Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Adra, ante una valiosa oportunidad

Benito Ortega
Responsable de Comunicación en Adra de Ciudadanos

El resultado arrojado por las urnas en las pasadas elecciones nos deja un panorama desalentador después de ver los casi nulos movimientos que se están haciendo, más allá de rumores sobre reuniones privadas, dimes y diretes. El espíritu de cambio por el que han apostado los abderitanos va a verse traicionado si la Plataforma auspiciada por Izquierda Unida para ser su marca blanca no facilita ese cambio que le han dado como mandato los votantes.

El panorama electoral en Adra se presentaba muy dividido con un Partido Popular roto en dos por los tejemanejes que han eliminado al actual alcalde de su candidatura y un Partido Socialista cuya aparente renovación ha costado que antiguos destacados dirigentes del mismo hayan apoyado finalmente a la Plataforma-IU.

Adra
A pesar de esto, un partido centrado y moderado como Ciudadanos, como reflejo de un buen trabajo y del movimiento social que hay en toda España por la Transparencia y la Regeneración desde un cambio razonable y sin rupturas, ha conseguido un concejal que a punto ha estado de convertirse en dos. Afortunadamente, Ciudadanos está aquí para trabajar por informar a los abderitanos puntualmente de lo que pasa en su Ayuntamiento, como prometimos, sea bueno o malo, y no tardaremos mucho en alcanzar la responsabilidad necesaria para hacer el cambio que Adra pide.

Pero ahora los responsables de la gobernabilidad según los ediles obtenidos son la Plataforma-IU, que es fruto del movimiento de cambio por ruptura que en España se representa por Podemos y que ha devenido en una estrategia de marketing diseñada por la coalición del Partido Comunista (I.U.), mezclada con personas de Equo y del antiguo PSOE.

Los comicios han propiciado que el Partido Popular se dé un batacazo de bruces contra la realidad: la pérdida de más del 40 por ciento de sus votos debido a que ningunean e ignoran incluso en actos oficiales al actual alcalde para no hacer una renovación real, unido al descrédito que provoca entre los vecinos el saber entre otras cosas que la deuda que tenemos todos los abderitanos es mucho mayor de lo que nos imaginamos.

En mi opinión, aunque es legítimo, un partido en esta situación no debería formar gobierno si las reglas de juego democrático permiten a otros partidos evitarlo, ya que nos veremos con un alcalde con un equipo gastado y sin interés ni ilusión por dar los cambios que tanto necesita el Ayuntamiento de Adra.

Pero mira por dónde, ahora dicen desde la Plataforma-IU que ellos no van a pactar con nadie y es inevitable preguntarse si Esther Gómez tendrá algún interés personal en esta situación.  Así desoyen lo que hubiese querido la mayoría del electorado que no ha apoyado al Partido Popular, y de esta manera dejarán al teledirigido Manuel Cortés gobernar en mayoría simple sin ninguna estabilidad. Esto provocará dos cosas:

-No se hará la auditoría por la que tanto querían pactar los miembros de Plataforma-IU antes de tener concejalías, que sería necesaria para conocer la situación del Ayuntamiento. Si es que se hiciera no sería creíble, puesto que el alcalde entregará los documentos que estime oportuno al auditor. Está claro que al PP le interesa que la realidad financiera siga tapada.

-No habrá cambios sustanciales en Adra porque se prorrogarán los presupuestos si el alcalde no tiene el apoyo mayoritario del pleno para hacer unos nuevos como es esperable. La bajada de sueldos tan necesaria que proponía Ciudadanos en su programa para dar ejemplo se hará esperar cuatro años más, y que nadie dude de que se tomarán decisiones importantes sin contar con el pleno.

Nos pueden decir que entre toda la oposición controlaremos y podremos plantear una moción de censura pero para eso se necesitaría un plazo mínimo de tiempo y una mayoría, puesto que la ley pide un apoyo necesario para que ésta prospere y el cambio de alcalde sea estable en el tiempo. Si no prosperase se necesitaría otro plazo más para intentar repetirla.

Pero yo me pregunto, ¿si los dos grupos mayoritarios de la oposición no se ponen de acuerdo ahora por qué lo van a hacer en el plazo necesario después de nombrar al alcalde? ¿Si no hay consenso ahora entre los grupos que pueden permitir el cambio por antiguas y nuevas rencillas entre personas de los dos grupos, por qué lo va a haber más adelante?

Dicho de otro modo: estamos perdiendo el tiempo y pienso que esta semana Adra va a perder la oportunidad de dar un cambio. Sí, ya lo sé: seguramente la alcaldía del PSOE sería un recambio que no aportaría mucho más que el Partido Popular, pero quiero pensar que al menos entrarían a gobernar personas con un mínimo de motivación para dar a conocer como está el Ayuntamiento. A lo mejor cambiarían inspirados por el espíritu de las condiciones para pactar que Ciudadanos propone en el ámbito nacional.

Desde luego yo apuesto por un cambio mucho más profundo de lo que plantea el PSOE y su candidata no es la alcaldesa que yo quisiera, pero la situación creada en Adra hace perentorio un cambio aunque no sea el mejor frente a continuar con el Partido Popular gobernando en Adra y tapando a los vecinos la realidad de la situación de la ciudad. Por lo tanto, pienso que la Plataforma está cometiendo una irresponsabilidad al dejar pasar esta oportunidad para Adra.