Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Carlos Herrera se apunta a los viajes del Imserso

Emilio Ruiz

Carlos Herrera sigue deshojando la margarita sobre su futuro profesional tras su salida de Onda Cero. Eso dice él. Pero es pura parodia. Su contrato con la cadena Cope está totalmente cerrado y Ángel Expósito, el conductor del programa de las mañanas de la radio episcopal, anda de recogida de enseres personales y buscando acomodo a su ímpetu profesional, que, dicho sea de paso, no es nada desdeñable.

La sombra del locutor de Cuevas del Almanzora se hizo ayer presente en las ondas españolas por partida doble. Una de ellas fue en el programa que conduce José Antonio Abellán en su nueva emisora, Radio 4G. Carlos Herrera llamó para felicitar a su amigo por su nuevo proyecto: "Te llamo para felicitarte, eres capaz de abrir proyectos donde nadie los abre”, le dijo. “Y, de paso, para pedirte trabajo", añadió.

Carlos Herrera / Foto: Vanitatis
Abellán le tomó la palabra: "Anda que no lo he pensado veces, porque aquí no te va a faltar cariño, pero vaya susto entonces que le daba yo a la industria. Al día siguiente aparecemos en las portadas de 'El País' y 'El Mundo': El Herrera no se va a la Cope ni a Miami, se va con Abellán".

Herrera ahondó en el misterio que él mismo se ha creado sobre su futuro y en el que sólo él cree. Dijo a Abellán que desde que dejó Onda Cero se dedica a "hacer vida de prejubilado". “Lo que me sobra –añadió- es tiemp, lo que tengo que hacer es encontrar cosas para ocuparlo".

Mientras tanto, en Onda Cero quieren olvidar cuanto antes el rastro dejado en la casa por el conductor del programa ‘Herrera en la Onda’. El último Estudio General de Medios (EGM), correspondiente a la primera oleada de 2015, ha dado al programa récord de audiencia, con más de dos millones de oyentes. Pero Atresmedia no ha presentado esa buena audiencia como un éxito del programa de Carlos Herrera, sino como un éxito “de las mañanas de Onda Cero”.

Pero este olvido que se pretende hacer de la figura de Carlos Herrera no siempre es posible. En el programa de ayer de Isabel Gemio, ‘Te doy mi palabra’, una oyente llamó para decir que a partir de entonces era seguidora de dicho programa y abandonaba el de la Cope. “¡Qué alegría, quitarle oyentes a la Cope!”, exclamó Gemio.

Y Sánchez Dragó, impertinente por naturaleza, allí presente, no se anduvo con rodeos:  "Sí, tú ríete, Isabel, pero ya verás cuando llegue Carlos Herrera a la Cope". Tras unos segundos de estupefacción, la locutora reaccionó: “Oye, que no se sabe nada, no sabemos dónde va a ir...". Y sí, Isabel, sí se sabe a dónde va a ir.