Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El ‘caso Garitano’ o cómo flagelarnos ante un error

Emilio Ruiz

Los almerienses somos propensos a flagelarnos ante los errores. De ahí al sentimiento de culpabilidad sólo hay un paso. Pero más vale este exceso de modestia que no la soberbia con la que muchas veces se nos trata. El incidente ocurrido en el campo de los Juegos Mediterráneos el pasado domingo tuvo varios protagonistas. Los primeros, y en sentido negativo, los tres informadores que perdieron la paciencia y, consciente o inconscientemente –yo creo que inconscientemente-, dieron pie a lo que ha sido el pretexto para reacciones exacerbadas que en algunos casos nos producen tristeza.

El segundo protagonista fue quien se presenta ante la opinión pública como el personaje agredido y es objeto de múltiples muestras de solidaridad, Gaizka Garitano. El entrenador del Eibar tuvo, en ese instante, sobrados motivos para sentirse molesto. Su proceder en el tratamiento a los medios de comunicación no fue distinto al de otras ocasiones. Y merecía al menos el mismo respeto que se les ha otorgado a otros colegas en situaciones similares. Cuestión distinta es la valoración que se pueda hacer del protocolo establecido por el Almería para el desarrollo de las ruedas de prensa. Parece más adecuado dar prioridad al idioma local, que es el castellano, y dejar para después las declaraciones a medios de otros idiomas. Pero, ya digo, ésa es otra cuestión.

Gaizka Garitano
Gaizka Garitano se ha presentado, en los días posteriores al incidente, como víctima de la situación. Y, ciertamente, lo fue. Con él, nuestra solidaridad, la misma que de una y mil maneras le han hecho llegar la asociación de la prensa, el club almeriense, la afición local, los mismos periodistas que protagonizaron el incidente... Y nuestro rechazo a quienes no supieron ejercer con dignidad su profesión. Pero esta muestra de apoyo hacia uno y de desprecio hacia otros no impide realizar una valoración no tan positiva del proceder del entrenador vasco.

Garitano estaba afectado por la derrota del Eibar ante un rival directo. Es lógico. Estaba serio y, en esa situación, pecó de inflexible. Hubieran bastado unas pocas palabras a esos tres impacientes periodistas para llevar la rueda de prensa a su término habitual. No lo hizo. Se expresó con desdén y, también consciente o inconscientemente –y también yo creo que inconscientemente-, condujo la situación hacia el lugar menos deseado.

Sobre las muestras de solidaridad que el técnico vasco ha recibido poco hay que objetar. La mayoría de ellas son compartidas por todos los almerienses. Otras, no tanto. Algunas provenientes del País Vasco son una bofetada en nuestra cara y un insulto a nuestro orgullo. Porque, en momentos más delicados, cuando éramos nosotros los que reclamábamos solidaridad, lo que recibíamos de algunas de esas personas era una agresión, un desprecio... o la justificación de algo todavía peor, algo que nunca más nos gustaría recordar. Y conste que lamento profundamente tener que decir esto. Pero ya está bien.

David Bisbal y Eugenia Suárez, vacaciones en el mar

Juan Folío
La Opinión de Almería

A David Bisbal y Eugenia la China Suárez les gusta jugar al despiste. La pareja se encuentra estos días disfrutando de unas merecidas vacaciones, él tras su exitosa gira mexicana y ella tras el rodaje de la película Abzurdh, que se estrenará próximamente.

David, como buen almeriense y mediterráneo, es un apasionado del mar, y este cariño también se lo ha transmitido a su novia. Por eso han elegido la mar para pasar unos días de descanso. Tanto uno como otro lanzan a la nube instantáneas de lo bien que lo están pasando, pero procuran no hacerlo juntos y menos delatando el lugar en el que se encuentran. La prensa del corazón andan locos. ¿Y dónde se habrán metido?, se preguntan.
 
Imágenes, pero por separado
Entretanto, el par de jóvenes andan de mensajitos en las redes sociales. “Un bañito rápido que se acerca la época de trabajo otra vez! Nos espera un mes de mayo bastante interesante!!!”, escribe él, mientras ella no para de lanzarle mensajes de amor. Desde luego, si lo que querían era recargar las pilas, pues para mí que lo están consiguiendo.

On / Off

Antonio Felipe Rubio
Periodista

Tengo en la cocina un magnifico horno-grill de marca Fagor modelo “Elegance” con unos botones de activación “On-Off”. La vitro Fagor indica que es “Touch Control”. Igualmente, mi ventilador Orbegozo exhibe unas teclas “Power level” para modular un generoso caudal de aire. Estos magníficos electrodomésticos son españoles; para más señas, vascos. Y, salvo error u omisión, no creo que estas leyendas en idioma anglosajón hayan supuesto afrenta a la preservación de la lengua patria o sentimiento nacionalista mancillado alguno.

Cuando se trata de vender un producto en el mercado generalista se adoptan los procedimientos de mercadotecnia global. Otra cosa es aprovechar escaparates y oportunidades de gran audiencia para exhibir mercaderías residuales.

Gaizka Garitano
(Foto: Noticias de Guipuzcoa)
El negocio del fútbol ha adoptado como fuente de dividendos complementarios -nunca tienen bastante- el papel de ejemplar moralizador en aspectos de racismo, género, identidad, superación, eliminación de barreras… en fin, un compendio de valores y virtudes que solapen y desvíen la atención de lo que en realidad es: un negocio que se sustenta en la rivalidad llevada al extremo del culto a la deidad de los colores. El verdadero consumidor que interesa al negocio del fútbol es el más sectario e irreductible. La generación de ídolos y leyendas es directamente proporcional al número de “aficionados” que compran, compran y compran. Compran tiempo, pasiones, emociones… y camisetas, y afeitadoras, y coches… y también irracionalidad.

Lo que promueve el fútbol sólo es patrimonio del fútbol. Recuerden ese sentimiento patrio enarbolando la Bandera Nacional en el Mundial de Sudáfrica. Pasó la fiebre, y cada uno a sus respectivas miserias. Y volvieron a aparecer “Presoak etxera” o “Catalonia is not Spain” como eslóganes para la multivisión y orgullo de las virtudes ejemplarizantes del “Deporte Rey”.

El espectáculo de la frustrada rueda de prensa en Almería es un botón de muestra del sectarismo que invade el mundo del fútbol, llegando al nivel de insoportable impregnación que alienta una absurda contienda trufada de humillaciones, irrespetuosos, catetos, inferiores, lerdos, indocumentados... o sea, todo con mucha deportividad.

