Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La chingada de Chicote

Francisco Vargas
Presidente de Asaja-Almería

Hace ya más de una semana que se emitiera el programa de la Sexta, el que mal presenta el conocido cocinero y sensacionalista Alberto Chicote, y sigo esperando una repulsa pública por parte de nuestros responsables políticos, esos que se apuntan diariamente los logros de agricultores  y comercializadores de la provincia. La salida a la palestra en defensa del sector tomatero almeriense, andaluz y español se hace necesaria, máxime en este momento en que estamos en año electoral continuado, pero aquí sigue todo el mundo con la cabeza debajo del ala, será pura intuición o quizás no estén libres de pecado y no se atrevan a tirar la primera piedra, no sé, pero un ataque a nuestra línea de flotación no me parece que deba quedar sin respuesta institucional.

Chicote
Tengo que confesar que yo no había visto el citado programa. La repugnancia que me provoca el populista Chicote me hace cambiar de cadena cada vez que lo visualizo en mi televisor, tal y como sucede a numerosos españoles, pero al tener conocimiento de la temática tratada y el modo de tratarla, y en obligación de mi trabajo, he tenido que tragármelo, no sin cierto desasosiego. Del contenido del programa ya se ha hablado por parte de prestigiosas plumas, pero del fondo de la cuestión creo que aún hay bastante que desgranar.

Me llama poderosamente la atención que utilice al municipio del Ejido como sinónimo de degradación de los almerienses. Las imágenes mostradas en el programa corresponden a otros municipios y no a éste; no obstante su alcalde se ha quejado y con mucha razón, pero desde mi humilde punto de vista no tiene que mandarle dos cajas de tomates del municipio a Chicote para que pueda comparar: al contrario, le debe mandar una denuncia para promover una rectificación por parte del citado personaje y del programa.

Por nuestra parte, reconocer la labor abnegada de todos los murgitanos que al igual que el resto de agricultores almerienses se deja la piel cada día en sus explotaciones para producir productos de gran calidad, con seguridad alimentaria y de sabor indiscutible, tal y como parece reconocer el propio Chicote al final de su reportaje cuando reconoce que los tomates holandeses no saben a nada en contraposición de los españoles.

Creo firmemente que la puesta en escena de un programa televisivo lleno de despropósitos -me niego a pensar que sean tan ignorantes como para decir todas las barbaridades que dicen- está promovida por intereses contrarios a los de los productores españoles y han tomado a Almería como referencia por ser la primera productora de tomate en fresco de Europa.

Los acuerdos bilaterales firmados con países terceros por parte de la UE hacen que nuestros productores hayan tenido que alargar el ciclo de producción coincidiendo en calendario durante meses de verano y algunos de primavera y otoño con países europeos como Holanda, Italia o Francia. ¿Será por eso que desprestigia a nuestro tomate y promociona el tomate holandés hecho en invernaderos que parecen laboratorios donde producen tomate a la carta, donde sus tomates son  lo más parecido a un transgénico, donde utilizan luz artificial,  donde producen cantidades enormes de dióxido de carbono por combustión de gasoil para calefacción y, además, donde no tienen ningún reparo en reexpedir los productos de otros países productores?

También me pregunto si las continuas denuncias que hacemos los productores en medios de comunicación sobre los márgenes comerciales que aplica la distribución pudieran ser el motivo de la retransmisión de un programa en contra de los productores, a modo de amenaza ¡vamos a llevarnos bien! No sé, tendríamos que preguntárselo al guionista del programa o a su productor, ya que el escandaloso Chicote sólo recita lo que le dicen.

Sería también interesante saber quién ha sido el enlace que han utilizado en Almeria para llegar a los lugares mostrados en el programa y las fuentes de documentación utilizadas. ¿Habrán cobrado por desprestigiar a su tierra?  ¿Se volverá a repetir la historia y tendremos entre nosotros al Judas de Almeria? Son muchas preguntas sin que por ahora tengan respuesta, pero poco a poco estoy seguro las iremos encontrando.