Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


¿Levantará el nuevo rector las alfombras de la Universidad?

Juan Torrijos
Periodista

Hay que esperar que así sea y cuanto antes mejor. Nos acaba de presentar el rector su equipo y hay que reconocerle cierta valentía. Profesores y trabajadores de la UAL con dilatada presencia en el campus de La Cañada, pero sin connotación (en principio) con los dirigentes anteriores. Ninguno. Gente que de entrada parece libre, sin ataduras con despachos de políticos que les desvíen de su principal labor: su trabajo por la Universidad y por la educación de los nuevos almerienses.

Carmelo Rodríguez
Si sigue por ese camino el rector y su equipo pueden sorprender a propios y extraños. Esperemos esas sorpresas. Estábamos acostumbrados a las componendas y los contubernios, los cantos corales y los contratos bajo cuerda. La opacidad ha sido la madre durante muchos, demasiados años en la Universidad. ¿Se ha acabado?

Vamos a creer que es así, pero no cantemos victoria antes de tiempo, que la caída puede ser aún más dura. El equipo que debe conseguirlo está nombrado, pero ahora hacen falta las obras, y habrá que ir viéndolas venir, don Carmelo. Es la hora de conocer a fondo lo que se cuece en fundaciones y escuelas que dependen de la UAL. No estaría de más saber las cuentas de alguna escuela y las formas de adjudicar trabajos a fundaciones.

No es fácil, lo sé. Nadie quiere molestar a los anteriores dirigentes, por aquello de que mañana pueden volver a cambiar las tornas y las alfombras a levantar serán las tuyas, pero algo habrá qué hacer ¿no? Se nos vendió la residencia para estudiantes como un gran logro y una importante obra de y para la Universidad, y la realidad, según los datos económicos de algún profesor, es que puede ser un pozo sin fondo para la caja de la UAL.

Si existe ese informe, como se comentó en su día, ¿no creen ustedes que ha llegado el momento de darlo a conocer? Menudo problema el que les ha caído a Carmelo Rodríguez y su equipo con la residencia. Me temo que tendremos que volver a escribir en otro momento de la residencia y su futuro, no muy claro en lo que a la economía se refiere.

Con todo, y como la esperanza es lo último que se pierde, vamos a desear que la UAL siga siendo ese gran medio educativo que debe cambiar a la nueva y joven sociedad almeriense. Un equipo joven, y repito, sin ataduras políticas que se sepa por ahora, parece un buen principio. ¿Un canto a la esperanza?