El tal Garitano fue un maleducado al actuar con chulería ante una incorrección que corrigió -a destiempo- el secretario del Club; pero prefirió un airado desplante para cebar la polémica. Si la costumbre o protocolo “no escrito” es la de expresarse en la lengua del visitante al principio de la comparecencia, pues hay que decirlo como exordio obligado (por muy cotidiano, en el avión siempre explican lo del cinturón y el chaleco). Además, en Almería (Comunidad Autónoma de Andalucía) no hay lengua cooficial, y si la costumbre “no escrita” pudiese generar algún tipo de suspicacias, pues “se escribe” que se habla en castellano que sí es la lengua única y oficial en Almería. Y si hay extranjeros, se traduce sin problemas.

Garitano bien sabía lo que se hacía convirtiéndose en víctima de una presunta afrenta a una seña de identidad que se ha utilizado con pretendida vileza como arma política.

Lamento que se hayan proferido descalificaciones e insultos hacia los compañeros, licenciados o no; asociados o no; colegiados o no. Ellos han sido víctimas de la instrumentalización de la que se tiene que servir el espectáculo mediático del fútbol a falta de otros argumentos más sustanciales que es incapaz de generar.

Hay que poner la mente en “On” y pasar a “Off” el comportamiento tribual. Las insidiosas miradas amenazantes son propias de animales en celo o desafío. Las palabras, bien expresadas en cualquier idioma, es el racional gesto que distingue al Hombre de las bestias.

Preocupación en Onda Cero-Almería por la marcha de Carlos Herrera a la Cope

Emilio Ruiz

El mes abril ha proporcionado a Onda Cero-Almería una noticia buena y otra mala. La buena ha sido dada por el Estudio General de Medios. Según el EGM, en su primera oleada de 2015, Onda Cero Almería es líder de audiencia en la provincia de Almería en radio generalista, con 44.000 oyentes diarios, 7.000 más que su principal competidor, la cadena Ser.

Con este dato, Onda Cero descabalga del liderazgo a la Ser. En el anterior EGM, correspondiente a la tercera oleada de 2014, la cadena de Prisa Radio ostentaba el primer lugar con 42.000 oyentes, frente a los 34.000 de la emisora de Atresmedia. En esta ocasión, la Ser ha descendido de 42.000 a 37.000 oyentes.

Las audiencias de la radio almeriense según el EGM

Esa es la noticia buena para Onda Cero, decimos. Pero también el mes de abril le ha traído una noticia mala. El buque insignia de la audiencia de Onda Cero-Almería ha sido, sin duda ninguna, el conductor del programa de la mañana, nuestro paisano Carlos Herrera. Pues bien, el presentador de ‘Herrera en la Onda’ ha puesto fin a su etapa en la emisora y a partir del próximo mes de septiembre conducirá el programa de la mañana de la Cadena Cope. A Onda Cero le va a resultar muy difícil, por no decir imposible, mantener los dos millones de oyentes que tenía cada día Carlos Herrera.

Por lo que respecta a la radio musical en Almería, el liderazgo sigue siendo para 40 Principales, que con 86.000 oyentes diarios dobla a su principal competidor, Canal Fiesta Radio, que contabiliza 42.000 oyentes diarios. 

El rábano, las hojas y los romanos

José Fernández
josehome@hotmail.com

Recuerdo de pequeño haber participado en el ceremonial posterior a una matanza cortijera, con barreños llenos de carne fresca, risas de mujeres y olor a mañana temprano. Ha sido la única vez que he tomado parte activa en el entresijo de ese tipo de celebraciones y créanme que al leer la prensa y las redes sociales en las últimas horas he vuelto a sentir esa misma sensación de amasar tripas, sangre y vísceras tibias.

"...ante un desaire menor, sale
 corriendo fingiendo un soponcio
 emocional"
Otra cosa no, pero despellejarnos vivos es algo que hacemos muy bien en España, como concepto discutido y discutible, y en Almería como concepto geográfico y emocional.

La anécdota de la sala de prensa de la UD Almería con unos informadores impacientes y un entrenador aún más impaciente por terminar el trance de comentar que había perdido un partido es lo de menos. La hoja del rábano son los personajes de dicha escena y el reparto de malos y buenos que hagamos en función de las ideas de cada uno.

Lo que debería merecer más atención no es la anécdota, sino la categoría que supone el protocolo establecido en las ruedas de prensa de los equipos de la Liga Profesional. Si el fútbol fuera una invención romana estoy seguro de que las preguntas y las respuestas se formularían antes en latín, por un simple criterio económico. ¿Cuántos romanos nos entienden si hablamos en latín y cuántos si hablamos en otra lengua?

Citius, altius, fortius. Pero estamos en España, que es el país de las paradojas y a pesar de estar hablando en un deporte de interés global, de una Liga que presume de ser la primera del mundo y de disponer de un idioma que es el segundo más hablado en todo el planeta, cedemos la prioridad y el interés a idiomas tan perfectamente oficiales como perfectamente minoritarios.

Poca economía veo yo en eso y mucho postureo de ceder ante nacionalismos empeñados en barrer cualquier rastro del concepto España. En todo caso, la censura de un mal gesto no debe acarrar pena de descuartizamiento, ni tampoco debe elevarse a categoría de héroe de la libertad de expresión a quien, ante un desaire menor, sale corriendo fingiendo un soponcio emocional. No nos volvamos locos.

La explicación de José Luis Laynez sobre el incidente con Gaizka Garitano

José Luis Laynez
Corresponsal deportivo

Uno de los informadores que participaron en el incidente ocurrido en la sala de Prensa del Almería tras el partido con el Eibar, José Luis Laynez, ha enviado al diario La Voz de Almería la carta que por su interés reproducimos:

Ante el cúmulo de inexactitudes y falsedades que circulan en las distintas redes sociales sobre el incidente acontecido el pasado domingo en la sala de prensa del Estadio Mediterráneo entre el técnico del Éibar, señor Garitano, y tres informadores deportivos de esta ciudad, deseo puntualizar y explicar lo que allí sucedió, como implicado que estuve en el mismo.

La polémica no cesa

1. Quien esto escribe se encontraba en dicho lugar como informador de una Agencia deportiva radicada en Barcelona.

2. La primera pregunta le fue formulada al señor Garitano en euskera y su respuesta fue en idéntica lengua.

3. Al finalizar, sin ser interrumpido en ningún momento y al no haber traducción, dos informadores le pidieron que hablase en castellano.

4. El jefe de prensa de la U.D. Almería les reprendió su actitud y mandó continuar la rueda de prensa.

5. La segunda pregunta también le fue formulada en euskera y, cuando comenzaba a responder, quien esto escribe dejó el bolígrafo sobre el apoyabrazos de la banca que ocupaba ante la imposibilidad de escribir nada. En ningún momento lo interumpí ni de palabra ni gestualmente.

6. Al oír el ruido del bolígrafo, el señor Garitano me preguntó airadamente: “¿Qué es, qué pasa, pasa algo?”, como puede comprobarse en las grabaciones existentes.

