Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


La verdad sospechosa

Kayros
Periodista


EL PP y Ciudadanos son como poco de la misma familia de centroderecha. Sin embargo, no quieren saber nada uno del otro, por lo menos hasta que hablen las urnas el 24 de mayo. Luego ya se verá. El PP reconoce que su pariente le está robando muchos votos. A Rajoy esto no le hace gracia. Ya saben lo que el presidente piensa de los partidos emergentes: son como jugar a la ruleta, aviso para navegantes.

Respecto al asunto del AVE ha surgido una polémica muy sabrosa con coletilla netamente almeriense que no hay que perdérsela. Resulta que el asesor económico de Ciudadanos, una eminencia gris que enseña en la Londres School of Economics, ha pedido frenar parcialmente la inversión en AVE. Para Luis Garicano, 3.500 millones de inversión en alta velocidad son demasiado. Sería conveniente rebañar unos mil millones para I+D+i.

AVE tapiado
Aquí es donde entra de lleno el coro de las suplicantes almerienses que viene exigiendo el AVE desde tiempo inmemorial. Lo último que sabemos es que hasta los empresarios se volvieron hace poco contra el PP por tapiar los túneles y decirles adiós muy buenas al proyecto. El PP tenía aquí un problema muy serio y era la amenaza de su posible fracaso en las urnas.

Mira por donde la salida de Garicano le dispensa un poco de su promesa de traernos el AVE. Por un lado, los peperos piensan: “¿Ven ustedes como teníamos razón? Hasta los grandes economistas europeos piensan como nosotros”. Y, por otro lado, miran los túneles tapiados y se alegran de haber tomada esa negra determinación. Una vez más el almeriense que lleva siglos esperando que caiga la breva, maldice su suerte de tener que lidiar con los peores trenes del mundo.

Y es que no existe contradicción entre el pensamiento de Garicano y lo que desean los almerienses, a menos que el PP se invente otro recorte. Por cierto al hablar de posibles recortes, el economista de la School of Economics no ve tantos peligros como ve Rajoy. Lo que llama la atención es que el PP utilice ahora esta engañifa para para restarle méritos a Ciudadanos.

Si se diera el caso de que después de las elecciones gobernaran juntos ¿qué argumentos utilizarían para convencer a los almerienses de que los túneles deben seguir tapiados? La gente podría cantar aquello de la Lirio que tenía las sienes “moraítas” de martirio”.