Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


La mancha de aceite

Antonio Felipe Rubio
Periodista

En la mili si el cetme se encallaba, la munición estaba húmeda… las culpas, al maestro armero. Así, para cualquier cosa que ocurra fruto de nuestra propia incompetencia buscamos un “maestro armero” que acarree con las culpas y consecuencias. Esta práctica ha superado la desfachatez con las comparecencias de Griñán, Chaves, Zarrías, Moreno, etc., ante el Tribunal Supremo: nadie era responsable de sus actos y, en cualquier caso, siempre hubo técnicos señalados como últimos responsables de la pretendida ignorancia/inutilidad de los máximos dirigentes de la Junta de Andalucía.

Con las debidas excepciones, ha quedado acreditado que los técnicos de la administración pública son mucho más responsables que los políticos que están a su mando, y esa responsabilidad conllevaba una posición de segundo plano, disciplinada, silente. Pero, ante el insultante desparpajo de los políticos, los funcionarios han levantado su voz y vemos al exinterventor de la Junta clamando ante el Supremo desenmascarar las fabulaciones de los dirigentes socialistas de la Junta de Andalucía.
El delegado de Agricultura, Ortiz Bono, siguiendo los ejemplares pasos de sus máximos dirigentes, también endilga los muertos a los técnicos al ser imputado en un caso de presunta prevaricación por la conversión de terrenos forestales a agrícolas para una vasta extensión de olivar en Tabernas. La respuesta es que “firmaba y daba el OK a lo que le presentaban los técnicos”. Esta respuesta de Manual del Descaro de la Junta ha desatado las iras de los técnicos. No es para menos.

"El caso de Ortíz Bono es otra desfachatez
que se extiende como una mancha de aceite"
Y, buscando y buscando a ese maestro armero que se coma el marrón, ahora la emprenden contra la empresa promotora de 300 Has de olivar por cambiar el uso de “agrícola de secano” a “agrícola de regadío”. No les toman el pelo sólo a los técnicos, es que nos toman por tontos a todos. ¿Alguien se ha parado a pensar en la productividad de 300 Has de olivar de secano? ¿Hay alguien medianamente sensato que se aventure a plantar miles de olivos sin riego por goteo en un emplazamiento tan árido como Tabernas? ¿Es que un delegado de agricultura no sabe que las dos macroexplotaciones ya existentes en Tabernas siempre utilizaron el riego por goteo?

Evidentemente, para poner en producción 300 campos de fútbol con olivos es necesario prever el abastecimiento hídrico suficiente y en Tabernas no es otro que el regadío de aportación superficial o de extracción. En definitiva, que el delegado de Agricultura sabía perfectamente que esta explotación autorizada no tendría más opción que el regadío que, ahora, pretende criminalizar.

Resulta insoportable tanta inutilidad por parte de la Junta del PSOE de Sevilla y sus “sucursales” provinciales que bloquean, obstruyen, averían y otorgan una pésima imagen de la “Marca Almería”.

Por cierto, sobre la “Marca Almería” hay que recordar las afirmaciones de Sánchez Teruel, secretario provincial del PSOE, en relación al alcalde de Roquetas, Gabriel Amat, de quien dijo perjudicaba la imagen de Almería por las licencias de Las Salinas. Recordemos que Amat no sólo se basó en informes favorables de los técnicos municipales, también pidió uno “extra” (Colegio de Arquitectos) que resultó favorable. Pero la petición de dimisión era un clamor.

Ya sea con los olivares, regadíos, técnicos… El caso de Ortíz Bono es otra desfachatez que se extiende como una mancha de aceite.