7. Ante su pregunta, yo respondí: “Pasa que no nos enteramos. ¿Podía hablar usted en castellano para que lo entendiésemos todos?” Todo ello en tono educado, como ha sido siempre mi proceder a lo largo de mis 57 años.

8. Sin mediar ninguna otra palabra, el señor Garitano abandonó la sala de prensa.

En redes sociales circulan vídeos en los que puede apreciarse la total exactitud de lo que explico. Pero claro, la cadena siempre se rompe por el eslabón más débil y es más fácil y demagógico satanizar a dos o tres informadores de la humilde Almería que a un señor entrenador de Primera del País Vasco, con todo lo que ello supondría.

No sé qué actitud puede considerarse más incorrecta: responder educadamente a la pregunta que él me formuló (“¿qué pasa, pasa algo?”) y pedirle que, a ser posible, continuase la rueda de prensa en castellano o dar una rebotá y marcharse airadamente. No obstante, quiero dejar bien claro que jamás ha estado en mi ánimo molestar ni al señor Garitano ni a la entidad que representa y mucho menos a los vascoparlantes.

Concluyo. Para nada pretendo polemizar más sobre un tema que ya se ha sobredimensionado en exceso. Aunque me han ofrecido sus micrófonos tres televisiones de ámbito nacional, he rechazado hacer declaraciones para no echar más leña al fuego. Quien me conoce sabe que soy persona educada y respetuosa y carezco del más mínimo afán de protagonismo.

Reitero mis disculpas a quien pueda haber molestado inintencionadamente. Únicamente remito este escrito a La Voz y a ningún otro medio de comunicación y con él doy por cerrado el tema. Quien quiera seguir recurriendo a la descalificación y el insulto fácil y demagógico, tiene el campo libre; y a los muchos amigos que me han apoyado en tan amargo trance (al menos para mí), muchas gracias. Punto y final.

El vascuence, lengua oficial de Almería

Javier Orrico
Catedrático de Lengua y Literatura

Al señor Garitano, entrenador de un equipo hasta ayer muy simpático para todos los españoles, le sentó muy mal que en Almería no entendieran el vascuence. Y se lo dijeran, claro. Si se hubieran callado, como venimos haciendo desde hace cuarenta años ante la bravuconería nacionalista, entonces todo habría marchado como siempre, en el silencio cobarde a que la estrategia del contentamiento nos ha condenado desde la Transición. La asimetría, pues. Esa por la que nos obligan, legalmente, con la aquiescencia de las Cortes españolas, a decir ‘Yirona’, ‘Yeida’, A Coruña, Ourense u Hondarribia, traicionando a nuestra propia lengua, mientras ellos escriben Murtzia, por ejemplo, Kantabria, Kanariak, Balearrak; y Saragossa, Terol, Osca o La Corunya, que los catalanes usan su lengua sin complejos; igual que los vascos escribiendo Bartzelona.

Garitano abandona la rueda de prensa
La reacción de Garitano ha sido, vaya, pues, la más lógica. No están acostumbrados a que se les plante la menor objeción a su arrogancia. Dar una rueda de prensa en una lengua que nadie entiende, teniendo todos una lengua común, es incomprensible en cualquier país del mundo, una falta de respeto a los que no hablan esa lengua y una muestra del desprecio que nos dispensan. Las lenguas, se supone, son instrumentos de comunicación y para eso nacieron, para que los hombres se entendieran. Pero en España los nacionalistas, esa desgracia española, lo que quieren es marcar la distancia, la frontera, la exclusión de los que no pertenecen al núcleo de los elegidos, a la nación inventada o a la raza milenaria y milenarista. Si quería hacer unas declaraciones exclusivas para un medio en vascuence, hágalas al final y una vez terminada la rueda de prensa. Pero resulta patético e intolerable tener a toda la prensa de Almería esperando a que el pueblo elegido acabe su exhibición.

Así pues, todo sucedió de manera contraria al dictamen políticamente correcto del pobre jefe de prensa del Almería, que achacó falta de respeto a los periodistas almerienses que no se enteraban de nada. Es obvio que la única falta de respeto fue la de quien pudiendo usar una lengua que todos conocían, se lanzó a hablar con el amiguete vasco en la lengua que excluye a todos los demás. Lo que pretenden, siempre, es parecer extranjeros, de esa nación étnica que dicen ser, en pleno siglo XXI, como fuente de privilegios políticos y económicos. Y hasta futbolísticos, que hay que ver los arbitrajes villarianos del Barcelona y, mucho más acentuados, los que recibe el Atlético de Bilbao, el equipo del PNV y los Fueros.

Lo peor de esta anécdota, tantas veces repetida, fue la reacción del coro de los grillos hispánicos que de inmediato se pusieron del lado del bueno de Gaizka. Un periodista en Ondacero se disculpó en nombre de los almerienses por el espectáculo cateto que acababan de dar algunos de sus informadores. Y el conductor del programa de Radio Marca estableció doctrina afirmando que el gallego, catalán y vascuence son oficiales en el Estado español. Y para rematarlo, una señora que dice ser periodista, más bien actriz, la catalana Samanta Villar, aunque su apellido huele a sur, se suma al coro con un 'tuit' en el que demuestra no ya que no sabe escribir, sino que no sabe ni redactar. Además de hacer pública su imperial ignorancia sobre las lenguas de España, y sobre lo que hoy significan los términos castellano y español, que para ella deben de ser cosas del estranger, se lanza a desdeñar el español de los almerienses sin saber de lo que habla. Como si nosotros descalificáramos el catalán occidental frente al oriental. La filóloga. Gran nivel.

Para empezar por el final, en el Estado español la única lengua oficial, así fijada en la Constitución de 1978, heredera de la Constitución republicana que lo estableció por primera vez, es la lengua española, que en el texto legal fue jibarizada como castellano.

Esa fue la primera muestra del contentamiento que nos ha llevado a la brillante situación actual: ahí, al renunciar a su nombre verdadero, comenzamos a ceder y menospreciar su condición de lengua común, de lengua de comunicación y cultura entre españoles desde cinco siglos atrás. Las demás lenguas de España son cooficiales en sus respectivos territorios, y sólo allí. Podrían haber sido lenguas muy queridas por todos, como lo eran a finales de los setenta, si no se hubieran usado como armas contra los demás. Pero en Almería, querido colega de Radio Marca, no puede ser oficial una lengua que no habla nadie, salvo, quizás, algunos exiliados vascos que se fueron huyendo del terror hasta una tierra abierta y luminosa donde nadie les hiciera análisis de sangre.

