Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Chicote y sus tomates: la que has liao, pollito

Antonio Fernández
Periodista

Alberto Chicote, famoso chef de la televisión, ha estrenado una serie de programas que bajo el título de El Precio de los Alimentos realiza un recorrido por los principales productos utilizados en las cocinas, y uno de sus primeros programas se centró en el tomate. El pasado Domingo de Ramos La Sexta emitía un reportaje del cocinero sobre los tomates y para ello se desplazó a Almería en busca de las razones por las que se ha producido una sustancial rebaja en sus precios en los últimos meses. Relata que diariamente se tiran cientos de miles de kilos de este producto, en un intento por recuperar los precios.

Tras mostrar los vertederos en los que se arrojan los tomates que no son comercializados por los canales habituales, Alberto Chicote se desplaza hasta Holanda, a la que pone como ejemplo de gestión de los cultivos frente al modelo de producción almeriense. Y ahí no sólo alaba la calidad de los tomates holandeses, sino que considera que el éxito ed aquel modelo responde a una mejor organización y a un nivel superior de inteligencia a la hora de planificar los cultivos.

Chicote se ha hecho reportero
A la hora de justificar la caída delos precios, el chef plantea que hay varias razones por las cuales los almerienses han perdido la batalla de los precios, entre ellas la entrada de tomates de terceros países, el incremento en las producciones de otros países del continente, como es el caso de Turquía o Rumanía, y también porque los holandeses obtienen una productividad tres veces superior a la que consigue Almería. En el citado reportaje se trasmite una imagen negativa de los campos almerienses, vinculada con la destrucción de millones de kilos de tomates y de otros productos ante las bajadas de precios y el aumento de lacompetencia en los mercados, una destrucción que se achaca más bien a la mala planificación, frente a la que sí realizan los holandeses.

Las reacciones en el sector hortofrutícola almeriense y entre los representantes municipales e institucionales no se ha hecho esperar. Andrés Góngora, secretario provincial de la Coordinadora de Asociaciones de Agricultores y Ganaderos, ha criticado el programa y la labor que en él realiza Chicote del que dice que es “un cocinero regular y un periodista malo”. Esa alusión a la vocación periodística del chef se ha repetido en representantes de ayuntamientos como los de Roquetas y El Ejido o de la Diputación que sostiene que Alberto Chicote “debería conocer de primera mano la calidad del tomate de Almería, un referente que está presente en las mesas de toda Europa durante todo el año”.

Francisco Góngora, alcalde de El Ejido, aseguraba ayer en la Cadena SER que va a enviar a Alberto Chicote dos cajas de buenos tomates almerienses “para que pueda comprobar en primera persona su calidad y lo tenga en cuenta su sucesivos programas o actividades”. No solo eso, ya que el regidor ejidense está dispuesto a invitarle a viajar a Almería para que realice una visita en condiciones a los cultivos de la provincia, “convertidos a estas alturas en un ejemplo a nivel internacional en calidad y en sostenibilidad”.

Desde las organizaciones agrarias, como es el caso de Coag, también están dispuestos a acompañar al cocinero de La Sexta en un recorrido por los sistemas productivos de la provincia “para que al menos conozca la realidad de lo que se hace aquí y como se trabaja en el día a día”. En general, agricultores, empresarios e instituciones lamentan el regreso a los tópicos a la hora de hablar de la horticultura almeriense, sin reflejar el espectacular avance que ha experimentado en los últimos años gracias a la incorporación de conocimiento e innovación.

Lo que más sorprende a los almerienses de la realización del programa de televisión de Chicote es que a estas alturas sean los tópicos sobre los invernaderos los que hayan sido utilizados. Y sorprende porque la evolución de los cultivos hacia la calidad y la seguridad alimentaria ha crecido de forma exponencial en los últimos años. Desde organizaciones como la Interprofesional de Frutas y Hortalizas (Hortyfruta) se han desarrollado campañas y acciones dirigidas a los distribuidores y a los consumidores españoles y europeos para poner en valor esa nueva realidad y revertir los viejos prejuicios en torno a las hortalizas salidas de los invernaderos.

Y sorprende aún más que sea precisamente el tomate el producto cuestionado cuando Almería es reconocida como la primera potencia europea en su producción y comercialización.