Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Turre recupera su fuente morisca

Juan Grima
Historiador

Mañana sábado será puesta en valor la antigua Fuente de Turre, enterrada con escombros deliberadamente en 1984 con la intención de crear sobre ella, como finalmente se llevó a cabo, unos aparcamientos para automóviles. Cansados de ver cómo se destruía el patrimonio, a finales del año 1988 un grupo de seis turreros crearon una especie de Comité para reivindicar y recuperar la Fuente para el pueblo (Antonio Flores Reyes, Paco Flores Soler, Antonio García González, Manuel Parra Valverde, Astrid Schröder y Juan Grima Cervantes), dirigiéndose al Ayuntamiento con una serie de escritos y más de 400 firmas. En todo momento fueron ignorados, ejerciéndose desde el Consistorio una enorme presión sobre ellos y sus familias para que desistieran de su actitud.

Fuente Morisca / Foto: Juan Grima
Han pasado casi 27 años desde entonces, años de espera, de inoperancia, de desidia, de falta de generosidad, de desamor por un pueblo, de ignominia, de mentiras contra los vecinos. Alcaldes y concejales nos tomaron por ignorantes, por catetos. Conservo los recortes de lo que publicó la prensa de la época, de lo que dijeron estos munícipes. Fue una etapa terrible para nuestro pueblo, pues no sólo se enterró la Fuente, sino que también se destruyó el Archivo Municipal de Turre, perdiéndose toda la documentación histórica de nuestro pasado, con lo cual ya es imposible rastrear y recuperar nuestra historia. Y asimismo en esos años se dejó morir al Sindicato de Riegos de la Huerta de Turre y su tanda, al no defenderse con valentía y seriedad unos derechos históricos incuestionables sobre las aguas que fluyen por el río Aguas y que nacen en la Fuente del Lentisco...

Afortunadamente mañana será un día grande, un día importante en la historia de este pueblo, pese al montón de políticos ineptos, que no ven más allá de cuatro dedos, que siguen negándose a reconocer que la recuperación de la Fuente no es otra cosa que devolver a Turre de una de sus señas de identidad originarias, quizá la que justificó y permitió su ampliación urbanística. Ahora, de nuevo vuelve a integrarse la misma en un espacio vital, céntrico y humanizado.

Cuánta agonía, cuánta ceguera, cuánta maldad hay en algunas personas... Cómo no ver los beneficios de una recuperación patrimonial, que se ha hecho de forma escrupulosa y democrática, que los ciudadanos de Turre han podido votar en libertad entre tres proyectos, cada uno con sus peculiaridades, planteados por los Estudios de Arquitectura más serios del Levante Almeriense. Acaso, no se ven los resultados, acaso no son los mismos totalmente obvios y quizá magistrales. Acaso no deberíamos felicitar como vecinos a las personas que han intervenido en los mismos.

Cualquiera con un mínimo de inteligencia se da cuenta que se ha ganado un espacio cultural y urbanístico esencial para nuestro pueblo. Pero yo me pregunto: ¿cuánto vale sentir caer el agua de la fuente de nuevo, y más, saber que lo hace de la piedra originaria (de cinco caños) que se ha encontrado en el subsuelo enterrada, y que seguramente es la misma que poseía la primitiva Ayn Uça Tabela de Turre, la que colocaron los moriscos fundadores del pueblo. Y todo ello, complementado con el pilar primitivo, el abrevadero de los animales, las antiguas piedras de lavar, y el viejo canal que llevaba el agua hasta la balsa. Todo se ha recuperado y se ha vuelto a colocar en su sitio primigenio, respetando cualquier elemento histórico y etnográfico. ¡Qué calidad de obra!

El sábado es un día grande, un día que hay que festejar. Para aquellos que desconocen la historia de esta Fuente, aconsejo que se lea el libro «TURRE. Historia, cultura, tradición y fotografía», escrito por los profesores turreros Juan Grima Cervantes, Ana Alarcón Artero y Josefa Alarcón Martínez, y muy especialmente las páginas 315 a 321. O bien el texto muy resumido que se ha colocado sobre una lápida de mármol, a modo de historia, para que cualquier visitante conozca algunas características de este rincón tan bonito de Turre.

Por último, es mi deseo invitar a todo el mundo a pasarse por Turre a partir de las 12,30 horas del sábado 28 de marzo. Desde ese momento, entre otros actos, se producirá la inauguración de la Fuente, y luego podremos degustar y comer migas, paella, habas, embutidos... en gratitud a esa recuperación que finalmente han conseguido los turreros, merced al trabajo del actual Ayuntamiento (incluidos políticos y trabajadores), así como las empresas licitadoras y el arquitecto y sus colaboradores.