Pero, sobre todo, y en segundo lugar, es que la verdadera lengua de los vascos no es el vascuence –que es como se dice en español, y no euskera ni euskara-, sino la lengua española, que allí arriba llaman castellano. Me gustaría saber en qué lengua habla Garitano con sus jugadores. Aunque lo sospecho. Ninguna excusa, por tanto. Teatralización política de unas diferencias que no son, en absoluto, aquellas de las que alardean con estricta finalidad xenófoba en el caso de los nacionalistas, da igual batasunos que del PNV. Dos de cada tres vascos son de lengua materna castellana, la misma que es materna también del 54% de los catalanes.

La verdadera lengua ‘propia’ de la mayoría aplastante de los vascos es, pues, el español. La lengua que están, en fin, intentando expulsar, sin éxito, del País Vasco y de Navarra. La lengua en la que cada día es más difícil estudiar, reservada ya casi sólo para inmigrantes. La lengua en la que no se dignan rotular en sus carreteras o administraciones. Si el señor Garitano quería, con su gesto, encarnarse en adalid de los vascos, entonces, digámoslo de una vez, no estamos más que ante alguien que sólo representa a una minoría. Eso sí, la minoría dominante, la que controla todo el poder en Euskadi, la que ya ha empezado a marcar en Guipúzcoa a los que no hablan 'euskara'.

Este domingo en Almería sólo el señor Garitano faltó al respeto a alguien: a quienes habían acudido a escuchar sus manifestaciones y no pudieron hacerlo. Que algo así no hubiera ocurrido antes, con Guardiola o con cualquier otro nacionalista confeso, no muestra sino nuestra cobardía y la renuncia a defender lo común frente a los que sólo buscan separarnos. Y el único cateto, querido colega de Ondacero, lo siento, pero eres tú.

Paletos sin derecho a la sinécdoque

Xabier Ferrero
Periodista / Deia

El incidente del entrenador del Eibar, Gaizka Garitano, en la sala de prensa del Almería continúa siendo motivo de polémica en los medios de comunicación. Reproducimos a continuación el artículo de Xabier Ferrero publicado en diversos periódicos del País Vasco. Obsérvese como, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, el periodista rememora los 'sucesos de El Ejido', que, sinceramente, desconocemos qué conexión pueden tener con este caso. Si hubiéramos sabido que Ferrero iba a hacer sus observaciones con una mira tan amplia, hubiera venido bien contarle el caso de 'El Chupasangres de Gádor', episodio que sin duda habría moldeado para darle encaje en el artículo. 

Chema Fernández, colaborador de Onda Cero Almería, y José Luis Laynez, corresponsal de una agencia deportiva, son los nombres a los que responden los protagonistas del bochornoso episodio que sucedió en la sala de prensa del Estadio de los Juegos Mediterráneos de Almería que llevó a Gaizka Garitano, técnico del Eibar, a abandonar su comparecencia. Estos informadores, que no periodistas, se ganan la vida como secretario de la Delegación Almeriense de la Federación Andaluza de Fútbol, en el caso del primero, y como profesor de un colegio público, el segundo.

Gaizka Garitano
Dos ámbitos, los del deporte y educación, que son vehículo de transmisión de valores y no casan con su comportamiento intolerante y cateto que mostraron con su torpeza de cuestionar el uso del euskera por parte del hijo de Ángel Garitano, Ondarru, a las preguntas de Joseba Urkiola, de ETB. Los autores de tamaña intransigencia no representan al colectivo de periodistas de Almería y escribieron una de las páginas más lamentables del periodismo deportivo almeriense y, créanme, hay muchos desatinos que se podrían contar.

El periodista que firma este artículo no había conocido algo tan denigrante en los diez años de ejercicio profesional siguiendo la actualidad diaria de la Unión Deportiva Almería. Lo curioso del caso es que este club, modesto y honrado, caciquil y peculiar, ha tenido muchos técnicos vascos y algunos hicieron historia con sus ascensos a Primera. El listado recoge el que capitaneó José María Maguregi, en los años 80 del pasado siglo, o los liderados por el guipuzcoano Unai Emery, en 2006-08, y el navarro Javi Gracia en la 2013-14. Otros no tuvieron tanta suerte y fueron cesados, como los guipuzcoanos Gonzalo Arconada o Juanma Lillo, o consumaron el descenso a Segunda, como Roberto Olabe.

Pero con independencia de su trabajo, nunca perdieron sus orígenes. Respondían en euskera a las preguntas que les formulaban en el idioma de los vascos los enviados especiales euskaldunes de los medios de comunicación desplazados hasta Almería sin ningún tipo de problema.

No hay pueblo sin algún tonto y esta pareja de paletos ha tenido el deshonor de romper con esta tradición cultural. La situación me ha cogido en Barcelona en la presentación del libro Mordisco al racismo, de un periodista amigo, madrileño de nacimiento pero adoptado de El Ejido, un pueblo que pasó a la historia negra por los sucesos racistas de febrero de 2000. Este periodista pensaba que aquello había sido el último vestigio de intolerancia de esta provincia, pero la realidad, siempre terca, ha demostrado que algunos no aprenden y no cogen el paso ni con un tambor.

Sería deseable que lo del pasado domingo se quede en una mera anécdota, triste pero puntual, y no distorsione la imagen de un pueblo, el almeriense, con sus muchas virtudes y también con sus defectos, como consiguieron ensuciar, y tanto tiempo les ha costado normalizar, los lamentables episodios ejidenses. La sinécdoque, el uso de la parte como representación del todo, no cabe en este caso. 

“El valor de un escritor se mide por la indiferencia que suscita” (Juan Goitisolo)

Antonio Torres
Director de Canal Sur en Almería

Hubo referencias a Almería en la entrega del Premio Cervantes a Juan Goytisolo. Desgraciadamente, sigue habiendo autores “malditos” y que por las reglas del juego no escritas son perseguidos para que no puedan desarrollar su trabajo. En La Chanca y en los campos de Níjar esperan a que Goytisolo vuelva a realizar otro viaje que alumbre hacia un futuro mejor.

El decano, La Voz de Almería, ha estado a la altura de las circunstancias enviando a Alcalá de Henares a la periodista Marta Rodríguez para seguir el discurso reivindicativo de Juan Goytisolo al recibir el Premio Cervantes de manos de los Reyes.  El periodismo debe estar siempre con su gente y el escritor catalán es uno de los nuestros.

El autor de este artículo,
con Juan Goitisolo
Sobre el autor de Campos de Níjar, el periodista almeriense Nacho Para, también líder del grupo Bantastidc Fand, rememoró: “Nadar a contracorriente siempre es más complicado que dejarse llevar por el río… Pero no hay que rendirse. La misión de un librepensador es obligar a reflexionar a la gente, avivar sus dudas y no sus tragaderas. Nunca olvidaré una frase que me dijo Juan Goytisolo cuando lo entrevisté para El Periódico (22 de junio de 2003). Me hablaba de Nembrot, un libro de José María Pérez Álvarez, un autor valiente, brillante y poco conocido. Y entonces soltó: ‘Desgraciadamente, hoy en día el valor de un escritor se mide por la indiferencia que suscita’. Hay que saber si uno quiere complacer y complacerse o, por el contrario, exponer verdades, por muy incómodas que éstas resulten”.

