparejada una buena paga no es algo que se lleva en la política, si no se tiene la seguridad de que otro puesto nos está esperando.

Amat seguirá de presidente
Si Antonio Torres libera en Berja a un concejal de la oposición, Isabel Arévalo podrá tener un sueldo público. Si no es así, tendrá que buscarle su partido otra opción o volver a su trabajo particular. Y ahí es donde entra la institución provincial, y ahí es donde empiezan a sonar los nombres de los futuros diputados.

El nombre de Isabel Arévalo ya lo ha dado como seguro en Diputación el PSOE. Adriana Valverde es el segundo caso en el PSOE, ahora en la capital. Cesó como delegada de la Junta y, o le busca el partido una salida económica, las famosas puertas giratorias de las que se quejan los emergentes, o tendrá que volver a sus quehaceres particulares. La de Diputación se la ha cerrado el partido a ella. ¿Le está preparando otra salida?

Sorprende el número de alcaldes que el PSOE lleva a la institución provincial. Ya nadie se acuerda de aquello de un hombre un cargo. Y llama la atención el olvido de Sánchez Teruel a la hora de elegir algún candidato de la lista de Juan Carlos Pérez Navas, la más importante de la provincia.

Al PP se le quedan algunos alcaldes en la misma situación: Antonio Jesús en Níjar y Cara en La Mojonera, los más llamativos entre otros muchos. Complicado lo va a tener Amat para colocar a todos los que se han quedado fuera de la soldada mensual. Suena el de Antonio Jesús, ex de Níjar, pero con Cara y los demás ¿qué piensa hacer don Gabriel?

Y que conste que ser diputado provincial no significa que esté asegurado el sueldo. Sólo lo conseguirán los liberados, los demás cuatro dietas por asistencia a pleno, dos por actos y viajes oficiales y tres por asistir a procesiones. ¿Las procesiones también son oficiales para los diputados? Por los cobros lo sabremos, y los hay que cobran.