Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


El alcalde de El Ejido hace campaña con el dinero de los ejidenses

Tomás Elorrieta
Secretario General del PSOE de El Ejido

El PSOE de El Ejido reprocha al PP que haga su campaña electoral con el dinero de todos los ejidenses, ya que, desde hace unas semanas, el equipo de Gobierno ha puesto en marcha numerosas obras en todo el municipio con claros fines partidistas. Después de tres años y medio de inactividad y de decir que el Ayuntamiento no podía hacer nada porque no tenía dinero, ahora, de repente, el equipo de gobierno ha puesto en marcha numerosas obras por todos los rincones del municipio.

Desde hace un par de meses, estamos viendo cómo se asfaltan calles por todas partes; cómo se talan árboles de forma indiscriminada en el paseo de Las Lomas sin contar con los vecinos; cómo se derriba el quiosco de música de la plaza Antonio Mira (antigua plaza Cervantes), aunque sea una muestra de la historia reciente de nuestro pueblo… Estamos asistiendo, en definitiva, a un festival de obras, algunas de ellas sin sentido, previo a las elecciones municipales, cuya única intención es tratar de demostrar que el PP ha hecho algo en los años que ha gobernado.

Es lógico que el PP haya pensado que su desidia le puede pasar factura electoral, pero eso no justifica una hipoteca de seis millones de euros, que tendremos que pagar todos los contribuyentes en los próximos cinco años, y que van a servir, en definitiva, para financiar una campaña electoral encubierta.

Todo esto, además, tiene el agravante de que las obras que se están realizando se deben, en gran medida, al pésimo mantenimiento llevado a cabo en los últimos años por el Ayuntamiento y la Empresa Mixta de Servicios Municipales Elsur. Si en lugar de estar entretenidos el alcalde y Elsur en oscuras negociaciones hubieran cumplido con sus respectivas obligaciones, muchas de estas obras no serían necesarias.

Lo que necesita este pueblo no son tres años de inactividad para juntarlo todo en cuatro días y que cuando lleguen las elecciones parezca que se ha trabajado mucho, sino un sistema de mantenimiento y renovación permanente de las infraestructuras municipales que no esté supeditado a ninguna convocatoria electoral.

No puede ser que los vecinos se pasen años reclamando arreglos en sus calles sin que nadie les haga caso, y que cuando están las elecciones municipales a la vista, se desate una actividad frenética para que se olvide el descuido previo. Los ciudadanos son más listos de lo que el alcalde cree. Y también se dan cuenta de que su idea de la participación ciudadana es que los vecinos se sienten en una silla a escucharle sin derecho a réplica.

Nosotros confiamos en el buen criterio de los ejidenses, que estamos seguros de que se dan cuenta de que todo este despliegue no es más que una maniobra electoral, y actuarán en consecuencia. Porque está claro que los vecinos de este pueblo merecen que se les gobierne de otra manera, que se les respete más y se atiendan mejor sus demandas y necesidades. El pueblo necesita un cambio, y el Ayuntamiento necesita otro alcalde.