Nacho Para veía la corrupción cuando todo el mundo prefería callar. En sus reportajes por la Marbella de Jesús Gil era insultado y agredido. Había risas. Pero el periodista estaba ahí denunciando corrupciones que entonces saltaban a la vista y vuelven a reaparecer con escándalos que salpican a la clase gobernante. “Siempre he pensado”, afirma,  “que quien calla es cómplice, eso lo tengo muy claro. Y se han callado muchas cosas. Los funcionarios, los medios de comunicación... Por suerte o por desgracia, yo no he nacido para callarme”.

Estos días hemos revisitado la exposición de La Chanca, todo un barrio con su autor, Carlos Pérez Siquier,. Todavía permanecen estampas vergonzosas en el barrio más popular de Almería, con familias sin recursos a las que se les cortado el agua.

En Almería se estaba a la defensiva cuando alguien venía a contar la realidad. Se celebraban plenos municipales para exaltar la figura de Franco o los milagros de determinada virgen. El catetismo y el nacionalismo localista proclamó a Juan Goytisolo como el personaje más odiado por Campos de Níjar  y  La Chanca. Cuando Antonio Maresca llegó a presidir la Diputación de Almería se restituyó su reputación.

Otro periodista, Felipe Mellizo, escribió en el diario Pueblo, en el verano de 1965, una crónica sobre Almería en la que se decía que “las chicas de Almería son vivas y lozanas, como los melones de secano”. Cuando Martirio Tesoro, madre de la delegada en funciones del Gobierno de la Junta de Andalucía, Sonia Ferrer,  fue concejala en Almería le envió una carta a Mellizo con un texto de desagravio, según la crónica que publiqué en El País. En su carta,  le dijo que la ciudad de Almería apuesta por la libertad de expresión.

Mellizo fue único y el primero en aparecer en pantalla sin corbata, con todo lo que ello significaba de ruptura. La historia siguió repitiéndose con otros. Tengo una foto de Pepe Mullor en la que me siento un privilegiado entre Goytisolo y el añorado Valente, en La Chanca (1995).

Asegura Miguel Ángel Blanco que Juan Goytisolo siempre regresa a Almería. Desde ya, los vecinos encabezados por José García, de La Traiña, Sensi Falan, Rocío Segura, Tomatito, Niño Josele, El Pirri, El Negrillo, Carmen Marín, Juan José Ceba y Ramón de Torres, entre otros,  ya le están esperando. Dice Ceba que en el barrio quedan personas de las que nada tienen y hasta la tranquilidad de la nada se les niega.

Gayalmana, el empecinamiento en el error y el apoyo institucional al mismo

Jorge Lirola Delgado
Profesor de la Universidad de Almería

 “Gayalmana, la Odalisca de Almería” pretende ser un monólogo teatral en verso basado en un personaje de la historia andalusí almeriense. Sergio Arboleda, su autor, se define como “el Meditador, artista polifacético, cantante, compositor y escritor que en 2012 se instaló en Almería”, y que en 2014 decidió “inspirarse –utilizando también sus palabras- en Gayalmana para escribir una obra/regalo al público almeriense con enfoque universal”.

El caso es que el nombre de Gayalmana es un claro error, pues no significa nada en árabe. En realidad, debe tratarse de Gayat al-Muna o Gayatalmuna, “El colmo del deseo”, un tipo de nombres que solía utilizarse para las esclavas, como en el caso presente, que era una concubina de al-Mutasim, el célebre rey de la taifa de Almería. No acaban aquí los errores en las pocas referencias históricas que hay en la obra, pues se trata más bien de una sucesión de poemas de discutible valor lírico.

Gayalmana, la Odalisca de Almería
Hasta aquí suele ser habitual cuando no hay una buena documentación histórica, pero lo llamativo del caso es que, por un lado, no haya voluntad de corregir los errores y, por otro, se reciba el apoyo institucional para mantener esos errores y contribuir así a perpetuarlos.

El que Alfonso Rubí, el que fuera presidente de la Plataforma del Milenio del Reino de Almería, que no llegó a constituirse como Asociación por incompetencia o por deseo no confesado del referido arquitecto,  se interesara en promocionar la obra y sacar partido de algo que a él no le costaba económicamente nada, me parece dentro de lo que nos tiene acostumbrados la persona a la que he llegado a calificar como uno de los farsantes del Milenio.

Lo que no alcanzo a comprender es que instituciones que gestionan dinero público, como es el caso del Instituto de Estudios Almerienses, decidan promocionar la obra. En el caso del IEA, tengo entendido que tiene intención de publicarla, acompañada de una traducción al árabe cuyo sentido e interés tampoco alcanzo a comprender. ¡Con la de textos que quedan por traducir de la historia andalusí de Almería, ¿hay necesidad de propiciar que se traduzca al árabe un texto que pretende pasar por histórico pero es erróneo?!

Me consta que un catedrático especialista en el tema, tras leer la obra, se negó a prologarla. Lo comprendo. No solo por los errores históricos, sino también por los discutibles valores poéticos del texto.

Y el colmo del despropósito es que el IEA dice no tener dinero para publicar obras como el “Libro de aguas de Almería del 1502”, un documento único para la historia de Almería, y sí lo tiene para lo que puede ser una obra frívola y tergiversadora. De confirmarse la publicación con dinero público, sin duda, quedará en el haber del actual Director del IEA, Rafael Leopoldo Aguilera, para las antologías de despropósitos.

¿Qué podríamos pensar de una novela histórica que se titulara “Osabel la Quitalica”? Quizás, que sea una parodia histórica que pretende hacer reir, pero, cuando no trata de poner en solfa a la protagonista, solo puede responder a la ignorancia.  ¿Y deben las instituciones públicas subvencionar la incultura y la tergiversación histórica?

Samanta Villar y Gaizka Garitano o cómo responder a dos torpes con dos torpezas

Emilio Ruiz

El partido que ayer tarde celebraron en el campo de los Juegos Mediterráneos el Almería y el Eibar puede ser determinante para la permanencia del club rojiblanco en la Liga BBVA. También, para el Eibar. Se saldó con victoria local, y ese resultado coloca al Almería fuera del grupo de descenso, igualado a puntos con el equipo vasco.

La noticia del partido fue ésa. Pero como en este país somos especialistas en hacer de lo sustancial anécdota y viceversa, lo que hoy es noticia en la mayoría de los medios de comunicación españoles no es el importante resultado del partido, sino algo de escasa importancia que sucedió en la rueda de prensa del entrenador del Eibar, Gaizka Garitano.

El abandono
Pongámonos en antecedentes. Es habitual que los entrenadores de equipos rivales originarios de comunidades autónomas con idioma propio comiencen sus ruedas de prensa manifestando que van a responder en su idioma nativo y en castellano. Guardiola, por ejemplo, cuando venía con el Barcelona, lo aclaraba perfectamente: “Voy a responder en primer lugar en catalán a las preguntas que se me formulen en catalán para posteriormente responder en castellano las que se me formulen en castellano”, decía en castellano. Y nada había que objetar y nadie nada objetaba.

En el caso de ayer, el entrenador del Eibar, Gaizka Garitano, no hizo esta observación preliminar. Comenzó la rueda de prensa y la primera pregunta que se le formuló fue en euskera y en este idioma fue respondida. La segunda pregunta corrió igual suerte. Fue en este momento cuando dos informadores locales entendieron –que torpes hay que ser para entender eso- que toda la rueda de prensa se iba a desarrollar en euskera y entonces manifestaron sus quejas. Según algunos colegas presentes en la rueda de prensa, los periodistas que se manifestaron con aspavientos fueron José Luis Laynez, habilitado por la agencia catalana Área 10, y, en menor medida, Juan Gabriel Gutiérrez, de Ideal, y Chema Fernández, de Onda Cero.

Insisto, la inquietud de los periodistas locales fue torpe, muy torpe; pero también el entrenador vasco hubiera resuelto la papeleta aclarando lo que para casi todos era obvio: que iba a responder primero en euskera y después en castellano. Lejos de actuar de esta forma, dio por finalizada la rueda de prensa de forma brusca y a pesar del apoyo que en todo momento recibía del jefe de Prensa del Almería, el periodista Juanjo Moreno, y de la mayoría de los periodistas presentes.

Desde el inicio de la rueda de prensa se notaba que Gaizka Garitano no estaba de humor. Y razones tenía. Sabía lo peligroso que podía ser para su equipo la pérdida de los tres puntos. Un hombre, como él, acostumbrado a resolver papeletas difíciles, en condiciones normales hubiera resuelto esa sin dificultad. Pero no tenía el cuerpo para muchas complacencias. Y optó por el camino equivocado: dejar plantados a decenas de periodistas que fueron respetuosos con su manera de expresarse y que incluso censuraron la actitud de sus intransigentes compañeros. No me cabe ninguna duda de que si el Eibar hubiera conseguido los tres puntos la actitud de Gaizka Garitano hubiera sido distinta.

La historia es ésta. Ponerle añadidos y condimentos a lo único que conduce es a alimentar la confusión y el malestar. Y eso es lo que acaba de hacer la periodista Samanta Villar, que ha entrado en el debate de esta forma tan desafortunada a través de su cuenta de Twitter:

Tuit de Samanta Villar

La periodista de 21 Días ha demostrado ser tan torpe como esos dos intolerantes colegas almerienses. En el momento que redacto estas líneas, tampoco ha visto conveniente eliminar su tuit. El enfado con ese comentario no se ha hecho esperar a través de la misma red social: “Aquí te has equivocado. Tan falta de respeto es no respetar al euskera como generalizar con los andaluces”, “Un poco de respeto a Almería, por favor”,  “Que haya algún tonto que dé la nota no te da permiso para k te metas con todos», son algunos de los tuits que se pueden leer. El de Miriam Taubenfeld es concluyente: “Pensaba que eras más inteligente. Ahora veo que tienes los calculos justos pa echar el día”.

Por cierto, Samanta, quienes medio entendemos el castellano llegamos a entender que el calificativo que acompaña a un sustantivo en plural debe ir también en plural. Cuestión de concordancia. Así que 'pobre periodista deportivos', no, amiga. Y al final de una frase, pues hay que colocar el puntito. Nos lo explicaron en la escuela, y lo entendimos, fíjate, aunque a duras penas entendamos el castellano.

La espalda de los almerienses

Antonio Quesada
@AntonioFQuesada

El 4 de enero de este año, el alcalde de Almería afirmaba que durante este mandato – es decir,  entre 2011 y la actualidad- se habían generado en la ciudad 1.500 empleos gracias al Ayuntamiento. Tan solo cuatro meses después esa cifra se ha multiplicado de manera inexplicable. Así, sin más, el equipo de Gobierno municipal la ha elevado hasta los 4.000.

Luis Rogelio Rodríguez
En algún momento alguien debió de pensar que se había quedado corto con aquel primer balance y lo ha engordado lo que le ha parecido. Me imagino que en el Ayuntamiento todavía andarán dándole vueltas a eso. Podrían haber dicho seis mil o diez mil. Lo mismo hubiese dado. La próxima vez, ya sabe, alcalde, tírele sin miedo.

En 2011, el candidato a la reelección por el PP, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, señalaba, sobre el dato de desempleo que sufría Almería, que se "siente como un peso, una lacra enorme" y aseguraba que "no se puede obviar" en la campaña electoral ya que resulta "tangencial a todo". "Cuentas tu programa electoral a una vecina y te dice 'sí, sí, pero tengo dos hijos parados y a mi marido se le acaba la ayuda familiar el mes que viene. No te puedes inhibir y ponerte la máscara porque es una realidad que está viva en la calle", destacaba.

Entonces, cuando el hoy alcalde y también candidato de los ‘populares’ hacía este tipo de comentarios, en la ciudad de Almería había 22.926 personas paradas. Hoy, cuando dice que ha creado desde el Ayuntamiento 4.000 empleos y ya no hace esas reflexiones que señalarían a Rajoy, hay 24.784 personas en paro. Es decir, 1.858 parados más que en aquel mes de mayo de 2011.

El ejercicio de ilusionismo extremo que se ha realizado durante estos días tiene estas cosas, que no hace falta que te desmienta nadie porque ya lo hacen las cifras por si solas. Con todo, la peor noticia para el alcalde es que cuatro años después la espalda de los almerienses ya no está para aguantarlo todo.

¿Levantará el nuevo rector las alfombras de la Universidad?

Juan Torrijos
Periodista

Hay que esperar que así sea y cuanto antes mejor. Nos acaba de presentar el rector su equipo y hay que reconocerle cierta valentía. Profesores y trabajadores de la UAL con dilatada presencia en el campus de La Cañada, pero sin connotación (en principio) con los dirigentes anteriores. Ninguno. Gente que de entrada parece libre, sin ataduras con despachos de políticos que les desvíen de su principal labor: su trabajo por la Universidad y por la educación de los nuevos almerienses.

Carmelo Rodríguez
Si sigue por ese camino el rector y su equipo pueden sorprender a propios y extraños. Esperemos esas sorpresas. Estábamos acostumbrados a las componendas y los contubernios, los cantos corales y los contratos bajo cuerda. La opacidad ha sido la madre durante muchos, demasiados años en la Universidad. ¿Se ha acabado?

Vamos a creer que es así, pero no cantemos victoria antes de tiempo, que la caída puede ser aún más dura. El equipo que debe conseguirlo está nombrado, pero ahora hacen falta las obras, y habrá que ir viéndolas venir, don Carmelo. Es la hora de conocer a fondo lo que se cuece en fundaciones y escuelas que dependen de la UAL. No estaría de más saber las cuentas de alguna escuela y las formas de adjudicar trabajos a fundaciones.

No es fácil, lo sé. Nadie quiere molestar a los anteriores dirigentes, por aquello de que mañana pueden volver a cambiar las tornas y las alfombras a levantar serán las tuyas, pero algo habrá qué hacer ¿no? Se nos vendió la residencia para estudiantes como un gran logro y una importante obra de y para la Universidad, y la realidad, según los datos económicos de algún profesor, es que puede ser un pozo sin fondo para la caja de la UAL.

Si existe ese informe, como se comentó en su día, ¿no creen ustedes que ha llegado el momento de darlo a conocer? Menudo problema el que les ha caído a Carmelo Rodríguez y su equipo con la residencia. Me temo que tendremos que volver a escribir en otro momento de la residencia y su futuro, no muy claro en lo que a la economía se refiere.

Con todo, y como la esperanza es lo último que se pierde, vamos a desear que la UAL siga siendo ese gran medio educativo que debe cambiar a la nueva y joven sociedad almeriense. Un equipo joven, y repito, sin ataduras políticas que se sepa por ahora, parece un buen principio. ¿Un canto a la esperanza?

El Almería se impone con autoridad al Eibar y sueña con la permanencia

Ramiro Aldunate
Marca

Los goles de Thievy y Verza, éste de penalti, dieron al Almería una victoria vital en su lucha por la permanencia. Los andaluces se colocan a un punto de la salvación y, además, meten de lleno al Eibar en la pelea por no perder la categoría.

El desembarco de Sergi en el banquillo andaluz está dando sus frutos. El más notable es el de recuperar a Thievy para la causa. El franco-congoleño fue el gran protagonista del partido, autor de la mayoría de las ocasiones. Un gol suyo enseñó el camino al Almería. Se lo fabricó él solo en una contra. Después de una gran arrancada, sacó la zurda para batir por bajo a Irureta desde la frontal. Pudo incluso anotar otro, pero se topó con el travesaño.

Partidazo de Thievy  (Foto: sportmaniacos.com) 

El Eibar, en cambio, tuvo problemas para generar peligro y cuando lo consiguió, se encontró con un Rubén inspirado. Garitano probó con Del Moral y Arruabarrena como hombres más adelantados, pero no salió como él esperaba. Rectificó en la segunda parte y metió a Piovaccari y los armeros recuperaron sensaciones. Irónicamente fue en ese momento cuando el Almería golpeó de nuevo.

Wellington Silva acababa de salir y en su primera intervención puso a prueba a Dídac dentro del área. El catalán no supo aguantar y cometió un penalti claro. Verza, protagonista de varias pérdidas de balón peligrosas, convirtió la pena máxima y llevó la calma al estadio de los Juegos Mediterráneos.

El tanto fue un mazazo para la moral de los vascos, que están protagonizando una segunda vuelta para olvidar. Están gastando todo el crédito que consiguieron en la primera mitad del campeonato y parecen destinados a sufrir para salvarse.

El Almería, en cambio, toma aire con esta victoria. Si no fuera por la sanción de la FIFA, ahora mismo estaría fuera de descenso. A la espera de que prospere su recurso, no puede contar con esos tres puntos. La buena noticia para los de Sergi es que el Dépor ya sólo está a un punto.

David Bisbal en 'Jane the Virgin' y Eugenia Suárez en 'Abzurdah'

Emilio Ruiz

David Bisbal y su novia, la actriz argentina Eugenia la China Suárez, tienen por delante unas semanas moviditas. Ambos han hecho un punto y aparte en sus tareas diarias, como cantante él y como actriz de series y modelo ella, para adentrarse en mundos paralelos. El próximo sábado Canal+ Series estrena en España el capítulo 16 de Jane the Virgin, la popular serie norteamericana que parodia los clichés de las telenovelas sudamericanas para hacer comedia.

David Bisbal y
 Eugenia Suárez
En este capítulo, David Bisbal hace un cameo, uniéndose así a otras estrellas de la música hispanoamericana que ya han aparecido, como Paulina Rubio o Juanes. Jane the Virgin es una serie de los creadores de Las chicas Gilmore que está siendo aclamada por la crítica estadounidense. Su principal protagonista, Gina Rodríguez, ha ganado el Globo de Oro a mejor actriz de comedia.

Poco después, el 2 de junio, quien estará de estreno será Eugenia Suárez, la novia de David. La China ha debutado en la gran pantalla con Abzurdah, la adaptación cinematográfica del libro autobiográfico de Cielo Latini donde relata sus trastornos alimenticios.

Para hacer la película la protagonista de Camino al amor se ha sometido a un fuerte sacrificio personal. Ha tenido que adelgazar varios kilos para interpretar a la propia Cielo Latini, que sufre de bulimia y anorexia, trastornos que la dejaron al borde del suicidio. Interpretan también Abzurdah Esteban Lamothe y Gloria Carrá, bajo la dirección de Daniela Goggi. No hay fecha para su estreno en España.

Ciudadanos: sexo, droga y ¿rock ‘n’ roll?

Carlos Sánchez
Concejal del PP en Almería

En las últimas semanas, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, nos ha sorprendido con numerosas propuestas que podríamos calificar, cuanto menos, de polémicas. Primero fue su idea económica de reducir las inversiones para el desarrollo del AVE, lo cual hipotecaría el progreso de muchísimas provincias, entre ellas Almería. Más tarde nos hablaba de la posibilidad de legalizar algunas drogas blandas, a lo que siguió su apuesta por legalizar la prostitución.

Miguel Cazorla
Sinceramente, no entiendo muy bien cómo con estas medidas el líder de Ciudadanos pretende contribuir a que nuestro país logre salir de la crisis y acabar con el desempleo, que es lo que más nos debe preocupar ahora mismo. Y después del sexo y las drogas qué viene, ¿el rock ‘n’ roll? Lo digo porque otra de sus propuestas ha sido la de bajar el IVA cultural, pero a costa de subir el IVA de la cesta de la compra, principalmente de los alimentos báicos, como el pollo, la leche, el pan, los huevos o la verdura.

¿En serio son este tipo de medidas las que necesitan los españoles ahora mismo? No creo que legalizar la marihuana y subir el precio del pan estén entre las prioridades más inmediatas de las familias. Ha costado mucho esfuerzo y sacrificio a todos los españoles volver a la senda de la recuperación y no creo que sea, precisamente ahora, el momento de ponerse a hacer experimentos, con el riesgo que ello supone.

Estamos en el buen camino y no podemos arruinar lo conseguido. Y me da que a esta formación política se le está yendo de las manos lo del “aire fresco y el cambio sensato” que se empeñan en vendernos constantemente. Pero lo más llamativo es que frente a la retahíla de, llámese propuestas, llámese ocurrencias, del líder de Ciudadanos, aun estoy esperando una sola de su candidato a la alcaldía de Almería, Miguel Cazorla.

No me negarán que no es extraño que, a menos de un mes para las elecciones municipales, no haya presentado absolutamente ninguna iniciativa para mejorar la ciudad en la que aspira a ser alcalde. ¿Ausencia de ideas o le habrán dicho que está mejor callado?

Los alcaldes del Partido Popular arropan al diario ‘Ideal’ en la entrega de los galardones ‘Los mejores del Levante’

Juan Folío
La Opinión de Almería

Por tercer año consecutivo el diario Ideal ha reconocido a ‘Los mejores del Levante’, en un acto celebrado en la Terraza Carmona de Vera. A juzgar por la considerable presencia de alcaldes del Partido Popular, no podría decirse que el periódico mantiene ‘litigio’ alguno con los dirigentes de este partido, según ha publicado en diversas ocasiones. Sí se observó la nula asistencia de cargos públicos provinciales de instituciones gobernadas por el Partido Popular, con la excepción del diputado provincial José Fernández, que es Teniente de alcalde de Vera.

Foto de familia de 'Los mejores del Levante'

Además del alcalde de la ciudad anfitriona, José Carmelo Jorge Blanco (PP), en el acto han estado presentes los alcaldes de Huércal-Overa y presidente de la Mancomunidad de Municipios del Levante Almeriense,  Domingo Fernández (PP); de Antas, Isabel Belmonte (PP); Carboneras, Salvador Hernández (Gicar); de Garrucha, Juan Francisco Fernández (PP), y de Pulpí, Juan Pedro García (PP). Faltaron a la cita el alcalde de Cuevas del Almanzora, Jesús Caicedo (PP), si bien delegó su representación en varios concejales; el de Turre, Arturo Grima (PP) y la de Mojácar, Rosa María Cano (PP).

No hubo en el acto presencia de alcaldes socialistas del Levante. De este partido quien asistió fue la delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, Adriana Valverde.

Los premiados fueron: en el apartado de Economía, la empresa AJCC Construcciones, de Antonio Jesús Cervantes Caparrós, con sede en Garrucha, y el Grupo Pérez Casquet, de Antas, por su buen hacer en sus más de cincuenta años de trayectoria.

En el apartado de Sociedad, se llevó el trofeo el grupo organizador de la Fiesta de Moros y Cristianos de Vera, un conjunto de ciudadanos de Vera que hizo renacer el pasado año una tradición de siglos y que se había perdido en la ciudad.

En el ámbito de la Cultura los premiados fueron los componentes de la Asociación Destellos-Artefacto, de Carboneras, y en la faceta de Deportes recogió este premio el Club Ciclista Primaflor Orbea Racing Team, de Pulpí.

La casa del poeta

Antonio
García Fernández

Ahora que se celebra el Día del Libro es un buen momento para recordar a José Ángel Valente. El poeta, uno de los más grandes del siglo XX en España, vivió en el centro de la ciudad de Almería y tenemos la suerte de disponer de su casa para que sea un museo. Este espacio, después de muchos años de espera, parece que en unos meses, al fin, abrirá sus puertas. Tan larga ha sido la espera que hasta se creó una plataforma para pedir la apertura de la casa.

Casa de José Ángel Valente
Del proyecto escogido poco sabemos, pero hay que tener confianza. Porque sí, porque es mejor tener confianza que no tenerla y porque no nos queda otra. Esperemos que se respete el esfuerzo del gran proyecto que hizo Ana Gaviera para la casa y se mantenga el espíritu absolutamente moderno de su Valente itinerante. Ojalá que sí, porque lo habitual en estas tierras es que, cada vez que a alguien le encarga un proyecto, quiera hacer tabula rasa y empezar de nuevo, dejar su impronta de genio e ignorar todo lo anterior, como si lo de antes no valiera ya nada.

Estamos hablando de respeto. Que cuando entremos en la casa del poeta haya un poco de imaginación, que no haya un vídeo de un viejo explicándole a un niño quién era el poeta y que la casa no tenga esos terribles paneles con lenguaje político-administrativo que igual valen para presentar a un músico que a un encofrador y que pudren los museos cuando hablan de poner en valorimplementar, ser proactivo, dinamizar y toda esa jerga que tan poco tiene que ver con los artistas y su obra. Ojalá que cuando entremos en la casa del poeta reconozcamos a Valente. Ojala que sí.

OJD marzo 2015: ni siquiera las elecciones hacen resucitar a los diarios de Andalucía

Emilio Ruiz

Se esperaba que el descenso continuado que ofrece la OJD (Oficina de Justificación de la Difusión) de los diarios de Andalucía invirtiera su tendencia en el mes de marzo como consecuencia de la celebración de las elecciones autonómicas en Andalucía. Y no, no ha sido así. También el mes de marzo ha descendido la difusión de los diarios andaluces, según los datos facilitados por la OJD.

Si en el mes de enero los diarios que se editan en Andalucía sumaban una difusión de 96.832 ejemplares, un mes después esa cifra bajó hasta 96.110. Y en el mes de marzo, el descenso ha llegado hasta los 94.911 ejemplares. No se ha podido sumar en ninguno de los meses la difusión de El Correo de Andalucía porque este diario no facilita los datos a la OJD.


La realidad es que este descenso acumulado de la difusión de los diarios de Andalucía no afecta por igual a todos los medios. Los hay que sufren una caída vertiginosa y también hay otros que mantienen bien el tipo, incluso unos pocos aumentan su difusión.

Entre los diarios que ven caer con más ímpetu su difusión se encuentran Diario de Sevilla, de Joly, que en tres meses ha pasado de 15.241 ejemplares a 12.827 ejemplares. Una caída también alarmante la ha padecido Ideal, de Vocento, que en tres meses ha caído de 20.520 ejemplares a 19.708. Sin embargo, otro diario de Vocento, el malagueño Sur, no sólo no ha disminuido su difusión sino que la ha aumentado. Ha pasado de 17.547 ejemplares a 18.590.

Los dos diarios que se editan en Almería, Diario de Almería y La Voz de Almería, tienen motivos para mostrar una sonrisa. El periódico que dirige Antonio Lao ha superado otra vez la barrera sicológica de los 2.000 ejemplares (2.019), que perdió a finales del año pasado. El diario que dirige Pedro Manuel de la Cruz también ha superado su listón de los 5.300 ejemplares (5.317), que perdió el año pasado.